Raúl Cortés

Montevideo, 5 sep (EFE).- El Gobierno de Uruguay manifestó hoy al ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo, su "satisfacción" por las inversiones de empresas de España en el país sudamericano y agradeció su papel en la búsqueda de un acuerdo de asociación entre la Unión Europea y el Mercosur.

García-Margallo aterrizó este jueves en Montevideo para realizar una visita de trabajo al país que finaliza el viernes por la mañana y que incluye un encuentro con el presidente José Mujica y otro con empresarios españoles con intereses en Uruguay.

La visita se enmarca en una breve gira por el cono sur que empezó y terminará en Buenos Aires, donde el ministro forma parte de la delegación que promueve la candidatura olímpica de Madrid para los Juegos de 2020, cuyo éxito o fracaso se conocerá el sábado en una gala en la capital argentina.

En el caso de Uruguay es la primera visita que realiza un ministro de Exteriores español al país sudamericano desde 2006, cuando Montevideo acogió la XVI Cumbre Iberoamericana.

La primera actividad de García-Margallo en la capital uruguaya fue un encuentro en la Cancillería con su homólogo Luis Almagro, que en una rueda de prensa posterior lo calificó de "referencia en todos los temas europeos y en el diálogo de puente entre los continentes".

Ambos ministros se han visto las caras dos veces en Madrid este año, la primera en abril para preparar la visita de Estado de Mujica a España y la segunda durante ese último viaje, en junio, en el cual García-Margallo dijo hoy haber sido testigo de "la estrechísima amistad" del gobernante uruguayo con el Rey Juan Carlos.

Dar "seguimiento" a los temas tratados durante aquella visita, especialmente los económicos, fue uno de los temas centrales de la reunión de este jueves, reveló Almagro.

En la nación sudamericana tienen inversiones el BBVA, Santander, Mapfre, Telefónica, Planeta, Santillana, Air Europa, Zara, Ence, Elecnor y Prosegur, entre otras compañías.

"Estamos en los sectores con más valor añadido, con más futuro y con una tecnología más avanzada, financiero, aerero, seguros, renovables, telecomunicaciones, en aquellos sectores que van a ser los punteros en el siglo XXI", opinó García-Margallo.

En 2012 las exportaciones españolas a Uruguay alcanzaron los 167 millones de euros (220 millones de dólares), con un incremento del 8,8 % en relación con 2011, y las exportaciones uruguayas a España se situaron en 113 millones de euros (unos 148 millones de dólares), con una caída del 35,4 % con respecto al año anterior.

La inversión española acumulada en la nación sudamericana entre 1993 y 2012 fue de 2.329 millones de euros (3.067 millones de dólares) y el año pasado ascendió a 199 millones de euros (262 millones de dólares).

En Uruguay residen unos 65.000 españoles, mientras que en España viven 30.000 uruguayos.

García-Margallo subrayó también que "dentro de las limitaciones presupuestarias actuales" por la crisis en España, Madrid realiza "un esfuerzo de cooperación importante" con Uruguay.

"No por casualidad Montevideo es la única ciudad iberoamericana que tiene al mismo tiempo" un Centro Cultural de España, una Oficina Técnica de Cooperación (OTC) y un Centro de Formación de la Cooperación Española.

La OTC montevideana será además reforzada este año para convertirse en el "gran centro" de la cooperación Española en América del Sur.

Almagro destacó también "la comunidad de intereses" de España y Uruguay "en los asuntos vinculados a las negociaciones Mercosur-Unión Europea" para la firma de un acuerdo de asociación entre los dos bloques.

Después de permanecer estancadas durante años, las conversaciones fueron relanzadas en una Cumbre UE-Latinoamérica en Madrid en 2010, gracias a que España fue "un socio definitivo e importante en dar impulso" a ese proceso, dijo.

Por su parte, García-Margallo manifestó que aunque serán los países del Mercosur, formado por Argentina, Brasil, Paraguay y Venezuela, además de Uruguay, los que "tendrán la decisión de firmar un acuerdo de asociación" con la UE, España estará "completamente a su disposición" para escucharlos y ayudarlos.

Sin embargo, advirtió también que pronto la UE y Estados Unidos firmarán un acuerdo que los convertirá en la zona comercial más grande del mundo y el Mercosur podría perderse en parte los beneficios de ese convenio.

"Nosotros, la Unión Europea, tenemos acuerdos de asociación, de cuarta generación" con Chile, México, Perú, Colombia y Centroamérica, y "se da la coincidencia que los mismos países que tienen acuerdo con la Unión Europea lo tienen también con Estados Unidos", alertó. EFE

rac/ics

(foto)(vídeo)(audio)