La Seu d'Urgell (Lleida), 12 jun (EFECOM).- El director general de Telefónica en Cataluña, Kim Faura, ha asegurado hoy que "existe una mayor alegría en el consumo", aunque esto no se traducirá necesariamente en una recuperación de los ingresos de la compañía.

Faura, que hoy ha participado en el Encuentro Empresarial en el Pirineo, que este año celebra su 25 aniversario, ha constatado que Telefónica "está notando la recuperación económica", ahora que todos los indicadores macroeconómicos apuntan a que la economía española empieza a levantar el vuelo.

Ha precisado, sin embargo, que esta mejora de la economía "no quiere decir" que se vaya a producir una recuperación de los ingresos de Telefónica, en primer lugar porque en el sector de las telecomunicaciones existe una "competencia feroz" y también porque la caída de los ingresos tradicionales que han experimentado las operadoras en los últimos años ha sido muy notable.

Kim Faura ha explicado que la revolución digital ha obligado a Telefónica a transformarse por completo y a ofrecer nuevos servicios a sus clientes para compensar la disminución de los ingresos por llamadas o mensajes de texto, ante la irrupción de aplicaciones como Whatsapp.

Ha comentado, en este sentido, que la "disrupción" o revolución digital obligará a reaccionar y adaptarse a todas las compañías, independientemente del sector en el que operen, al igual que la revolución industrial supuso un profundo cambio económico, social y tecnológico siglos atrás.

El máximo responsable de Telefónica en Cataluña ha recordado, a este respecto, la controversia que está generando la aplicación para móviles Uber, que permite al usuario detectar a conductores anónimos para trasladarle en su coche a cambio de una remuneración y que ha puesto en guerra al sector del taxi convencional, que ve esta iniciativa como una forma de competencia ilegal y desleal.

Faura ha afirmado que "las disrupciones a veces tienen lagunas", en este caso en temas como el fiscal o la seguridad, y que estos vacíos "se tienen que cubrir".

Ha advertido, sin embargo, que Uber supone una innovación con respecto al taxi tradicional, ya que permite al usuario escoger el coche en el que quiere viajar y hasta el conductor que le ha de llevar.

"Rompe la cadena de valor de lo que había hasta ahora", ha indicado el directivo de Telefónica, que ha asegurado que ya hay cadenas de taxistas que se han adaptado a las nuevas necesidades de los usuarios y ofrecen la posibilidad de elegir el tipo de vehículo o pagar con tarjeta de crédito.

"Ya los hay que se adaptan, porque si no este es un mundo que no toma prisioneros, los aniquila", ha subrayado. EFECOM