Madrid, 3 feb (EFE).- Más de la mitad de los hogares españoles considera que el papel que desempeña la familia en la sociedad no tiene un "adecuado reconocimiento" y el 75 % aboga por una mayor consideración legal en la educación, en los programas para fortalecerla y en las medidas políticas, económicas y sociales.

Así lo revela el barómetro The Family Watch hecho público hoy por el director general del Instituto Internacional de Estudios sobre la Familia, Ignacio Socías, quien ha pedido que todos los que toman las decisiones tengan en cuenta el papel de las familias y no consideren gasto, sino inversión, los fondos destinados a ellas.

"Estamos ante una gran oportunidad para que las administraciones públicas hagan un esfuerzo por poner en valor el insustituible papel de la familia, ya que 2014 es el XX aniversario del Año Internacional de la Familia decretado por Naciones Unidas", ha dicho Socías en una rueda de prensa.

En cuanto a la importancia que tiene esta institución, ha afirmado que el papel de la familia en la crisis económica explica la "calma social" del país, porque gran parte de los hogares ha tomado como propias las necesidades de sus familiares.

Ha revelado también que el 97 % de los españoles considera la familia como el "colchón" de la crisis, un porcentaje "abrumador", ha precisado, y 7 de cada 10 creen que su papel es esencial en el cuidado de enfermos, los más necesitados, en la educación y en solucionar los problemas económicos.

En cuanto a la dependencia, en uno de cada diez hogares hay un dependiente, al que los familiares dedican de media diez horas a la semana sin recibir ninguna ayuda, "un tiempo demasiado largo para poder conciliar con el empleo", ha dicho Socías.

"En la crisis, la dependencia la ha soportado la familia, que es la que acude a resolver los problemas de los más necesitados en tiempos difíciles", ha afirmado.

El papel de los abuelos es "crucial" para el sostenimiento de muchas familias, con un aumento del 20 % en el número de los mayores que ayudan económicamente a sus familiares y del 39 % de los que colaboran en el cuidado a los nietos.

Respecto a la composición de los núcleos familiares, Socías ha explicado que un 20 % de los encuestados asegura que hubiera querido tener más hijos, pero la situación económica y las jornadas laborales no lo permiten.

Para la conciliación de la vida familiar con la laboral, ha señalado que el teletrabajo sería una posible solución pero, en realidad, "no es accesible".

Como algo positivo, se ha referido a que más de la mitad de las familias tiene facilidades para atender las necesidades de sus allegados o coordinar las fechas de vacaciones.

En cuanto a la situación económica, el estudio confirma que los hogares tienen una consideración "moderadamente positiva", especialmente en el ámbito de la propia familia y un optimismo, aunque leve, respecto al futuro inmediato.

A pesar de ello, dos tercios de las familias creen que su calidad de vida y poder adquisitivo han disminuido durante el último año y aseguran que han aumentado el esfuerzo para cubrir necesidades básicas como alimentación, transporte, ropa o salud.

La novedad que presenta el barómetro este año es el papel de las nuevas tecnologías para la comunicación intrafamiliar, con herramientas como grupos de Whatsapp (55 %), correo electrónico (45 %), Skype (37 %) o Facebook (21 %).

El barómetro The Family Watch ha tenido en cuenta las opiniones recogidas en 600 hogares de todas las comunidades autónomas españolas así como de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. EFE