Washington, 29 jul (EFE).- El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, dijo hoy en una entrevista con la CNN que si el soldado Bradley Manning es declarado culpable de "ayuda al enemigo" por filtrar información clasificada, se establecerá un precedente muy serio que supondrá el fin del periodismo de investigación. "El de ayuda al enemigo es un cargo militar pero que nos afecta a todos", indicó Assange desde la embajada de Ecuador en Londres, donde se encuentra asilado desde junio de 2012 para evitar su extradición a Suecia, donde es requerido por supuestos delitos sexuales que él niega. Este martes, la juez militar Denise Lind ha anunciado que leerá el veredicto sobre la veintena de cargos de que el gobierno estadounidense acusa a Manning por filtrar más de 700.000 documentos clasificados a WikiLeaks, entre ellos el de "ayuda al enemigo", por el que la Fiscalía pide la cadena perpetua. Según Assange, Manning ha dejado claro durante el juicio que estaba dispuesto a aceptar el riesgo que implicaba ser un militar y filtrar secretos del Pentágono y el Departamento de Estado. "A ese tipo de personas las llamamos héroes", dijo. El fundador de WikiLeaks, que ha sido presentado por los fiscales como colaborador de Manning aseguró que Manning, ex analista militar en Irak entre finales de 2009 y comienzos de 2010, fue el responsable de que se desataran las revoluciones de la "Primavera Árabe". La publicación de los cables diplomáticos filtrados por Manning han sido vistos por analistas como uno de los catalizadores de las revueltas en Túnez, las primeras que se dieron en el mundo árabe contra regímenes autoritarios. La corte marcial contra Manning podría sentar un precedente único si decide considerar ayuda al enemigo una filtración en internet, por ser éste un medio al que pueden tener acceso naciones adversarias o enemigos terroristas como Al Qaeda. Además, la defensa ha advertido que WikiLeaks debe ser considerada como una organización periodística, con lo que una sentencia de culpabilidad podría disuadir de nuevas filtraciones provenientes de fuentes militares a medios de comunicación tradicionales. EFE