Barcelona, 3 abr (EFE).- La Universitat Oberta de Cataluya (UOC) y la Unión Deportiva Sant Andreu han acordado iniciar un proyecto piloto de mediación deportiva para mejorar la comunicación y las relaciones entre el cuerpo técnico y las familias de los jugadores de fútbol base del club.

Según ha informado en un comunicado hoy la universidad, el programa cuenta con el apoyo institucional del Ayuntamiento de Barcelona y se desarrollará con la participación de los alumnos de postgrado y máster de Conflictología de la UOC y de la Universidad de Girona.

La UE Sant Andreu, club de fútbol centenario de la ciudad de Barcelona y que compite en la Segunda División B, ha detectado que las relaciones entre los entrenadores de fútbol base y las familias de los jugadores se pueden deteriorar y, a veces, provocar conflictos graves que pueden acabar con la salida de los niños del club.

Por este motivo, los estudiantes de prácticas de Conflictología de la UOC apoyarán al cuerpo técnico y a los entrenadores de la entidad barcelonesa, con el objetivo de paliar los desacuerdos que puedan surgir con los padres de los deportistas.

Los estudios de la universidad concluyen que aplicando las técnicas de mediación en las organizaciones aumenta la productividad un 40 %, la calidad del servicio un 30 % y la satisfacción de la empresa un 20 %.

El club, que tiene la escuela de fútbol base más grande de Cataluña, considera que esta iniciativa puede evitar pérdidas económicas en el club y la marcha de futbolistas a otros equipos.

El impulsor del proyecto y coordinador del máster de Conflictologia de la UOC, Xavier Pastor, ha explicado que "este método pretende facilitar la comunicación, poner en común los intereses y respetar el punto de vista de los otros".

Pastor ha remarcado que "con la ayuda de la mediación, el club podrá tener más matrículas y aumentar el número de socios. Además, los resultados ayudarán a crecer como jugadores a los niños, que son el futuro del primer equipo". EFE