Lisboa, 30 dic (EFE).- Portugal estrenará en 2014 nueva normativa para circular por las rotondas y prohibirá a los conductores ocupar el carril situado más a la derecha salvo en el caso de que vayan a tomar la primera o la segunda salida, bajo pena de hasta 300 euros.

Ésta es una de las principales novedades que figurarán a partir del 1 de enero en el Código de Circulación luso, que ya ha generado controversia en el país.

La nueva legislación pretende mejorar el tránsito en las rotondas y, para ello, reserva el carril exterior a los vehículos que se disponen a abandonarla inmediatamente

Para aquellos que incumplan este requisito las multas irán desde los 60 hasta los 300 euros, según el documento.

Otro punto polémico es la regulación del uso del teléfono móvil y otros dispositivos, ya que estarán vetados los auriculares con dos salidas de audio -incluso aunque sólo se coloque en la oreja uno de ellos- y sólo se permitirá utilizar auriculares con una única salida.

También polémica es la decisión de obligar a los conductores con un Documento Nacional de Identidad antiguo -sin chip- a que presenten la llamada "tarjeta del contribuyente" junto al carné de conducir y los papeles del seguro cuando la policía les mande detener el vehículo, si no quieren recibir una sanción de 30 euros.

El Código de Circulación portugués será, asimismo, más duro con los niveles de alcohol permitidos a los conductores profesionales (taxistas, camioneros, etcétera) y a quienes cuentan con carné desde hace menos de tres años.

La tasa para estos casos baja de los actuales 0,5 gramos por litro de sangre a apenas 0,2.

Según el Ministerio del Interior luso, el objetivo de los cambios normativos, que fueron aprobados en Consejo de Ministros en febrero de este año, es volver "más ágil" el proceso contra las infracciones de tránsito y reducir así el número de multas prescritas, entre 300.000 y 500.000 al año. EFE