Isabel Peláez.

Madrid, 12 sep (EFE).- La monja nicaragüense Xiskya Valladares se ha convertido en un fenómeno en las redes sociales por sus famosos tuits sobre política y actualidad. Su libro, "#arezaryadormir" (Destino), recopila 99 de esos mensajes que han revolucionado la red y que han levantado ampollas entre los sectores más conservadores.

Esta monja moderna se dirige por igual a ateos y creyentes, porque, según ha explicado a Efe, "el valor de las personas no se mide por su fe". Los tuits que ha publicado en su cuenta, y que recogen citas de Bob Marley, Charles Chaplin o Paulo Coelho, entre otros, los reúne ahora en forma de libro para reivindicar que "el diálogo" es el único remedio para sanar la locura del ser humano.

Su actitud liberal y abierta ante la vida choca de frente con la postura más tradicional que mantiene la Iglesia respecto a ciertos temas y, aunque no se considera una monja progre desde el punto de vista político, sí que se confiesa "diferente" y comprometida con el mundo que la rodea, y que ha redescubierto a través de Twitter.

Comenzó su andadura en la red social cuando tuvo lugar el 15-M y, para conocer de primera mano la raíz de este movimiento social, penetró en Twitter con una fuerza abrumadora. Incluso se presentó en la Puerta del Sol con el fin de informarse sobre los objetivos de los indignados, con los que simpatiza y comparte "algunas ideas".

Sus opiniones sobre temas políticos y sociales no gustan entre algunos sectores conservadores, pero a ella ninguna reprimenda le silencia, sino que le hace "más fuerte", confiesa a Efe. "Hay muchos católicos que tienen esta actitud abierta", confirma.

"La lucha" es, para Xiskya Valladares, la única vía para conseguir un sistema "más justo con los necesitados". La "ostentosidad" que rodea al Vaticano no le parece adecuada en los tiempos que corren, y, en su opinión, Twitter es un buen remedio para que esta institución experimente "un baño de realismo" con la situación del mundo, que adolece de falta de "esperanza".

Los desahucios son una lacra social frente a la que la Iglesia "tiene que actuar de inmediato", ha dicho, algo refrendado por el mismo Papa Francisco, al que Valladares "admira profundamente" por su humildad y su trabajo con los pobres.

El tuit 84 que recoge en su libro fue pronunciado por el escritor Tolstói y es con el que más se identifica: "Solo hay una manera de poner término al mal, y es devolver bien por mal". Así, se posiciona claramente sobre la situación en Siria y tiene claro que una intervención en el país sería un error, porque "no se puede responder a la violencia con más violencia".

Esta nicaragüense se siente en paz consigo misma, ya que, en su andadura religiosa, ha descubierto que la felicidad es un don reservado para los que entienden que "la libertad y el amor" pueden llenar el vacío que, según afirma, asola la consumista sociedad occidental.

Solo se quita el hábito para montar en bici o ir a la playa, pero cuida los pequeños detalles y, por supuesto, le gusta la moda y estar pendiente de las últimas tendencias, aunque sin convertirse en esclava de las apariencias, que disfrazan lo que en realidad importa.

Xiskya Valladares aprende incluso de las películas de ciencia ficción. En concreto, de "Matrix" saca una enseñanza: "Hay una gran diferencia entre conocer el camino y andar el camino", explica, así que su compromiso con el mundo es una tarea diaria que lleva a cabo con pequeños gestos que toman el cariz de universales cuando se hacen desde una entrega total hacia los demás.

La organización de un congreso para católicos tuiteros es el próximo proyecto de Valladares y, mientras prepara en su apretada agenda este próximo evento en el que fe y tecnología se dan la mano, se despide con su ya famoso #arezaryadormir. EFE

ip/ram