El valor divulgativo de 'El Ministerio del Tiempo', a examen: "No es una lección de Historia, pero crea afición"
  1. Televisión
  2. Series TV
Estreno de la 4ª temporada

El valor divulgativo de 'El Ministerio del Tiempo', a examen: "No es una lección de Historia, pero crea afición"

Hablamos con varios divulgadores históricos sobre 'El Ministerio del Tiempo', su valor como producto de divulgación histórica y las expectativas de cara a la cuarta temporada

Foto: El elenco de actores de 'El Ministerio del Tiempo', en la tercera temporada.
El elenco de actores de 'El Ministerio del Tiempo', en la tercera temporada.

El Ministerio del Tiempo es uno de los secretos mejor conservados de España. Una institución de la que muy pocas personas conocen su existencia. A través de sus puertas, se puede viajar por el tiempo. ¿El objetivo? Proteger la historia y evitar que cualquier intruso pueda utilizarla para su propio beneficio. "Divertida", "imaginativa", "divulgativa"… La serie ‘El Ministerio del Tiempo’ vuelve este martes, 5 de mayo, para mayor disfrute de sus ‘ministéricos’. Y es que detrás de esta estupenda premisa audiovisual que mezcla ciencia ficción e historia hay toda una legión de aficionados y divulgadores históricos que siguen las aventuras y desventuras de sus personajes, las comentan en redes, e incluso se inspiran en la serie para su labor divulgativa.

"Es una serie que ha gustado mucho en la comunidad de divulgación histórica por su afán divulgativo, obviamente, pero sobre todo por su vocación de entretenimiento. Es una serie que va de cara en ese sentido", confiesa Javier Rubio Donzé, cofundador del canal de divulgación Academia Play, que cuenta con más de dos millones de suscriptores en YouTube.

Ese 'ir de cara' es lo que más ha gustado a los aficionados de la historia, pues, como bien dice el divulgador Javier Santamarta, autor de libros como ‘Siempre tuvimos héroes’ o ‘Siempre estuvieron ellas’, "puede haber episodios más o menos polémicos, pero la serie no engaña, es muy honesta con su vocación de entretenimiento". Y apunta, para los aficionados a sacar punta a todo: "Hay que verla con los ojos del que está disfrutando con unos personajes que están vivos, y se permiten ciertas licencias para ello. No pretende sentar cátedra como un pesado libro de Historia. Entras fácilmente en la historia y no te haces preguntas. Te lo crees y ya está".

placeholder 'Making off' de la precuela de 'El Ministerio del Tiempo'. (RTVE)
'Making off' de la precuela de 'El Ministerio del Tiempo'. (RTVE)

Y es que todo el que haya abordado un trabajo de divulgación histórica sabe a lo que hay que enfrentarse. Ya sea un artículo, un vídeo, una sección radiofónica, una serie… Siempre habrá quien te acuse de faltar a la verdad o de estar ‘comprado’ por cierta ideología política. Pero constato con alegría que ‘El Ministerio del Tiempo’ ha salido bastante airosa de ese escrutinio en redes y foros.

Javier Santamarta: "Conocíamos a Lope de Vega o Velázquez por los libros de Historia, y la serie hace que te intereses por ellos como personas"

"La verdad es que no he visto grandes inventos o falsedades históricas, pero tampoco vas a pedir que sea un producto académico. ¡Que esta gente viaja en el tiempo!", dice el historiador Carlos Aitor Yuste, profesor de Historia de la UNED y del Instituto de Estudios de Ocio de la Universidad de Deusto y autor de ‘Eso no estaba en mi libro de Historia de la Medicina’ y ‘La conjura de los libros’. En la misma línea opina Javier Rubio Donzé: "Yo creo que el tono y la forma de la serie le permiten tocar muchos temas pantanosos y salir airosa de ellos. Además, apenas está politizada".

Honesta. Ese es quizás el adjetivo que mejor define a ‘El Ministerio del Tiempo’ como producto de divulgación histórica. Un producto que ahora aborda una cuarta temporada en la que, como dijo su creador, Javier Olivares, en la rueda de prensa virtual de presentación, "los personajes están mucho más expuestos emocionalmente". Unos personajes históricos que para Javier Santamarta son la clave de la serie porque "los humaniza". Y apunta: "Nosotros conocíamos a Lope de Vega o Velázquez por los libros de Historia, y ‘El Ministerio del Tiempo’ hace que te intereses por ellos como personas".

placeholder Póster de la cuarta temporada de 'El Ministerio del Tiempo'. (TVE)
Póster de la cuarta temporada de 'El Ministerio del Tiempo'. (TVE)

'El Ministerio del Tiempo': una serie de grandes personajes

Pero ¿y si nuestros tres divulgadores ‘ministéricos’ tuvieran que quedarse con un solo personaje de la serie? "No sabría elegir solo uno… Me encanta el soldado de los tercios Alonso de Entrerríos (Nacho Fresneda), Amelia Folch (Aura Garrido)… Pero me quedaría con ese Lope de Vega interpretado por un actorazo como Víctor Clavijo", confiesa Javier Rubio. Carlos Aitor Yuste se queda con Federico García Lorca (Ángel Ruiz), pero también con los personajes femeninos: "Es una serie que le da mucha importancia al papel de la mujer y a la lucha feminista", dice.

Javier Santamarta también apoya eso de "Lorca y todos los personajes literarios, que están muy bien hechos", pero se recuerda con especial cariño "la aparición estelar de Ramón Langa como el general Ambrosio Spínola en el episodio de la reunión Franco-Hitler en Hendaya". "Es como cuando aparece Sean Connery al final de 'Robin Hood, príncipe de los ladrones', que roba la pantalla", recuerda.

placeholder Ramón Langa, en 'El Ministerio del Tiempo'. (RTVE)
Ramón Langa, en 'El Ministerio del Tiempo'. (RTVE)

Sin hacer muchos ‘spoilers’, en esta cuarta temporada de ‘El Ministerio del tiempo’ volveremos a ver a Lola (Macarena García), Alonso (Nacho Fresneda), Pacino (Hugo Silva), Irene (Cayetana Guillén Cuervo), Salvador (Jaime Blanch)… Y al resto de empleados del ministerio que intentarán salvaguardar la historia durante ocho capítulos. Además, vuelven dos personajes muy especiales, como Amelia (Aura Garrido) y Julián (Rodolfo Sancho).

Pero ¿qué personajes históricos quieren ver los ‘ministéricos’ en esta y futuras temporadas de la serie? "Todo dependerá del presupuesto, pero podría estar muy bien subirse a la nao de Juan Sebastián Elcano", dice Javier Santamarta. Carlos Aitor Yuste se imagina un episodio dedicado a "Fernando VI o a la conquista del voto femenino durante la II República". Y para Javier Rubio estaría muy bien un capítulo sobre Blas de Lezo. Y apunta: "Yo creo que daría incluso para hacer un personaje con cierto tono cómico".

Tráiler de la cuarta temporada de 'El Ministerio del Tiempo'. (HBO España)

Una serie para aficionarse a la historia

Y es que el tono cómico, e incluso friqui, es una de las claves por las que ‘El Ministerio del Tiempo’ es tan valorada en la comunidad de la divulgación histórica. Sobre todo, “por los guiños” como destaca Javier Santamarta. "Es una serie muy bien adecuada a lo que es España, con su Ministerio, sus funcionarios, su sentido del humor… Pero esos guiños al más puro estilo película americana de los 80 son geniales. Como cuando Alonso descubre un libro del Capitán Alatriste o cuando hacer un ‘crossover’ con la serie ‘Isabel’ (en la que también participaron los hermanos Olivares, creadores de 'El Ministerio del Tiempo')", cuenta con el entusiasmo de un ‘ministérico’ de los que "se involucra en las redes sociales". Y es que, para Santamarta, la estrategia transmedia y en redes sociales de ‘El Ministerio del Tiempo’ es "todo un acierto. Consiguen que comentemos en directo los episodios y pasemos de ser meros espectadores a 'ministéricos".

"El Ministerio del Tiempo' no es una lección histórica, pero está muy bien para picar la curiosidad por la Historia"

Los martes en La 1 y los miércoles en HBO España, estas son las citas marcadas en rojo en el calendario para los ‘ministéricos’ y para los aficionados a la historia, pues como dice Carlos Aitor Yuste, "puede que la gente no aprenda Historia con 'El Ministerio del Tiempo', pero sí a aficionarse a ella". Carlos confiesa que ha utilizado alguna vez la serie en sus clases de historia y que, si bien "no es una lección histórica, está muy bien para picar la curiosidad".

También ha tirado de la serie para su trabajo como divulgador Javier Rubio Donzé, que cuenta que "este último año me surgieron un par de proyectos en los que tuve en mente constantemente la serie. Un cómic sobre la Mezquita de Córdoba en el que hicimos uso del concepto de máquina del tiempo y una serie animada de 8 episodios para Facebook en el que cuatro personajes históricos conviven en un apartamento". La influencia ‘ministérica’ es más que evidente.

placeholder Aura Garrido (en el centro) como Amelia Folch en 'El Ministerio del Tiempo'. (RTVE)
Aura Garrido (en el centro) como Amelia Folch en 'El Ministerio del Tiempo'. (RTVE)

Javier Santamarta incluso fue un paso más allá, pues en su último libro, 'Siempre estuvieron ellas' (sobre grandes y olvidados personajes femeninos de la historia de España), "me di cuenta de que el personaje de Amelia Folch es muy parecido a las primeras mujeres médicas de España y decidí utilizar un diálogo entre Amelia y su madre para la cita inicial de uno de los capítulos del libro". Un diálogo en el que la madre de Amelia le decía a su hija que "la vida es más que leer libros", a lo que el personaje interpretado por Aura Garrido respondía: "Eso ya lo sé, madre. Lo aprendí leyendo".

Esa es la clave de 'El Ministerio del Tiempo', una serie capaz de entretener y picar el gusanillo por la historia a la vez, que es el quid de la divulgación histórica: hacerla accesible y entretenida, crear una especie de puerta por la que viajar a otra época y, si se quiere cruzar, ahí sí recurrir a los libros de Historia. Y es que como dice Javier Santamarta: "Muchos se aficionaron a la Historia con las novelas del Capitán Alatriste, y ahora lo hacen con ‘El Ministerio del Tiempo".

El ministerio del tiempo RTVE Series de HBO
El redactor recomienda