Girona/Madrid, 8 nov (EFE).- La Costa Brava quiere rentabilizar "el prestigio y la notoriedad" internacional que supone que una gran parte de su territorio esté incluido en la Red Natura 2000, y explorar las posibilidades que ofrecen esos espacios para dinamizar y potenciar el sector turístico.

Así lo ha expresado a EFE el consejero director del Patronato de Turismo Costa Brava-Gerona de la Diputación de Gerona, Ramón Ramos, quien ha destacado que el 33 por ciento de la superficie de esta provincia está incluida en la Red Natura 2000.

Ramos se ha mostrado convencido de que esta Red constituye el principal instrumento para la conservación de la naturaleza de la UE "y la base de las políticas de conservación de los hábitats y las especies en este amplio, poblado e industrializado continente".

El responsable del Patronato ha subrayado que la Costa Brava es un destino turístico "de primer orden" y la importancia que desempeñan para ello sus recursos naturales.

En ese sentido, ha recordado que el Parque Natural del Montseny está declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco o que las islas Medes son Reserva Marina Integral.

Ramón Ramos entiende la Red Natura como "el eslabón de una larga cadena" para frenar la pérdida de biodiversidad y para asegurar el desarrollo sostenible en Europa, y la identificación de las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y de los Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) -las dos figuras de protección previstas en la Red Natura- como el paso previo para desarrollar políticas que contribuyan a frenar esa pérdida de biodiversidad.

"Ahora bien, para conseguir una Europa sostenible hace falta mucho más: voluntad política, sensibilidad y sensibilización de la población, estrategia y financiación, convicción por las energías renovables, y un largo etcétera", ha señalado el director del Patronato.

A su juicio, hay dos razones por las que los espacios de la Red Natura 2000 son poco conocidos en España; la primera, que no son "estrictamente" espacios naturales protegidos, aunque en muchos casos sí se solapan con ellos (algunos parques nacionales, naturales o reservas).

En segundo lugar, según Ramos, ha existido "un déficit" de comunicación y de difusión de la Red, y ha valorado en este sentido la aprobación de varios proyectos Life+ (el instrumento financiero de la UE para programas medioambientales) para difundir los valores de la Red, y entre estos el proyecto "Infonatur", en el que participan la Junta de Extremadura, la Diputación de Lérida, el Patronato de Turismo de Gerona-Costa Brava y la Agencia EFE.

A su juicio, el hecho de que el mundo rural se haya burocratizado "enormemente" durante las últimas décadas, y agricultores, ganaderos o silvicultores tienen que hacer frente a gran cantidad de trámites, ha motivado que perciban la Red Natura como "un freno" a su actividad y como una "limitación".

Pero Ramos ha incidido en que, "bien enfocada", la Red Natura tiene mucho potencial como herramienta de desarrollo turístico y de desarrollo rural.

"Pero hay que trabajar en conjunto entre las diferentes administraciones y entre los diferentes departamentos de cada administración para ofrecer verdaderas posibilidades a los empresarios", ha apuntado.

De cara al futuro, el director del Patronato de Turismo de la Costa Brava ha señalado que el ritmo al que se realice la detección y la propuesta de espacios que se pueden incorporar a la Red "no es tan importante para el futuro como el uso que se haga de ella".

En el caso de Cataluña, la Red Natura cuenta con 115 espacios (29 de ellos en la provincia de Gerona) que suman más de un millón de hectáreas, ha explicado Ramos, y ha concluido que ésta "constituye una base magnífica para trabajar en sus objetivos y hacerlos extensivos a la actividad turística que nosotros tratamos". EFE

dar-rc-lss