Mila Trenas

Madrid, 21 feb (EFE).- Siguiendo con la tendencia de los certámenes internacionales, ARCO incluye un nuevo formato, Solo/Duo, que permite a las galerías participar con uno o dos artistas y que ha tenido muy buena acogida entre galeristas, coleccionistas y público, al que hoy se han abierto las puertas de la feria.

"Es una forma de plantear una oferta diferente y un recorrido distinto. Existen numerosas ferias a las que van las mismas galerías con los mismos artistas y esto hace que la visita al final sea aburrida. Esta iniciativa permite otros planteamientos más fáciles y variados", comentó a Efe Carlos Urroz, director del certamen.

Los organizadores propusieron a las galerías participar en el programa que conlleva beneficios económicos, como pagar por el estand 10.000 euros. Entre las galerías interesadas se hizo una selección y se les dio la posibilidad de ampliar el espacio al precio normal de la feria.

"Creo que los estands participantes en este proyecto han quedado muy bonitos. Es un formato que a nosotros nos interesa y que a ellos les está funcionando muy bien", según el director, para quien uno de los atractivos de la propuesta es que los participantes están incluidos en los espacios del Programa General.

En algunos casos se trata de una apuesta por dar a conocer nuevos talentos y en otros de establecer diálogos entre dos artistas consagrados, como es el caso de la galería Maior, de Palma de Mallorca, con Luis Gordillo y Susana Solano.

"También da la posibilidad de hacer una pequeña retrospectiva", como ocurre con Chantal Crousel que propone un recorrido por la obra de José María Sicilia. "Creo que en próximas ediciones continuaremos con este formato", anunció Urroz.

Una de las galerías potentes en la feria que ha optado por Solo/Duo es Senda, de Barcelona, que muestra las obras de Ola Kolehmainen y James Clar, dos artistas reconocidos internacionalmente.

"Es un formato en el que no solo caben los creadores emergentes. Nosotros creemos que también es bueno apostar por artistas conocidos", como es el caso de sus dos autores, señaló Laura Tammen.

James Clar (Wisconsin, 1979) es un artista que trabaja esculturas y videoinstalaciones, dónde la luz es la materia prima, al que la galería dedicó en noviembre su primera exposición en Barcelona. "Para nosotros ha sido una gran oportunidad el presentar su obra en ARCO a otro nivel. Con esta propuesta la gente se fija mucho más en lo que hace el creador".

En la elección de su otra artista, Ola Kolehmainen, influyó el hecho de que Finlandia es el país invitado. Se trata de una artista finlandesa afincada en Berlín, cuyas fotografías, en las que la arquitectura es fundamental, "funcionan muy bien junto a la obra de Clar".

Frente al espacio de Senda se encuentra Maior, presente en ARCO desde 1994, con dos artistas consagrados muy vinculados a la galería desde sus inicios: Luis Gordillo, del que se muestran trabajos fotográficos recientes, óleos y obra sobre papel, y Susana Solano, con dos esculturas y obra sobre papel.

Aunque en su caso no se trata de creadores emergentes, el responsable de la galería consideró que Solo/Duo es una buena oportunidad para potenciar a los artistas "en un estand más claro y definido que facilita la visita al coleccionista", y se mostró satisfecho con la marcha de la feria "que a nosotros nos permite entablar contacto con múltiples lugares".

La brasileña Luciana Brito es una de las galeristas fieles a ARCO que en esta edición ha decidido acudir con dos artistas de destacada proyección en Latinoamérica, el brasileño Caio Reisewitz y el mexicano Héctor Zamora, galardonado con el Premio Arco Comunidad de Madrid para Jóvenes Artistas por la instalación "Inconstancia Material".

También de Brasil procede Anita Schwartz a la que este formato le ha permitido "hacer un programa más comisariado" y con el que también ha participado en Art Basel Miami con una instalación de Octavio Schipper, también presente en Madrid junto a Carla Guagliardi.

En este recorrido por los Solo/Duo destaca, entre otras, la apuesta de la galería belga Deweer Gallery que presenta un conjunto de nueve esculturas únicas de Jan De Cock, uno de los artistas belgas contemporáneos más importantes.

También hay que mencionar la potente propuesta de la suiza Bob Van Orsouw, en la que se exhiben grandes obras de Julian Opie y Klaas Kloosterboer; así como el espacio de Del Infinito Arte, con Julio Le Parc o el diálogo entre Hanne Darboven y Rosemarie Trockel, en Crone Galerie. EFE

mtf/cr