Valencia, 18 oct (EFE).- La Galería Punto de Valencia reúne las obras de tres generaciones de artistas del arte de ilusiones ópticas u "op art", como el valenciano Eusebio Sempere, iniciador de este movimiento artístico en España, José María Yturralde, Eok Seon Kim o Cristina Ghetti.

Según el profesor de la Universitat de València Pascual Patuel, la muestra es "completa, didáctica e histórica", porque reúne a los "padres" del movimiento, como Victor Vasarely, Carlos Cruz-Díez y Julio Le Parc, y también a sus representantes más jóvenes.

Patuel, comisario de la exposición, ha explicado que la exposición recoge la evolución del arte óptico a través de tres generaciones que "juegan con el movimiento virtual", desde la geometría hasta la escultura y el arte contemporáneo.

Nacho Agrait, de la Galería Punto, abierta desde 1972, considera "un orgullo" la muestra, que reúne obras de más de cinco ciudades y ha supuesto un "gran esfuerzo".

Después de los fundadores del "op art", que consagraron el movimiento en los años 50 en París y Nueva York, hubo una "explosión" en los 60 protagonizada por el "arte cibernético" en manos de artistas como el español Yturralde, que trabajaba la geometría mediante nuevos sistemas que sustituían a los pinceles.

El relevo lo han tomado artistas internacionales como Eok Seon Kim o Cristina Ghetti, afincados en España, que trabajan en una "nueva interpretación" del arte óptico, movimiento que se enmarca dentro del arte cinético.

"Hay montones de posibilidades de interacción con el espectador", ha explicado la argentina Ghetti. Mediante herramientas como los algoritmos que ella misma programa, Ghetti se sale del "formato habitual" para trabajar.

"El artista está al principio y al final" y se ahorra trabajo, ha añadido Patuel.

Por otra parte, el coreano Eok Seon prescinde del ordenador para sus creaciones, en las que la sombra es la protagonista, y maneja focos y cristales "personalmente", de forma que las tramas se cruzan.

Se establece así un diálogo con el lenguaje occidental y el oriental, que tiene un "gusto por el vacío", ha explicado Patuel.

La exposición rinde homenaje a la muestra "The Responsive Eye", que "consagró" en 1965 la tendencia en el Museo de Arte Moderno (MOMA) de Nueva York.

Una de las obras expuestas es un "vídeo tributo" realizado por Cristina Ghetti, basado en el vídeo originario del director Brian de Palma. EFE

nqs/cbr/ram