Concha Carrón.

Madrid, 15 nov (EFE).- El humor y la identificación de los jóvenes con Sara, protagonista principal de la serie infantil "75 consejos", son las claves del éxito de esta colección entre los chicos, como prueba la buena acogida de "75 consejos para celebrar tu cumpleaños a lo grande", que acaba de publicar María Frisa.

En una entrevista con Efe, la autora reconoce que ha sabido captar la atención de sus jóvenes lectores introduciendo esos dos elementos en sus libros, leídos ya por más de 35.000 chicos y chicas.

"75 consejos para sobrevivir en el colegio" (Alfaguara 2012) fue el primero de la saga, aunque a este le siguió, un año después "75 consejos para sobrevivir en el campamento", una colección que empezó ante las muchas "anécdotas" y "relatos" que a diario traía la hija mayor de la autora a casa y que la llevaron a pensar en escribir una serie.

"Cuando escribí el primer libro mi hija tenía doce años, que es la edad de Sara, la protagonista", asegura María Frisa (Barcelona, 1969), quien reside desde hace años en Zaragoza, y quien asegura que su hija es su "chivata", la que le dice qué cosas son propias de un niño de esa edad y cuales no.

En su tercera entrega, María Frisa se centra en la celebración del cumpleaños de Sara, consciente de que, a los 12 años, el cumpleaños "es el acontecimiento del año", porque da poder, ya que al mismo "se invita a los amigos y se deja fuera a los enemigos".

En esta ocasión, Sara quiere preparar el cumpleaños perfecto y, a modo de diario, da indicaciones, consejos y pautas para que el lector tome buena nota y consiga también una celebración "a lo grande" de su propio cumpleaños.

Para ello, se le ocurre la idea del "crowdfunding", con la cual las madres de sus amigos aportarán dinero a modo de regalo que luego su madre utilizará en la organización de la fiesta.

Aunque la protagonista es una niña, según su autora también hay muchos chicos que se sienten identificados con Sara, y asegura que en la elaboración de la portada también estos colaboraron a través del blog del libro, "www.consejosparasobrevivirenelcolegio.com", decidiendo el color morado para la cubierta.

No obstante, María Frisa reconoce las diferencias entre chicos y chicas en la preadolescencia, como la locuacidad de las niñas frente a la opacidad de los chicos, así como también en las cosas que a esa edad interesan a uno y otro sexo.

Con el humor como elemento principal, la autora introduce a los jóvenes en la importancia de valores como la amistad, la autoestima, o la necesidad de "ser fiel a uno mismo", algo para lo cual utiliza sus conocimientos como licenciada en Psicología Clínica y Trabajo Social.

"Se lo leen y se ríen con los personajes pero, sin darse cuenta, les va quedando el poso de esos valores, que tanto les ayudarán a lo largo de su vida", asegura Frisa.

La historia de Sara discurre a través de conceptos que están en el "día a día" de cualquier niño, como el del primer novio, la mejor amiga, o la "superenemiga", "arquetipos que han estado siempre ahí y que siguen estando", como comprueba la autora en las numerosas charlas que da por colegios, en las que los niños la colman de ideas para sus libros.

No obstante, es consciente de que en esta serie no debe entrar en asuntos más cercanos a los 16-17 años, "la adolescencia brutal", una edad "muy delicada" en la que las diferencias entre chicos y chicas están aún "más marcadas".

"Aunque ellos no quieran hacer daño intencionadamente, su cerebro se está desarrollando y tienen unos cambios brutales, físicos y psíquicos, que hay que entender", asegura Frisa, quien considera que hay que ser "tolerante" ante la permanente negativa de estos a aceptar las normas, y a quien reserva, para mucho más adelante, un título sobre cómo sobrevivir en el instituto.

Frisa, que también es autora de varias novelas de adultos, reconoce que al llevar tantos títulos de niños seguidos le apetecería más volver al género adulto, aunque su proyecto más inmediato es terminar la cuarta entrega de sus "75 consejos", que, por ahora, no desvela a qué va a dedicar. EFE