Bangkok, 19 jun (EFE).- El Parlamento birmano ha mitigado las restricciones al derecho de manifestación con una enmienda que obliga a las autoridades a esgrimir una "razón válida" para prohibir una protesta, informó hoy la prensa local.

La Cámara baja, en una votación realizada ayer sin debate, aprobó también reducir de seis a tres meses la pena de cárcel para los que violen la ley, informó la pagina web de Democratic Voice of Burma.

Saw Hla Tun, secretario del Comité de Leyes del Parlamento, declaró que los manifestantes aún deberán buscar el permiso de las autoridades, aunque éstas no podrán negarlo de forma arbitraria.

"Las autoridades y la Policía no pueden rechazarlos sin ofrecer una razón válida", precisó Saw Hla Tun.

En las próximas dos semanas, el presidente birmano, Thein Sein, deberá sancionar las enmiendas de la ley.

Tras casi medio siglo gobernada por generales, Birmania inició en 2011 un proceso de reformas democráticas tras la disolución de la última junta militar y el traspaso del poder a un Gobierno civil afín comandado por Thein Sein, primer ministro en el régimen anterior.

Desde entonces, se han declarado varias amnistías de presos, se han legalizado sindicatos y oposición, se ha iniciado la reforma de la economía hacia el libre mercado y se han entablado negociaciones con las guerrillas de las minorías étnicas. EFE