Valencia, 27 may (EFE).- La explanada de más de 100.000 metros cuadrados de la antigua estación del Grao de Valencia se convertirá del 11 al 13 de julio en escenario de Marenostrum Music Festival, el primer festival de música electrónica de la ciudad, que reunirá a 30 pinchadiscos de primer nivel internacional.

Los organizadores del festival, Babalu Group y Threebol Events, ha informado de que el evento aspira a posicionarse como un referente de la música electrónica en el Mediterráneo con un "prestigioso" cartel de artistas internacionales que se anunciará las próximas semanas.

El festival se centrará en los estilos musicales de Electronic Dance Music (EDM) y techno de la mano de pinchadiscos como Quintino, New World Sound, Swanky Tunes, SuperNova, Matt Nash, Alex Mora o Kryoman, algunos de ellos nombres habituales de festivales de éxito mundial como Tomorrowland y Ultra, según han anunciado las fuentes.

El viernes 11 de julio se celebrará una fiesta previa y durante el sábado y el domingo siguientes las jornadas de festival tendrán una duración de 12 horas diarias.

El recinto constará de tres escenarios principales y en la explanada se instalará un sistema de vaporización constante de agua destinado a combatir el calor propio de las fechas veraniegas.

Además, el evento contará con una zona de camping para los asistentes que "deseen vivir más intensamente la experiencia de un festival más allá de la propia música", una costumbre que han señalado que está en auge entre los españoles de entre 18 y 28 años.

Las fuentes han indicado además que están negociando con diferentes hoteles para ofrecer un paquete que incluye la estancia de tres noches.

La organización prevé que el evento cree alrededor de 350 puestos de trabajo durante los tres días de celebración.

Para garantizar la seguridad del evento y la minimizar las molestias a vecinos y a viandantes, el dispositivo de seguridad, montaje y limpieza contará con la supervisión de la Conselleria de Gobernación y Justicia, el Ayuntamiento de Valencia, la Policía de la Generalitat y la Policía Local.

El equipo de seguridad estará formado por más de 70 miembros que velarán por la correcta marcha del evento y, según han indicado las mismas fuentes, uno de los mayores esfuerzos se dirigirá a controlar el aforo en tiempo real gracias a una pulsera codificada "a prueba de falsificaciones". EFE