'Audrey' (Movistar+): la triste vida del gran icono del mundo del cine
  1. Televisión
  2. Series TV
NUEVA APUESTA DEL CANAL

'Audrey' (Movistar+): la triste vida del gran icono del mundo del cine

El documental que estrena Movistar+ repasa la vida de la actriz Audrey Hepburn hasta su muerte en 1993, incluyendo imágenes inéditas y testimonios de quienes la conocieron bien

placeholder Foto: 'Audrey'. (Movistar)
'Audrey'. (Movistar)

Maestra de la elegancia, embajadora de la alta costura, poseedora de indiscutibles tablas dentro y fuera de la gran pantalla. 28 años después de su muerte, seguimos echando de menos a ese gran icono del cine que fue Audrey Hepburn, dueña y señora de su impagable y envidiable eterna sonrisa. Por eso tal vez se disfruta incluso más de la cuenta el documental 'Audrey' que acaba de estrenar Movistar+. Un repaso por una vida, la suya, cubierta de luces y flashes, pero también teñida de oscuras, tristes y no pocas sombras.

Con ayuda de quienes la conocieron bien, entre ellos su propio hijo Sean Ferrer, y un centenar de imágenes inéditas, la directora Helena Coan reconstruye la agitada vida de la actriz, cuya carrera, hasta su muerte a los 63 años, estuvo enmarañada por mucho éxito y su profunda e incesante melancolía. El desarraigo de la familia que nunca tuvo marcó su vida y propició incluso que abandonara el cine durante 10 años para cuidar de sus hijos a los que tanto amaba. Quería a toda costa, y por encima de cualquier cosa, amar y sentir cerca a los que la rodeaban.

placeholder 'Audrey'. (Movistar)
'Audrey'. (Movistar)

La Segunda Guerra Mundial, el abandono de su padre, su aterrizaje en la meca del cine, el éxito de 'Vacaciones en Roma', sus matrimonios con Mel Ferrer y Andrea Dotti, la importancia de sus hijos Luca Dotti y Sean Hepburn Ferrer, el retiro a Suiza donde murió, y su tarea humanitaria como embajadora a tiempo completo para Unicef son solo algunos de los hitos que repasa el documental. La producción emplea casi 100 minutos para construir una acertada y dinámica biografía audiovisual de la actriz que siempre huyó del divismo, hasta su muerte el 20 de enero de 1993 a raíz de un cáncer a los 63 años de edad.

Una vida llena de altibajos

En 1935 y con solo 6 años, Audrey sufrió un triste episodio que nunca logró superar: su padre, simpatizante nazi, abandonó a la familia tras divorciarse de su madre. Durante los difíciles años de la Segunda Guerra Mundial, viajó a Holanda y después a Inglaterra, donde empezó a trabajar como joven modelo. La guerra terminó con su afligida infancia: uno de sus hermanos fue llevado a un campo de concentración, el otro se perdió en los ataques a la resistencia y un tío y un primo suyos fueron fusilados.

Debutaría en el cine en 1953 con 'Vacaciones en Roma' junto a Gregory Peck. La película, por la que recibió un Óscar, todo un éxito de público y crítica, le abrió definitivamente y para siempre las puertas de Hollywood. Luego vendrían títulos inolvidables como 'Sabrina', 'Desayuno con diamantes', 'Sola en la oscuridad' o 'My Fair Lady', consagrándola a lo más alto del firmamento de las estrellas.

placeholder 'Audrey'. (Movistar)
'Audrey'. (Movistar)

Tras recalar en la meca del cine, se casó con el también actor Mel Ferrer y tuvo a su primer hijo. Sean. Diez años después, la pareja ponía fin a una convivencia tristemente marcada por los cinco abortos naturales que sufrió la actriz. Ella volvería a casarse en enero de 1969, esta vez con un psiquiatra italiano, Andrea Dotti. Con él tuvo a su hijo Luca Andrea en 1970. Poco duró la felicidad, ya que las constantes infidelidades del apuesto médico pusieron fin dolorosamente al matrimonio en 1976.

Es la tercera leyenda femenina del cine por detrás de Katherine Hepburn y Bette Davis

Audrey se retiró del cine durante 10 años para ocuparse del cuidado de su dos hijos, rechazando durante este tiempo ofertas millonarias. Regresó en 1976 con 'Robin y Marian' (1976), un film dirigido por Richard Lester. Sin embargo necesitaba encontrar su lugar en el mundo y creyó hallarlo, en Tolochenzaz, Suiza. Compró allí una propiedad, donde se refugió hasta su muerte en compañía de su último amor, el actor holandés Bod Wolders. Sus últimos años antes de morir de un cáncer de colon, en enero de 1993, los dedicó a labores humanitarias como embajadora de Unicef.

placeholder 'Audrey'. (Movistar)
'Audrey'. (Movistar)

Aunque este documental no descubre muchos de los oscuros episodios que sembraron su vida de infelicidad y tristeza, si nos recuerda el magnetismo que despertaba frente a la cámara, que la quería tanto o más incluso que el público. Con razón ostenta el título de mejor actriz de cine de todos los tiempos, solo por detrás de Katherine Hepburn y Bette Davis.

Movistar+
El redactor recomienda