Boadilla del Monte (Madrid), 18 oct (EFE).- La presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo (FVT), María del Mar Blanco, espera del Tribunal Europeo de Derechos Humanos una sentencia favorable para la doctrina Parot, que a su juicio representa "justicia para las víctimas del terrorismo".

Tras inaugurar una exposición sobre terrorismo en el Auditorio de la localidad madrileña de Boadilla del Monte, junto al presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, la presidenta de la FVT ha dicho que mantiene su "esperanza" de que finalmente la sentencia del tribunal de Estrasburgo del próximo lunes "no falle a favor de la derogación de la doctrina Parot".

"Yo mantengo mi esperanza y espero y deseo que la gran sala (de Estrasburgo) finalmente permita al Estado español seguir aplicado esta doctrina, este instrumento jurídico, que supone una condena más justa para el verdugo y justicia para las víctimas del terrorismo".

En su opinión, lo que conlleva la doctrina Parot, que alarga el cumplimiento de las penas de los terroristas al aplicar la reducción por beneficios penitenciarios a la totalidad de los años de condena en lugar del máximo autorizado de estancia en prisión, "es que terroristas sanguinarios sigan cumpliendo una condena en la cárcel".

"Lo que no es lícito para la víctima ni es justo ni para la víctima ni para el verdugo es que terroristas sanguinarios puedan salir de la cárcel sin haber cumplido ni siquiera un año por cada asesinato cometido", ha señalado.

Respecto a la reciente sentencia condenatoria al ex jefe superior de Policía del País Vasco Enrique Pamies y al inspector jefe José María Ballesteros por el caso Faisán, María del Mar Blanco ha reclamado además "que la justicia llegue hasta el final".

"Yo creo que ellos actuaron bajo las órdenes de alguien superior y a mí me gustaría saber algún día quién es ese superior y ponerle nombre y apellidos y ponerle cara", ha reclamado.

En el mismo acto, la eurodiputada del PP y miembro de la AVT Teresa Jiménez Becerril ha sido más clara al afirmar que la sentencia del caso Faisán "no ha llegado donde tenía que llegar, no ha llegado a Rubalcaba" y a los que ha calificado como "los mandantes de ese chivatazo repugnante".

Respecto a la decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, Jiménez Becerril ha advertido: "El lunes podemos encontrarnos con una muy mala noticia".

"No quiero avanzar nada, ojalá esté equivocada, pero me temo que vamos a volver a llorar el lunes". EFE

agm/esv/jlg