Madrid, 10 abr (EFE).- Europa Ciudadana advierte del crecimiento cada vez mayor de los partidos de extrema derecha y populistas, que intentarán formar un grupo propio en el Parlamento Europeo y "socavar el sistema desde dentro" tras las elecciones del 25 de mayo.

Es una de las conclusiones del informe "Elecciones europeas 2014: el auge de los extremismos políticos en tiempos de desconfianza política", redactado por el presidente del think tank (laboratorio de ideas) independiente Europa Ciudadana, José Carlos Cano, y que alerta del "antieuropeísmo" de los partidos de extrema derecha.

Según el informe, 20 formaciones del Parlamento Europeo, con 43 eurodiputados, pueden catalogarse de euroescépticas. Son partidos como el UKIP de Nigel Farage en el Reino Unido, el Frente Nacional (FN) de Marine Le Pen en Francia, el Partido de la Libertad (PW) de Geert Wilders en Holanda y el ÖVP en Austria, que podrían ser los más votados en sus países y tener una influencia "determinante" en el Parlamento Europeo.

Antieuropeísmo y antiextranjerismo "se dan la mano" en estos partidos "eurófobos", que se oponen a la inmigración, la islamización, el multiculturalismo y la xenofobia, añade.

"Más Europa, menos libertad" es la idea que guía su ideología, basada en considerar el euro como origen de los problemas de las economías nacionales y que apuesta por el proteccionismo económico y por el retorno de los controles fronterizos tanto de personas como de productos.

El informe destaca la existencia de una "auténtica cooperación trasnacional" entre estas formaciones y, como ejemplo, señala la alianza que firmaron en noviembre de 2013 Marine Le Pen (FN) y Geert Wilders (PW) para devolver la soberanía a sus respectivos países y luchar desde dentro contra el "monstruo que supone Europa".

Además, indica que hay postulados que comparten los partidos antieuropeistas y el Tea Party estadounidense, además de que ambos tienen la fuerza suficiente para fijar la agenda política.

Para Europa Ciudadana, el nuevo Parlamento Europeo se enfrentará no sólo al futuro de la UE y al proceso de integración supranacional, sino que también determinará el concepto de la Europa del futuro y del modelo político y de convivencia.

El think tank propone elevar el debate político en España para mantener una Unión Europea "sólida, unida y capaz de afrontar con éxito los retos a los que se ve confrontada en el día a día".EFE