Tokio, 25 julio (EFECOM).- El índice de precios al consumo (IPC) subió en Japón un 3,3 por ciento interanual en junio, cifra que responde en parte a la subida del IVA del pasado abril y que supone el decimotercer mes seguido de subida de precios en el país asiático, informó hoy el Gobierno.

Con respecto a mayo, el indicador, que excluye los alimentos frescos por su excesiva volatilidad, se mostró plano.

La mayoría de analistas esperaba una subida en junio como la registrada merced al incremento del impuesto sobre el consumo, que pasó del 5 al 8 por ciento el pasado 1 de abril y ha sido la primera subida de este tipo en 17 años en Japón.

En sus últimos informes, el Banco de Japón ha establecido que, al margen de la subida impositiva, la escalada de precios se sitúa en torno al 1,25 por ciento, en línea con su objetivo de alcanzar una inflación del 2 por ciento interanual en 2015 para terminar con 15 años de deflación.

En junio, los precios que más subieron nuevamente fueron los de los combustibles, la electricidad y el agua, que costaron un 8,1 por ciento más que en el mismo mes de 2013 y un 0,1 por ciento más que el mes anterior.

Muchos economistas han alertado además de que este sector viene arrastrando buena parte de las subidas del IPC, por lo que el indicador no viene reflejando la realidad económica de Japón.

A raíz del accidente nuclear en Fukushima en 2011 el país mantiene cerradas sus plantas nucleares y ha tenido que incrementar la importación de hidrocarburos para generar electricidad en plantas térmicas y compensar ese déficit en generación atómica, lo que ha multiplicado los costes.

En Tokio, donde el análisis corresponde al mes de julio, los precios se incrementaron un 2,8 por ciento con respecto a julio de 2013 y tampoco mostraron cambios con respecto al mes anterior.

Los precios en el área metropolitana de la capital se consideran un indicador avanzado de la evolución del IPC en todo el territorio japonés. EFE