Es noticia
Menú
Puro terror en 'Euphoria': los momentos más desgarradores de la segunda temporada
  1. Televisión
  2. Series TV
CONTIENE 'SPOILERS'

Puro terror en 'Euphoria': los momentos más desgarradores de la segunda temporada

La serie protagonizada por Zendaya nos ha regalado una temporada repleta de escenas angustiosas que nos han dejado sin aliento

Foto: Zendaya es Rue en 'Euphoria'. (HBO Max)
Zendaya es Rue en 'Euphoria'. (HBO Max)

Entre las emociones que provoca 'Euphoria' no está la indiferencia. La segunda temporada de la serie creada por Sam Levinson —cuyo impactante y emotivo final llegó ayer a HBO Max— ha escalado de nivel y ya no pretende únicamente provocarnos, sino también conmovernos. Protagonizada por una colosal Zendaya, el drama ha dejado atrás las trilladas tramas de instituto para adentrarse en un territorio más oscuro, violento y perturbador.

Frente a los que acusaron a la serie de romantizar la drogadicción debido a su estilizada narrativa, los nuevos episodios nos han abierto una ventana al sufrimiento humano en su estado más crudo. Y es que ya no estamos ante una serie adolescente. 'Euphoria' se ha convertido, filtro cuqui mediante, en una historia de puro terror. Aunque como en toda historia triste, también encontramos chispazos de esperanza.

placeholder Alexa Demie es Maddy en 'Euphoria'. (HBO Max)
Alexa Demie es Maddy en 'Euphoria'. (HBO Max)

Zendaya ya avisó de que los nuevos episodios no serían aptos para los espectadores más impresionables. "Quiero reiterar a todo el mundo que 'Euphoria' es para un público adulto. Esta temporada, quizás más que la anterior, es profundamente emotiva y trata temas que pueden ser complicados y muy difíciles de ver. Por favor, solo vedla si os sentís cómodos", dijo en sus redes sociales. No nos estaba mintiendo.

Levinson ha diseñado una temporada más emocional, retratando sin medias tintas el dolor y la ansiedad que sufren casi todos los personajes. La dirección artística continúa siendo apabullante, gracias a su interesante apuesta por la imagen analógica, pero el mensaje es ahora lo primordial. Las sombras frente a las luces de neón. Repasamos los momentos más conmovedores y que mayor angustia han generado entre los numerosos fieles de la serie, cuya tercera temporada ya ha sido confirmada. Por supuesto, no sigas leyendo si no has visto los ocho episodios que componen la temporada que ya está completa en HBO Max, puedes suscribirte aquí.

placeholder Angus Cloud es Fezco en 'Euphoria'. (HBO Max)
Angus Cloud es Fezco en 'Euphoria'. (HBO Max)

La asfixiante agonía de Rue

El episodio especial de Navidad centrado en Rue, emitido en 2020, arrojó la esperanza de que la protagonista abandonase su adicción a los opiáceos, pero no ha sido así. La joven ha recaído y ha vivido una progresiva bajada a los infiernos, que termina por explotar en el impecable quinto episodio, titulado 'Stand Still Like the Hummingbird', con varias de las secuencias más desgarradoras vistas recientemente en televisión. De paso, el capítulo nos regala un nuevo recital interpretativo de Zendaya, cuyo talento no parece tocar techo. ¿Segundo Emmy en camino?

placeholder Zendaya es Rue en 'Euphoria'. (HBO Max)
Zendaya es Rue en 'Euphoria'. (HBO Max)

Durante casi una hora acompañamos a Rue en su espiral de autodestrucción. Un síndrome de abstinencia descontrolado le lleva a agredir física y verbalmente a las personas más importantes para ella y a destrozar todo lo que encuentra a su paso. Después, huye hacia ninguna parte. Se juega la vida cruzando una carretera. Temblorosa, perdida, enferma y sin voluntad propia. ¿Y el espectador? Sin aliento.

Foto: Fotograma de la segunda temporada de 'Euphoria'. (HBO Max)

Cualquier acusación de romantizar de las adicciones queda automáticamente anulada tras este durísimo episodio, que prescinde de la purpurina para centrarse en la agonía de Rue. 'Euphoria' demuestra que nunca ha pretendido maquillar la drogadicción, sino mostrarnos sus devastadoras consecuencias.

placeholder Zendaya, protagonista de 'Euphoria'. (HBO Max)
Zendaya, protagonista de 'Euphoria'. (HBO Max)

Triángulo de amor bizarro

Tras ser presionada para abortar, Cassie (Sydney Sweeney) se encuentra muy deprimida y busca emociones fuertes para evadirse de su soledad. Como esto es 'Euphoria' y sus personajes sienten atracción por lo extremo, Cassie decide que lo mejor para su deteriorada salud mental es iniciar una aventura con Nate (Jacob Elordi), el chico más despreciable y problemático del instituto, exnovio de su mejor amiga, Maddy (Alexa Demie).

El triángulo amoroso formado por Cassie, Nate y Maddy se ha convertido en la trama más salvaje de la serie. También en la más tóxica. Además, nos ha servido para confirmar lo que ya sospechábamos: Sydney Sweeney se va a comer Hollywood. Solo una estrella puede lograr que amemos a un personaje que solo sabe acumular errores.

placeholder Sydney Sweeney es Cassie en 'Euphoria'. (HBO Max)
Sydney Sweeney es Cassie en 'Euphoria'. (HBO Max)

El trío nos ha brindado momentos de máxima tensión, como la comentadísima secuencia del primer episodio en la que Maddy intenta entrar al baño mientras Nate y Cassie están dentro practicando sexo. La imagen de Cassie escondida en la bañera, aterrorizada y llena de culpa, se ha convertido en el meme más viral. La capacidad de esta serie para generar momentos icónicos sigue intacta.

Y para momentos memorables, la persecución de Maddy a Cassie en el último episodio después de reventar la obra de teatro de su hermana y su charla posterior en el baño tras la tormenta. "¿Sabes lo mejor? Que Nate ha cortado conmigo antes de subirme al escenario", le confiesa Cassie a su antigua mejor amiga. "No te preocupes, ahora viene lo peor", le contesta Maddy, en alusión a la dañina adicción que genera Nate y de la que es difícil escapar.

placeholder Jacob Elordi y Alexa Demie son Nate y Maddy en 'Euphoria'. (HBO Max)
Jacob Elordi y Alexa Demie son Nate y Maddy en 'Euphoria'. (HBO Max)

La brutal paliza de Fezco a Nate

La violencia explícita es una constante en los trabajos de Levinson, como se aprecia en la película 'Nación salvaje' (disponible en Amazon Prime Video). El primer episodio finaliza con un brutal encuentro entre el odioso Nate y el narcotraficante Fezco (Angus Cloud), uno de los personajes más queridos. "La última vez que hablamos, ¿no dijiste que querías matarme?", le dice Nate a Fezco, que se enciende y le propina una paliza casi mortal en una de las escenas más feroces del año.

Jabob Elordi ha confesado que la pelea tardó en rodarse una semana debido al nivel de detallismo y brutalidad que quería conseguir el director.

placeholder Jacob Elordi es Nate en 'Euphoria'. (HBO Max)
Jacob Elordi es Nate en 'Euphoria'. (HBO Max)

Pero a pesar de su naturalidad machista y conflictiva, muchos fans deseaban que Nate se redimiese de sus malos actos con algún gesto heroico. Su redención llega en el octavo episodio. Nate acude al escondite de su padre, Cal (Eric Dana), para confesarle que ha lidiado toda la vida con el trauma de que este le pudiera agredir sexualmente. Ya no quiere sus disculpas, solo busca venganza: tras amenazarle con una pistola, vemos a Nate entregando a la policía un USB que contiene las imágenes de los abusos de su padre. Un final sobrecogedor para una de las relaciones más turbias de 'Euphoria'.

La oscuridad de Cal Jacobs

Precisamente, si hay alguien más despreciable que Nate es Cal, brillantemente interpretado por Eric Dana. A lo largo de la serie le hemos visto maltratando a su hijo, manteniendo sexo con menores edad y extorsionando a todo aquel que se cruza en su camino. En la segunda temporada conocemos más a fondo de dónde viene el personaje y por qué se comporta de una forma tan atroz.

El tercer episodio arranca con un preludio ambientado en la juventud de Cal, al que pone rostro Elias Kavacas. Las evocadoras imágenes nos muestran la intensa relación entre Cal y su mejor amigo de juventud, Derek (Henry Eikenberry), del que termina enamorándose. Pero todo cambia cuando la novia de Cal se queda embarazada. Este se ve obligado a alejarse de su gran amor y a vivir bajo una máscara.

placeholder Eric Dana es Cal en 'Euphoria'. (HBO Max)
Eric Dana es Cal en 'Euphoria'. (HBO Max)

El momento más amargo para él llega en el cuarto episodio. Después de una noche bebiendo en el club de ambiente que solía frecuentar con Derek, Cal regresa a casa borracho y fuera de sí. El personaje de Eric Dana intenta humillar a su mujer e hijos, a los que culpa de su sufrimiento, en un desgarrador monólogo que se ha convertido en una de las mejores escenas de la temporada. Levinson juega con maestría con los sentimientos del espectador: odiábamos a Cal, pero ahora también sentimos lástima. Humanizar a los villanos, intentar que empaticemos mínimamente con ellos, es otro de los aciertos de la serie de HBO.

La obra de Lexi

"Espera, ¿esta puta obra va sobre nosotros?", dice Maddy cuando entiende que la obra de teatro que dirige Lexi (Maude Apatow) en los dos últimos capítulos —con un despliegue de medios que ni 'El fantasma de la ópera'— trata sobre las miserias de sus amigos. Un ejercicio de metaficción que vuelve a colocar a 'Euphoria' en la cima de la creatividad.

Lexi siempre ha asumido su rol de secundaria, de observadora en la sombra, sin apenas tramas propias. Pero Lexi transforma su irrelevancia en arte, lo que paradójicamente la convierte en el personaje más cautivador. La obra nos regala escenas muy emocionantes, como la recreación de la lectura que hace Rue en el funeral de su padre o la dedicatoria de Lexi a Fezco, que no puede acudir al estreno.

placeholder Maude Apatow es Lexi en 'Euphoria'. (HBO Max)
Maude Apatow es Lexi en 'Euphoria'. (HBO Max)

Crónica de una muerte anunciada

Los fans llevaban semanas teorizando sobre la posible muerte de Fezco, pero finalmente ha sido otro personaje el que ha tenido un fatal desenlace. En el último episodio vemos cómo Custer (Tyler Chase) acude a casa de Fezco para tenderle una trampa. Cuando Ashtray (Javon Walton), el hermano adolescente de Fezco, presiente que corren peligro, asesina a Custer atravesándole la tráquea. Con la policía a punto de llegar, Fezco asume que tendrá que inculparse para proteger a su hermano pequeño. Pero Ashtray se niega a rendirse y se atrinchera en el baño con varias armas.

El resultado es fatídico para ambos. Los agentes disparan de gravedad a Fezco, quién tendido en el suelo contempla cómo acaban con la vida de su querido hermano. Tendremos que esperar a la tercera entrega para descubrir las consecuencias psicológicas de este trágico suceso en la vida de Fezco.

placeholder Ashtray (Javon Walton), en la segunda temporada de 'Euphoria'. (HBO Max)
Ashtray (Javon Walton), en la segunda temporada de 'Euphoria'. (HBO Max)

El beso más amargo

En los últimos capítulos hemos sido testigos de cómo la relación entre Rue y Jules (Hunter Schafer) se resquebraja debido a las adicciones del personaje de Zendaya. Al final del último episodio llega uno de los momentos más dolorosos de la serie: la despedida definitiva entre ambas.

Cuando la obra de Lexi termina, Jules se acerca a Rue y le dice que la quiere mucho y que la echa de menos. Rue sonríe y le da un beso, pero ya ha tomado una decisión. La voz en off de Rue nos explica desde el futuro que Jules siempre fue su gran amor, pero que tuvo que dejarla marchar. También nos confiesa que no volvió a consumir drogas durante todo el curso. Después de tanto sufrimiento, al fin se siente limpia y liberada.

placeholder Rue (Zendaya) besa a Jules (Hunter Schafer) en 'Euphoria'. (HBO Max)
Rue (Zendaya) besa a Jules (Hunter Schafer) en 'Euphoria'. (HBO Max)

"No se si este sentimiento durará para siempre, pero lo estoy intentando. Recuerdo que Ali me dijo: la idea de ser mejor persona es lo que me anima a ser una buena persona. Tal vez tenga razón". Vemos a Rue alejarse y escuchamos la voz de la propia Zendaya interpretando 'I'm Tired', el temazo de Labrinth. Un final sorprendemente luminoso para una temporada teñida de oscuridad. Tal vez, después de todo, 'Euphoria' no es tan deprimente como quería hacernos creer.

Entre las emociones que provoca 'Euphoria' no está la indiferencia. La segunda temporada de la serie creada por Sam Levinson —cuyo impactante y emotivo final llegó ayer a HBO Max— ha escalado de nivel y ya no pretende únicamente provocarnos, sino también conmovernos. Protagonizada por una colosal Zendaya, el drama ha dejado atrás las trilladas tramas de instituto para adentrarse en un territorio más oscuro, violento y perturbador.

Series de HBO