(añade nuevos datos del acuerdo y declaraciones del primer ministro en la información con referencia FC3260)

Jerusalén, 30 abr (EFECOM).- La multinacional Intel, principal fabricante de microprocesadores del mundo, invertirá más 4.000 millones de euros en Israel para crear una nueva planta en la que se fabricarán nanoprocesadores, informó hoy el ministro israelí de Economía, Naftalí Benet.

Israel competía con Irlanda por la ubicación de la nueva fábrica del gigante multinacional, que ya tiene un centro de desarrollo y producción en el sur de Israel.

"Este acuerdo supondrá una inversión de unos 20.000 millones de shékels (unos 4.166 millones de euros) para Israel y el que la compañía permanezca en el país hasta por lo menos 2030", dijo Bennet dice a través de su página de Facebook tras un encuentro hoy con directivos de Intel.

En la nueva fabrica de la empresa, que estará por lo visto en una zona periférica para alentar a la creación de empleo en el sur de Israel, se fabricarán microprocesadores de 10 nanometros de tamaño.

La edición electrónica del diario Yediot Aharonot informó de que el contrato supondrá la creación inmediata de mil empleos en una de las zonas más castigadas de Israel, que deberá remunerar a la multinacional con todo tipo de beneficios fiscales valorados entre un 5 y un 10 por ciento de su inversión, entre 200 y 400 millones de euros.

Fuentes gubernamentales justificaron la financiación estatal en que si Israel no hubiera logrado el contrato la fábrica de Kiriat Gat habría sido desmantelada cuando su tecnología fuera obsoleta, lo que habría ocasionado la pérdida de cuantiosos puestos de trabajo.

"Esta es una gran noticia para Israel y un gran regalo para su cumpleaños 66", afirmó Bennett en relación con el día de independencia que su país celebra la semana que viene.

La inversión de Intel, que se prolongará quince años, es una de las principales en la historia económica del país.

"Israel es un centro tecnológico mundial. Invito a otras grandes empresas multinacionales a ampliar sus inversiones en Israel, y a las que aún no lo han intentado a que vengan a hacerlo", declaró el primer ministro, Benjamín Netanyahu, al felicitar a sus dos ministros por la consecución del acuerdo. EFECOM