¿Quieres tener hijos? 'Bendita paciencia' (HBO) te quitará las ganas
  1. Televisión
  2. Series TV
CADA MARTES UN NUEVO EPISODIO

¿Quieres tener hijos? 'Bendita paciencia' (HBO) te quitará las ganas

Martin Freeman y Daisy Haggard protagonizan una oscura comedia que pone de manifiesto la peor cara de la paternidad

Foto: Imagen promocional de 'Bendita paciencia'. (FX)
Imagen promocional de 'Bendita paciencia'. (FX)

Prestar atención a tus hijos se complica cuando también tienes que madrugar para ir a un trabajo que no te gusta, hacer malabares para pagar la hipoteca y las facturas, no dejar que muera tu vida social, organizarse para hacer la compra o mantener tu casa limpia como una patena. El actor Martin Freeman, padre de dos hijos, quizás no tenga la mayoría de esos problemas pero sí conoce de primera mano toda la responsabilidad que conlleva hacerse cargo de pequeños y aparentemente inocentes seres humanos.

Lo sabe tan bien que ha decidido crear una serie sobre ello junto al guionista Simon Blackwell y al director Chris Addison, quienes también son padres. El resultado es ‘Bendita paciencia’ (‘Breeders’), una serie original de FX cuyos primeros episodios pueden verse en nuestro país en HBO España. Se trata de una comedia con tintes dramáticos que muestra una verdad muy incómoda: ser padres no es tan idílico como nos han contado. Para los creadores de la serie, la paternidad supone estar en un permanente estado de cansancio, dedicar gran parte de tu tiempo libre a atender a otras personas y llevar tu paciencia al límite.

Martin Freeman, mundialmente famoso por dar vida a Bilbo Bolsón en la saga ‘El Hobbit’ o gracias a papeles televisivos en series como ‘Fargo’ o ‘Sherlock’, se estrena detrás de las cámaras con una historia que pone de manifiesto la ansiedad que puede acarrear la paternidad. ‘Bendita paciencia’ pretende normalizar el contradictorio sentimiento de querer mucho a tus pequeños retoños y, al mismo tiempo, odiarlos en momentos puntuales. "Moriría por esos niños, pero a veces también quiero matarlos", reconoce el protagonista en una de las primeras escenas, que supone una auténtica declaración de intenciones y arroja muchas pistas sobre el tono de esta ficción.

La trama sigue al matrimonio afincado en Londres formado por Paul (Martin Freeman) y Ally (Daisy Haggard), que lidian con el cuidado de sus dos adorables hijos, Luke (George Wakeman) de siete años, y Ava (Jayda Eyles), de cuatro. Los niños son entrañables pero en muchas ocasiones no dejan de gritar, llorar y pelearse entre sí y también son torpes, contestones y muy molestos. Por si fuera poco, el padre anciano de Ally, Michael (Michael McKean), se muda también a su casa y se convierte en una carga adicional.

Ally (Daisy Haggard) y su familia en 'Bendita paciencia'. (FX)
Ally (Daisy Haggard) y su familia en 'Bendita paciencia'. (FX)

La nueva situación de la pareja les sobrepasa por completo y nos muestran con mucha naturalidad esa sensación de agotamiento y desesperación con la que tantos padres pueden sentirse identificados. La narración juega con ‘flashbacks’ para mostrarnos cómo era su vida antes del nacimiento de los niños y la llegada del padre de Ally. La diferencia es abismal: mientras en el pasado todo era diversión e ilusión, en el presente parece que la desidia y la frustración se ha apoderado de ambos. Pero, ¿realmente es tan dramático formar una familia o la serie se está olvidando de representar lo positivo?

Lo cierto es que ‘Bendita paciencia’ es especialmente brillante en su manera de exponer la angustia de muchos padres sin caer en exageraciones ni en momentos demasiado estrambóticos. La serie comienza con Paul intentando trabajar mientras sus hijos no paran de armar escándalo. Harto, él deja salir toda su ira y explota contra ellos de una manera muy violenta. Luego se arrepiente y les pide disculpas, pero es una situación tan real que asusta. Para tranquilidad de los espectadores más sensibles, las escenas en las que los padres gritan a los niños han sido rodadas sin los menores delante y lo que vemos en pantalla es resultado del montaje posterior.

Martin Freeman es Paul en 'Bendita paciencia'. (FX)
Martin Freeman es Paul en 'Bendita paciencia'. (FX)

Al hilo de estas complicadas escenas, la polémica ha salpicado al propio Martin Freeman, padre de dos hijos junto a la actriz Amanda Abbington, de quien se separó en 2016. En una entrevista con ‘The Times’ el actor reconoció con sinceridad haber golpeado a sus hijos un par de veces. Numerosos medios de comunicación en Reino Unido se hicieron eco de sus palabras y algunas asociaciones que protegen los derechos de los menores condenaron las mismas. Aunque en la serie no vemos esos extremos, sí nos muestran momentos en los que los padres pierden el control, manifestando una realidad que no estamos acostumbrados a ver en televisión.

La serie supone una auténtica bofetada a la sensiblería que a veces envuelve a la paternidad, pero peca de pesimista al limitarse a evidenciar únicamente lo negativo. Puede ser verdad que tener hijos reste horas de sueño y provoque un aumento de los estímulos estresantes, pero en la mayoría de las ocasiones todo ese sufrimiento es compensado por emociones mucho más agradables.

Daisy Haggard es Ally en 'Bendita paciencia'. (FX)
Daisy Haggard es Ally en 'Bendita paciencia'. (FX)

Aunque la serie pretenda ser realista y evidenciar la cara más oscura de la paternidad desde la comedia, para que la historia evolucione y cuente con un largo recorrido, deberá mostrarnos también pequeñas píldoras de felicidad. Los primeros episodios de ‘Bendita paciencia’ te quitarán todas las ganas de tener hijos si todavía no los tienes, pero no está tan claro que esa sea la verdadera intención de sus creadores.

En conclusión, ‘Bendita paciencia’ puede resultar incómoda para muchos, pero es imposible no sentir cierta empatía con esa pareja tan auténtica y tan bien empastada que forman Paul y Ally. Su química como pareja es incuestionable y resulta muy interesante ver cómo gestionan sus crisis o cómo abordan la educación de sus hijos. Su experiencia como padres no es el camino de rosas que imaginaban y puede servir como ejemplo para tomar conciencia de que todo en la vida tiene dos caras.

HBO Series de HBO
El redactor recomienda