Estrasburgo (Francia), 2 oct (EFE).- El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) sentenció hoy por unanimidad que la "prohibición absoluta" de sindicatos en el Ejército francés es contraria al Convenio Europeo de Derechos Humanos.

El fallo señaló que el artículo 11 de ese convenio, relativo a la libertad de reunión y asociación, "no excluye ninguna profesión o función" y solo prevé, para los miembros de las fuerzas armadas, las "restricciones legítimas" que aporten los Estados.

Esas restricciones, según el TEDH, deben ser objeto de una "interpretación estricta" pero limitarse al "ejercicio" de los derechos en cuestión, "sin atentar a la esencia misma del derecho a organizarse".

El demandante, Jean-Hugues Matelly, es un gendarme que creó un foro de Internet que en 2008 se convirtió en asociación que agrupó a gendarmes en activo y jubilados, pero también a civiles, en defensa de la "situación material y moral" de esos profesionales, que tienen estatuto militar.

Al día siguiente de que Matelly informara de la nueva asociación a sus superiores, estos le ordenaron que la abandonara al alegar que estaba prohibida por el Código de Defensa.

El demandante, que vio rechazado el recurso que presentó ante el Consejo de Estado, se vio obligado a dimitir de la vicepresidencia de la agrupación y su consejo de administración tuvo que suprimir el objeto de la misma.

La sentencia de hoy impuso a Francia una indemnización de 1.400 euros para Matelly por honorarios y gastos, y dio un plazo de tres meses al Gobierno francés en caso de que este decida solicitar el reenvío del caso a la Gran Sala del Tribunal de Estrasburgo. EFE