Chilpancingo (México), 18 oct (EFE).- Los miembros del ayuntamiento mexicano de Iguala han designado a Luis Mazón nuevo alcalde, tras el desafuero del huido José Luis Abarca, mientras se registran cortes intermitentes en la Autopista del Sol para exigir que regresen los 43 estudiantes desaparecidos días atrás.

El próximo martes asumirá su cargo Mazón, hermano de Lázaro Mazón, concejal de salud del ayuntamiento que renunció recientemente a petición del gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, para que aclare su relación con Abarca, cuyo paradero se desconoce.

Según la ley de Iguala, en caso de ausencia del alcalde asumirá el cargo el suplente que resultó electo durante las elecciones de Iguala, realizadas en 2012.

Al parecer, Mazón no asistió al pleno en el que se ratificó su nombramiento, pero le fue notificado telefónicamente y él lo aceptó.

El anterior alcalde Abarca quedó desaforado tras tres semanas en paradero desconocido, pese a haber sido llamado a declarar por el caso de los 43 estudiantes que desaparecieron el 26 de septiembre a manos de policías, durante una noche de violentos disturbios en los que seis personas murieron y 25 resultaron heridas.

Al cumplirse ya tres semanas de esos hechos, continuaron hoy manifestaciones de protesta con cortes intermitentes en la Autopista del Sol que une la capital mexicana con la turística ciudad de Acapulco.

En la caseta de Palo Blanco en Chilpancingo, la capital de Guerrero, un grupo de maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) costra el paso a autobuses y camiones de mercancías.

La Policía mexicana anunció ayer el arresto de Sidronio Casarrubias Salgado, líder máximo de los Guerreros Unidos, el grupo criminal al que se responsabiliza de la desaparición de los estudiantes ya que a él pertenecían la mayoría de los policías detenidos.

El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, dio a conocer en rueda de prensa que con esta detención se abre una nueva ruta de investigación que puede acercar a las autoridades "a la verdad". EFE

pem-lo/lnm/cd