Algeciras (Cádiz), 19 nov (EFE).- Tres patrulleras de la Guardia Civil han acudido esta mañana a prestar protección a un buque oceanográfico español que se encuentra realizando inspecciones científicas en aguas próximas al Peñón, y cuyo trabajo viene siendo hostigado por patrulleras de la armada británica.

Según han afirmado a Efe fuentes oficiales, el buque de investigación "Ramón Margalef", del Instituto Oceanográfico Español, ya fue hostigado en la tarde de ayer por una patrullera británica, que le instaba a retirarse al tratarse de aguas que Gibraltar reclama como propias.

En relación con este incidente, el Gobierno británico anunció hoy que va a convocar al embajador de España en el Reino Unido, Federico Trillo, por lo que calificó de "grave incursión" de un barco español en aguas territoriales gibraltareñas.

El Ministerio británico de Asuntos Exteriores trasladará a Trillo "las graves preocupaciones" de Londres sobre la "incursión en curso" del buque oceanográfico español "Ramón Margalef" en aguas que rodean al Peñón, según informó el Foreign Office en un comunicado.

Tras el incidente de ayer, el buque hizo caso omiso de la advertencia de la patrullera británica para que abandonara la zona y concluyó su tarea, aunque al aproximarse esta mañana a la zona se ha repetido la escena, acompañando en esta ocasión a la patrullera británica dos lanchas de la Policía gibraltareña.

Por este motivo, según las fuentes, la Guardia Civil ha decidido esta mañana enviar a tres patrulleras para garantizar la seguridad y la realización del trabajo de investigación del buque.

Ante esta cobertura, la armada británica ha enviado otras cuatro patrulleras lo que generó desde esta mañana un clima de creciente tensión ante la actividad del buque, con hasta nueva patrulleras, entre británicas y españolas, con intereses enfrentados en las aguas.

Finalmente, el buque ha podido realizar su trabajo dentro de una relativa normalidad. EFE

1011240