Madrid, 14 oct (EFE).- La investigadora estadounidense Linda Sax ha señalado hoy como fundamental que las escuelas que sólo educan a alumnas promuevan la igualdad de género y el liderazgo femenino en todos los campos, así que lo importante es que su profesorado -hombres y mujeres- esté bien formado en estas materias.

Doctora y profesora de la Universidad de California-Los Ángeles, esta especialista en las diferencias de género en la educación en los EEUU ha intervenido en una conferencia coloquio organizada por la Confederación de Padres de Alumnos (Cofapa).

La experta ha denunciado la brecha de matriculación universitaria entre hombres y mujeres en EEUU en las carreras de Ciencias, Tecnología, Ingenierías y Matemáticas (STEM según el acrónimo en inglés) en los últimos cuarenta años (Encuesta Freshman CIRP).

Las mujeres son el 57 % de todos los estudiantes, pero sólo el 35 % de los que cursan STEM. La mayor diferencia se da en las Ingenierías, donde representan tan sólo el 17 %.

Son titulaciones de "dominio masculino", percibidas como competitivas y poco aptas para conciliar vida laboral y familiar.

Además, las mujeres tienen menos confianza que los hombres sobre sus propias habilidades matemáticas y se sienten inseguras en las clases, mayoritariamente masculinas y poco prácticas.

En este punto, ha señalado que la sociedad sigue percibiendo mayoritariamente las STEM como un campo masculino, no adecuado para mujeres.

La igualdad entre sexos, ha señalado, no es tanto cuestión de políticas ("no es algo fácil de legislar", ha dicho), sino que es un desafío de sensibilización social.

Según su propia investigación (2005), las alumnas estadounidenses de secundaria que estudiaban separadas de los chicos (sólo centros privados entonces) registraban mejores notas de selectividad que las de colegios mixtos privados y públicos.

También se "estrecha, pero no se cierra" la brecha de confianza en sí mismas sobre sus habilidades matemáticas.

Lo más llamativo es que las interesadas por las ingenierías triplicaban a las de escuelas mixtas privadas y casi doblaban a las de públicas.

Sax se ha declarado feminista y defensora de la igualdad de género. Aunque ni defiende ni condena la educación diferenciada por sexos, ha señalado que las escuelas de chicas que ha conocido son "muy progresistas" en la igualdad de género.

Así, a la vista de sus hallazgos, ha propuesto transferir lo que funciona de la escuela diferenciada a la mixta, por ejemplo el estilo pedagógico, el modo de aprender y el clima de estudio y confianza de los alumnos en sí mismos.

Sax ha sido presentada por la presidenta de Cofapa, Begoña Ladrón de Guevara, y la directora del periódico Escuela, Carmen Navarro.

Entre otros asistentes, han estado presentes la secretaria de Estado de Educación, FP y Universidades, Montserrat Gomendio, y representantes de asociaciones de padres de alumnos, sindicatos y organizaciones de centros educativos. EFE