¿Frivoliza 'Sky rojo' con la prostitución? Hablan Lali Espósito, Verónica Sánchez y Yany Prado
  1. Televisión
  2. Series TV
Declaraciones

¿Frivoliza 'Sky rojo' con la prostitución? Hablan Lali Espósito, Verónica Sánchez y Yany Prado

Las protagonistas de la nueva historia de Netflix nos explican cómo se trata el drama de la prostitución en la serie

Foto: Yany Prado, Lali Espósito y Verónica Sánchez. (Netflix)
Yany Prado, Lali Espósito y Verónica Sánchez. (Netflix)

Los ocho capítulos de la primera temporada de 'Sky rojo' ya están disponibles para todo el mundo a través de Netlix. Tras una intensa y original promoción, la nueva serie de los creadores de 'La casa de papel' ya está generando comentarios de todo tipo a lo largo y ancho del planeta. El drama de tres prostitutas que huyen de sus proxenetas está protagonizado por Lali Espósito, Verónica Sánchez y Yany Prado.

EL CONFI TV, la sección de televisión de El Confidencial, ha tenido la ocasión de charlar con ellas para descubrir algunos detalles sobre su nuevo trabajo para televisión. La temática de la trata de mujeres, muy poco explotado en las historias para televisión, es tratado con toques de humor negro, llegando a idealizar en ocasiones la trama.

¿Serie que simula la realidad?

Por eso en primer lugar hemos querido saber si han intentado ceñirse a la realidad y si es posible que prostitutas puedan llegar a sentirse identificadas con sus personajes. Verónica lo tiene claro: "La serie no se parece en nada a la realidad porque han elegido contarla desde un lugar que la aleja totalmente de la realidad, pero en lo esencial sí que creo que coincidimos. Estos personajes están muy anclados a la realidad emocionalmente, pero muy alejados a nivel estético e incluso con las peripecias que están viviendo. Ellas emprenden una huida, pero todo lo que ocurre desde ahí es acción. Pretendemos hablar de un tema, pero no reflejamos la realidad".

placeholder Protagonistas de 'Ske rojo'. (Netflix)
Protagonistas de 'Ske rojo'. (Netflix)

Lali Espósito subraya las palabras de su compañera y añade lo siguiente: "Hay algo que teníamos claro desde el primer momento y es una honestidad con respecto a lo que hacemos nosotras. Yo, Mariana Espósito, jamás podría intentar entender un universo tan 'heavy' del cual tuve la suerte de no pasar por él. No puedo tener la pretensión de que una mujer que lo vive en carne propia, en la vida real, pueda sentirse identificada conmigo que soy una intérprete. Partiendo de esa base no lo puedo pedir, lo que sí quiero compartir, como bien decía Vero, desde los responsables de la idea, hasta abajo, todos nosotros, es esta problemática que sí existe. Desde ese lugar de respeto absoluto y a la vez de valentía muy grande para abordar este tema, ya que la gente prefiere no hablar mucho, estamos queriendo dar un mensaje claro a la sociedad, pero desde el lugar de lo que nosotras hacemos que es ficción".

"Nadie pretende adoctrinar al espectador y mucho menos que alguien que pasa por semejante calvario pueda decir 'hicieron que me sienta identificada', pero sí hablar de esto. El valor principal es tratarlo. Nosotras tenemos la dicha de poder hacerlo desde algo que es un juego, desde la interpretación" son las palabras textuales de la también cantante.

Foto: Cartel promocional de 'Sky rojo'. (Netflix)

Yany Prado también nos ofrece su visión: "La propuesta es valiente y arriesgada, todo el equipo empatizamos con el objetivo que tienen estas chicas que es la libertad. Todos tenemos ese derecho como seres humanos. Nosotros nos comprometimos para hacer esta serie y ya el espectador tomará conciencia, empatizará con lo que entienda, con lo que le haga sentir o con lo que esté viviendo en este momento. Tenemos que entender que esto es ficción y el objetivo es entretener".

¿Miedo a la polémica?

En cuanto a la polémica que se puede generar al respecto, Lali lo ve como algo positivo: "Todo lo que levanta polvareda y opiniones contrarias está bien. En definitiva la ficción está para poner a la gente a pensar, a sentir. Cuando haces una ficción y nadie dice nada es para preocuparse porque no habrá calado tanto el mensaje. Esta serie, que creo que efectivamente es valiente y arriesgada, está lista para recibir todo tipo de opiniones porque de eso se trata. También tenemos la posibilidad de llegar a 170 países, que parece fácil decirlo, pero es una locura. Cuando uno está tranquilo porque lo hizo con todo el respeto, con todo el amor y al arte a la ficción, con una propuesta diferente al resto, no hay nada que temer, simplemente hiciste un lindo material para regalar al público".

"Este es un tema al que la ficción no suele acercarse y menos una serie que pretende ser 'mainstream'. Es una serie que está divirtiendo, que parece que gracias a todo ese colorido y a esa fantasía a nivel estético es liviana, pero cuando te lo estás pasando genial te pega un golpe en el estómago y te deja sin respiración. El riesgo que han asumido de cómo contar esto refuerza el mensaje porque lo hace muchísimo más multitudinario; creemos que mucha gente se va a acercar a esta serie con la excusa del entretenimiento, que lo tiene, pero va a recibir el mensaje que está de fondo y esa es la idea, que llega al mayor número de gente posible", declara Verónica.

¿Cómo les llegaron los papeles?

Indagamos también en cómo llegó cada una de ellas hasta el proyecto. Prado nos confiesa lo siguiente: "Estaba en México y acababa de terminar de rodar una serie. Me llaman y me dicen que los creadores de 'La casa de papel' estaban haciendo una nueva y buscando a sus protagonistas. Obviamente me morí de los nervios. Desde el primer momento que leí a Gina ya me enamoré de ella, es una cosa divina, la quisiera abrazar, proteger de todo... Estaba nerviosa y emocionada con esta cosa de que se te ponen los pelos de punta al saber que estás haciendo una prueba para una productora tan importante. Álex Pina me hizo otro casting en México y creo que fue el decisivo. Finalmente me dieron el papel tal vez por la conexión que tuve con ella".

Lali nos detalla su caso: "De pronto un día me llega un mensaje del equipo de casting, el arduo casting que han hecho por toda Latinoamérica. Me cuentan que me vieron cantar en unos premios y que no sabían que era actriz, pero me vieron con la energía para Wendy, entonces me investigan y descubren que me gusta interpretar. Me piden un vídeo, un casting a la distancia. Esto se repitió a lo largo de un tiempo y aunque yo no sabía mucho del proyecto, por las escenas que me mandaban sabía que era algo interesante, muy distinto y que estaban tocando un tema 'heavy metal' que muy pocos se atreven a hacer. Una vez pasé las pruebas y que me dijeron que el papel eran mío me sentí muy halagada de formar parte de esto. Aquí hay un diferencial a la hora de abordar un tema tan 'dark' como es la trata de mujeres y esta propuesta que apenas me contaban parecía una locura".

Sánchez fue, por el contrario, una de las ideas claras del proyecto en sus inicios: "Yo llegué de una forma directa. Estaba rodando con ellos 'El embarcadero' (Movistar+) y cuando estábamos presentando la serie en Cannes, Álex Pina me dijo 'tengo una propuesta para ti, tengo una serie en la cabeza que va a ser una auténtica locura y quiero que estés en ella'. Me lo explicó en muy pocas líneas y le dije 'mira, con lo que me estás diciendo ya me he enamorado y, aunque no me dijeras nada, también me tiraría de cabeza porque tenéis tanto nivel de riesgo, tanto rock&roll que hay que seguiros donde vayáis'".

Sinopsis

Coral (Verónica Sánchez), Wendy (Lali Espósito) y Gina (Yany Prado) emprenden una huida en busca de su libertad mientras son perseguidas por Romeo (Asier Etxeandia), su proxeneta, Moisés (Miguel Ángel Silvestre) y Christian (Enric Auquer), los secuaces de este en el club Las Novias. Juntas iniciarán un frenético viaje sin rumbo en el que tendrán que enfrentarse a todo tipo de peligros y vivirán cada segundo como si fuera el último, pero con el que afianzarán su amistad y descubrirán lo más importante: que juntas son mucho más fuertes y tienen más opciones de recuperar sus vidas.

Netflix Verónica Sánchez
El redactor recomienda