El final de 'Puente Viejo', explicado: de la muerte de doña Francisca y Raimundo al secreto de Emilia
  1. Televisión
  2. Series TV
ENTREVISTA EXCLUSIVA

El final de 'Puente Viejo', explicado: de la muerte de doña Francisca y Raimundo al secreto de Emilia

Miquel Peidró, coordinador de guion de la serie, explica los motivos detrás de su explosivo desenlace

placeholder Foto: Doña Francisca, en 'El secreto de Puente Viejo'. (Antena 3)
Doña Francisca, en 'El secreto de Puente Viejo'. (Antena 3)

'El secreto de Puente Viejo' ha llegado a su fin en Antena 3, y lo ha hecho a lo grande, tanto por su salto al 'prime time' como por el buen cierre para todas sus historias. Reconciliaciones, grandes revelaciones, futuros prometedores y un atentado que terminó con la muerte de los dos grandes protagonistas que han vertebrado la serie en estos nueve años: doña Francisca Montenegro y Raimundo Ulloa.

"Creo que el final es satisfactorio para el espectador, porque hemos intentado llevar todas las historias al punto en el que debían terminar, dejando un sabor de boca agradable", comienza valorando Miquel Peidró, coordinador de guion de la ficción de Boomerang TV, en esta entrevista exclusiva con El Confi TV.

"La muerte es la única forma que tenían Francisca y Raimundo de ser felices juntos, por todo el bagaje que arrastraban los personajes"

Darle cierre a un personaje tan icónico como doña Francisca no era tarea fácil, pero desde su equipo de guion se muestran orgullosos de su cierre: "Creemos que es el final que merece un personaje tan emblemático, que ha cometido tantas maldades y perversiones pero que, al mismo tiempo, ha sido tan apreciado por los espectadores".

placeholder Doña Francisca, en el final de 'El secreto de Puente Viejo'. (Antena 3)
Doña Francisca, en el final de 'El secreto de Puente Viejo'. (Antena 3)

"Optamos por darle un castigo, porque ha sido muy mala a lo largo de todos estos años, pero abriendo la puerta a que su historia de amor sea eterna. Es un final bonito y una de las opciones que se barajó desde el primer momento para ella", comenta Miquel antes de explicar con más detalle los motivos detrás de esta decisión creativa.

"Con su muerte queríamos, por un lado, respetar los códigos de la ficción de 'el que la hace la paga', 'el malo siempre pierde', y la mala de nuestra historia es doña Francisca, que tiene que pagar y expiar todos los pecados que ha cometido", destaca Peidró, "pero por otra parte creíamos que teníamos que compensar eso con el cariño que el público le tiene tanto a ella como a Raimundo, por eso le dimos este final trágico para los dos. La muerte es la única forma que tenían de ser felices juntos, por todo el bagaje que arrastraban los personajes, así que su final es un poco una metáfora del amor más allá de la muerte".

Foto: María Bouzas, doña Francisca en 'El secreto de Puente Viejo'. (Antena 3)

El guionista desvela que barajaron varios finales para la Montenegro, pero esta poderosa muerte fue la que consideraron más justa, tanto para ella como para el público: "Cuando hicimos el salto temporal, aquello podía haber sido un final también, con ella y Raimundo dejando Puente Viejo triste, pobre y solitaria buscando encontrar el amor y la felicidad lejos del pueblo. Pero ahí entraba un componente de que el malo se salía con la suya, por eso hemos optado por darle este cierre. La mala acaba pagando pero, de una forma metafórica, consigue encontrar la felicidad que lleva tanto tiempo buscando y de otro modo no hubiera podido encontrar".

placeholder Rosa, en 'El secreto de Puente Viejo'. (Antena 3)
Rosa, en 'El secreto de Puente Viejo'. (Antena 3)

Las revelaciones de Emilia y Rosa

Además del desenlace de doña Francisca y don Raimundo, el final de 'El secreto de Puente Viejo' también ha cerrado con claridad dos importantes misterios sobre los que ha girado la última temporada. Por un lado el secreto que escondía Emilia, que no era otro que una terrible enfermedad: "El gran secreto que teníamos era descubrir que Emilia había ido a Puente Viejo a morir porque tiene una enfermedad grave que no había compartido con su familia, para evitar su sufrimiento. Aquí se queda esta trama, pero de haber continuado más tiempo le hubiéramos dado un mayor recorrido, con una recuperación milagrosa en el horizonte", reconoce Miquel Peidró.

"Si lo hubiéramos cerrado absolutamente todo habría quedado la sensación de haberlo hecho a todo correr"

Por otro lado, hace semanas que venían sembrando que Rosa tenía la genética de su madre, que había estado ingresada en un sanatorio mental, algo que se ha confirmado en el final: "Presa de los celos llega a un punto límite en el que intenta matar a Carolina, momento en el que se da cuenta de que no está en sus cabales. Ahí decide internarse en la misma clínica que su madre para tratar de curarse. Creo que es un cierre satisfactorio para el espectador, pero también podría haber dado para mucho más".

"A veces está bien dejar las cosas un poco abiertas para que el público también las interprete a su manera", considera el guionista: "Si lo hubiéramos cerrado absolutamente todo habría quedado la sensación de haberlo hecho todo a correr, porque muchas historias necesitaban un desarrollo mayor para llegar a otro punto, como son estos dos casos. No podíamos presentar sus curaciones en tan poco tiempo, así que cerrarlo de esta forma es una manera de darle una conclusión con la que la audiencia pueda imaginarse su futuro", sentencia.

placeholder Secuencia del final de 'El secreto de Puente Viejo'. (Antena 3)
Secuencia del final de 'El secreto de Puente Viejo'. (Antena 3)

"Nunca se bajó el nivel actoral, de guion y de producción"

Cerrada esta etapa de cerca de 10 años, toca hacer balance, y desde su equipo de guion se muestran orgullosos de sus personajes e historias: "A nivel de guion y producción, estamos muy satisfechos con la serie y con la temporada en sí porque creo que hemos contado buenas historias".

"A todos aquellos personajes que han sufrido mucho se les deja mayormente una puerta abierta a la esperanza para un futuro mejor"

"Teníamos un punto de partida muy brusco, con un cambio muy radical tras el salto temporal. Esto requería empezar prácticamente de cero, con historias y personajes que necesitaban crecer a fuego lento para conectar con el público e ir subiendo poco a poco la intensidad de sus tramas. El problema vino cuando no tuvimos ese tiempo para plantear determinados conflictos, porque tomamos la decisión de cerrar viendo el desgaste de audiencia de los últimos años y la crisis del coronavirus, pero aun así no se bajó nunca el nivel interpretativo, de guion y de producción", valora orgulloso Miquel Peidró.

"Hemos llegado al punto final que teníamos en mente para los personajes. Se ha acortado el nudo y muchos obstáculos en las diferentes tramas, pero el destino de las historias era el que se ha reflejado. Hemos buscado llevar a cada persona al sitio al que le correspondía estar, de manera que a todos aquellos que han sufrido mucho se les deja mayormente una puerta abierta a la esperanza para un futuro mejor", concluye el coordinador de guion, satisfecho con final ofrecido.

Antena 3
El redactor recomienda