'Valeria' o cómo enamorarte de Madrid con una serie mediocre de Netflix
  1. Televisión
  2. Series TV
ESTRENO EN NETFLIX

'Valeria' o cómo enamorarte de Madrid con una serie mediocre de Netflix

La acertada utilización de la capital española como motor de los conflictos de sus personajes resulta el aspecto más estimulante de la nueva serie de la plataforma de 'streaming'

Foto: 'Valeria'. (Netflix)
'Valeria'. (Netflix)

Valeria es una escritora en crisis, tanto por sus novelas como por su marido y la distancia emocional que les separa. Se refugia en sus tres mejores amigas: Carmen, Lola y Nerea, quienes la apoyan durante su viaje, inmersas en un torbellino de emociones sobre amor, amistad, infidelidad, familia, trabajo, preocupaciones y sueños de futuro.

Con esta premisa llega hoy a Netflix, 8 de mayo, 'Valeria', su nueva serie española, adaptación de la exitosas novelas de Elísabet Benavent de mismo nombre. Protagonizada por Diana Gómez (Valeria), Silma López (Lola), Paula Malia (Carmen), Teresa Riott (Nerea), Maxi Iglesias (Víctor), Ibrahim Al Shami (Adrián) y Aitor Luna (Sergio), la ficción producida por Plano a plano traslada a los espectadores a las bulliciosas calles de Madrid en una suerte de 'Sexo en NY' patria que, lamentablemente, se cae con (casi) todo el equipo en un primer capítulo desastroso.

Foto: 'Valeria'. (Netflix)

'Valeria' afronta los conflictos personales de cuatro amigas que no atraviesan su mejor momento, bien por sus complicadas situaciones sentimentales y familiares o bien porque no terminan de encontrar su lugar en el mundo. Así, la serie explora los celos, las frustraciones, los deseos y los anhelos de sus protagonizas, pero lo hace a través de unos personajes que no terminan de despegar fruto de las cuestionables interpretaciones de sus protagonistas y unos guiones que rozan el bochorno en varias ocasiones (cuesta creer que esa escena en la terraza pasara el corte en el piloto).

La peor escena del estreno de 'Valeria'. (Netflix)
La peor escena del estreno de 'Valeria'. (Netflix)

Además, la estética de las cuatro chicas es tan variopinta que, en lugar de resultar representativa de su generación, termina consiguiendo el propósito contrario: peca de artificial, un aspecto que no ayuda a terminar de empatizar con unos personajes presentados como poco mimo.

Pero pese a estas importantes cuestiones, 'Valeria' logra encauzar poco a poco su relato con el paso de los episodios, encontrando tanto el tono de las interpretaciones como el de su guion, dejando atrás ese bochorno para ofrecer una ficción que presenta en aprovechar las posibilidades de Madrid su gran acierto.

Madrid, la gran protagonista

Aunque 'Valeria' verse sobre los conflictos de estas cuatro amigas, la gran protagonista de la ficción termina siendo el escenario en el que estos se desarrollan: Madrid. La ciudad impregna todas y cada una de sus secuencias, convirtiéndose en el mejor valuarte de la propuesta.

El calor de la capital en verano, el ambiente nocturno de Malasaña, el bullicio de Gran Vía, la vida de Chueca, la dificultad de encontrar piso, el ajetreo del transporte público, las complicadas perspectivas laborales... 'Valeria' capta la esencia de Madrid y la aprovecha para dar forma a sus personajes, como motor de sus conflictos y, a través de sus ojos, con todo lo bueno y todo lo malo que les ofrece la ciudad, logra que el espectador se enamore de la ciudad.

Su retrato de Madrid combina el aspecto aspiracional de la gran urbe con los sinsabores que conlleva la vida en la metrópolis

Jugar a encontrar dónde se ubica cada escena, identificar tiendas y bares, verse reflejado en sus situaciones, en su cotidianidad, o empaparse de las posibilidades de ocio y cultura que ofrece Madrid de la mano de Valeria y sus amigas es, con diferencia, el aspecto más estimulante de la serie mientras sus personajes terminan de encontrar su voz en una ciudad que les da y les quita a partes iguales.

En una época en la que la ficción española aprovecha cada vez más y mejor las particularidades de su territorio para el desarrollo de sus historias ('Mar de plástico', 'La caza. Monteperdido', 'Hierro' o 'Néboa', por poner algunos ejemplos), 'Valeria' saca partido a Madrid como la constante que agita la vida de sus protagonistas, un retrato que combina el aspecto aspiracional de la gran urbe con los sinsabores que conlleva la vida en la metrópolis. Por todo ello, el futuro de la serie debe pasar por mantener a la ciudad en el corazón del relato con el mismo mimo que en esta primera temporada. Ese es, hasta el momento, su mayor acierto.

Series de Netflix Netflix Maxi Iglesias Aitor Luna
El redactor recomienda