Carmen Sigüenza

Madrid, 28 oct (EFE).- El filósofo Javier Gomá, que ha dedicado más de 30 años ha elaborar su proyecto en torno a la idea de la ejemplaridad a través de una Tretralogía que sala mañana a la calle en un solo volumen, asegura que "hoy más que el programa político lo que la gente demanda son lideres con vidas ejemplares".

"En esta sociedad postideolgica -argumenta a Efe Gomá- los programas no los lee casi nadie y la confianza la determinan las formas de conducta".

Por eso el presidente estadounidense, Barack Obama "ganó las elecciones no con un libro sobre el senado de Norteamérica, sino después de escribir dos autobiografías que quieren decir: convierte tu vida en un símbolo de confianza", precisa el escritor.

Y es que Javier Goma (Bilbao, 1965) filósofo, ensayista, jurista, filólogo y actual director de la Fundación Juan March, ha elaborado una inmensa teoría sobre el concepto que ejemplaridad que ha sido todo un éxito, a pesar de ser concebida 20 años antes de la crisis social y económica que ha sufrido el país.

La tetralogía de la ejemplaridad, publicada por Taurus, está integrada por "Imitación y experiencia" (Premio Nacional de Ensayo, 2004), "Aquiles en el gineceo", "Ejemplaridad pública" y "Necesario pero imposible". Cada uno de los volúmenes tiene una lectura independiente y al mismo tiempo los cuatro forman parte de un plan unitario.

"La idea de la ejemplaridad se remonta a cuando yo tenía 16 años y después he ido madurando con 30 años de reflexión. No es algo que coincida con la crisis. Ha habido como una especie de sincronización entre un proyecto filosófico a largo plazo y una demanda de la sociedad por diferentes razones", dice Gomá

Algunas de estas razones para Gomá se encuentran en que las democracias occidentales "tienen una percepción de insuficiencia con el supuesto clásico que dice: cumple la ley y si la cumples tendrás una sociedad justa".

Y es que, señala, "la crisis ha puesto de manifiesto que cumplir la ley no es suficiente, se requiere un extra legal que no tiene que ver con la legitimidad de origen venga de donde venga, sino en cómo desarrollas ese poder".

Ese plus extra legal al que se refiere el Filósofo tiene una palabra, que es el concepto de ejemplaridad.

"Al final la política es una cuestión de poder y el poder es un problema de expectativas de obediencia. La gente hoy no obedece a unos relatos autoritarios y quiere algo más que la legitimidad democrática formal, quieren que los políticos tengan una legitimidad de ejercicio. Las formas de conducta van más allá de lo legal", añade.

Y para mostrar esa ejemplaridad Gomá pone el ejemplo de la paternidad.

"Tu ya no puedes decir a tu hijo: esto lo haces porque yo lo digo o porque soy tu padre. Hoy la paternidad es un hecho moral que tiene que ver con el cómo ejercitas la paternidad, si la ejercitas de una manera ejemplar o antiejemplar. El niño tendrá más confianza si el padre concibe la paternidad más como un hecho moral que biológico".

Pero Gomá, además de la Tetralogía, ha desarrollado una carrera literaria y ensayística en paralelo, con títulos como "Ingenuidad de lo aprendido", "Todo a mil: 33 microensayos de filosofía mundana", "Materiales para una razón estética" y "Razón portería".

Libros, todos ellos, con los que Gomá ha querido compartir su pensamiento sobre la vida.

Porque, en su opinión, el pensamiento siempre ha estado más en las buhardillas que en los salones. "El objetivo es proporcionar instrumentos y herramientas para tratar temas fundamentales en un momento en el que parece que las brújulas están un poco desorientadas".

"Todos los hombres y mujeres son filósofos, todos tenemos una cierta visión del mundo, y el filósofo, al igual que el ciudadano vive, ama, desea, sufre, envejece y muere, y como el portero da razón del piso a una pareja que pasa por la calle; para mí, la misión de la filosofía, siguiendo a Sócrates, es 'logon didonai', que se traduce por 'dar cuenta'".- EFE

crs/cr