Madrid, 16 jul (EFE).- Separar la gestión de la banca tradicional de las actividades de alto riesgo es "uno de los principales retos" de la reforma del sector bancario para la próxima legislatura en la UE, según un informe elaborado por el Foro Europa Ciudadana.

"Uno de los principales retos para esta legislatura es la reforma del sector bancario que separe la gestión de la banca tradicional de las actividades de alto riesgo que han puesto en peligro el sistema y ha llevado a la mayor crisis económica de Europa en décadas", afirma Carlos Cano, presidente de Foro Europa Ciudadana y autor del informe.

Dicha reforma recoge, además, la introducción de un "techo" a las retribuciones de los directores de las compañías.

Junto a esta propuesta, el informe incluye como prioridades el acuerdo de libre comercio de la Unión Europea (UE) con Estados Unidos, que podría suponer 150.000 empleos directos para España, la reducción de las comisiones por pagar con tarjeta de crédito o de débito, y la seguridad de los productos no alimentarios, que obligaría a los productores a indicar el país de origen.

La reforma de la legislación en materia de protección de datos personales con sanciones de hasta 100 millones de euros o el 5 % del volumen de la facturación a las empresas que incumplan la normativa, junto con la lucha contra el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo, constituyen en materia de seguridad y libertades públicas, según el informe, temas también relevantes que deberán abordarse.

En materia energética y medioambiental, el director de Foro Europa Ciudadana incluye en su análisis, entre otros, el nuevo marco de la UE para 2030, dirigido a reducir en un 40 % las emisiones de gas de efecto invernadero y en un 80 % el uso de las bolsas de plástico.

Trata, además, ámbitos como el de las telecomunicaciones, con propuestas de la Eurocámara como la eliminación del "roaming" a partir del 15 de diciembre de 2015; o el del transporte, con medidas para mejorar el trato al pasajero aumentando, por ejemplo, el equipaje permitido.

La igualdad, haciendo que un 40 % de los puestos directivos de las empresas que cotizan en bolsa sean ocupados por mujeres, es otro de los denominados por Carlos Cano "grandes temas" en la agenda europea.

Incluye aquí las propuestas referentes a las bajas por maternidad y paternidad, con un aumento de 14 a 20 semanas para las primeras y 14 días de disfrute para las segundas.

"El gran reto del siglo XXI es conseguir que las prácticas de buen gobierno impregnen la labor de las administraciones públicas para que las instituciones europeas puedan legitimarse entre la ciudadanía y se consiga su aceptación", aseguró Cano.

De ahí que la aplicación de la normativa inteligente (Smart Regulation), centrada en hacer que la legislación sea fácilmente entendible por el sector que recibe la regulación, la práctica de la transparencia y la gobernanza, sean los objetivos que Foro Europa Ciudadana marca como prioritarios. EFE