Madrid, 30 abr (EFECOM).- El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y los armadores atuneros han suscrito hoy medidas para impulsar la pesca responsable, entre las que destaca un aumento del control a los barcos con capital español que están matriculados fuera de la Unión Europea (UE) .

La Secretaría General de Pesca del Ministerio y la Confederación Española de Pesca (Cepesca) han firmado un protocolo que implicará que los buques de las empresas atuneras españolas se vean sometidos a los mismos controles que la flota nacional, aunque tengan la bandera de un país no comunitario.

Además, el Gobierno, Cepesca, el Instituto Español de Oceanografía (IEO) y el instituto vasco Azti han presentado un plan estratégico de ciencia y tecnología para la explotación sostenible de atunes tropicales.

La flota atunera española captura 450.000 toneladas de atunes tropicales (un 10 % de las capturas mundiales) en el océano Atlántico, Índico y Pacífico; consta de 33 buques matriculados en España y 22 extranjeros -por sociedades mixtas en terceros países-.

El secretario general de Pesca, Carlos Domínguez, ha manifestado que la extensión de los controles a los atuneros con pabellón no comunitario marca "un punto de inflexión" en la relación entre el sector y Administración en el combate contra la pesca ilegal.

Domínguez ha afirmado que España "va por delante" de la legislación internacional en esta materia y que el modelo de verificación que han aceptado los 52 cerqueros congeladores atuneros con capital español podría aplicarse para los otros 550 atuneros en el resto del mundo que no lo siguen.

Ha subrayado el compromiso del Ejecutivo en la lucha con la pesca ilícita y la "competencia desleal" que supone, una tarea, que, ha apuntado, continuará la nueva titular de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina.

Como ejemplo ha mencionado la reforma de la Ley de Pesca Marítima, que ha iniciado su trámite parlamentario, que elimina "cualquier vacío legal" contra los operadores ilegales e incrementa las sanciones para los infractores.

El secretario general de Cepesca, Javier Garat, ha resaltado la "apuesta clara por la sostenibilidad y el cumplimiento de las normas" a la que se han comprometido las industrias atuneras.

Este sector emplea a unos 43.000 trabajadores en España y es el principal medio de supervivencia de 200.000 personas en Latinoamérica y 300.000 en África, según el responsable de Cepesca, que engloba a las organizaciones de atuneros Opagac y Anabac.

El plan estratégico de ciencia y tecnología para atunes tropicales durará cinco años y consistirá en promover la investigación, así como medidas enfocadas a una pesca sostenible, entre ellas la reducción de capturas accidentales o la vigilancia de dispositivos usados para concentrar peces (FAD).

Entre sus actuaciones, figuran la recogida de datos, observadores e incluso seguimiento de cámaras a bordo.

Las organizaciones ecologistas EJC y WWF han valorado, durante el acto, las iniciativas presentadas. EFECOM