CRÍTICA

'Sex Education' (T2) regresa a Netflix más divertida, fascinante e ingeniosa que nunca

Otis y el resto de compañeros hacen frente en los ocho nuevos capítulos de la segunda temporada a sorprendentes conflictos sexuales

Foto: 'Sex Education' (Netflix)
'Sex Education' (Netflix)

'Sex Education', la serie que encandiló, enamoró y puso de acuerdo incontestablemente a crítica y público regresa a Netflix. Lo hace con la fuerza de un perturbador y envolvente tsunami: más divertida, deliciosa y enternecedora que nunca. Son ocho capítulos, tan grandes o más que los primeros; esos que nos dejaron maravillados, extenuados y sin aliento, deseando cuanto antes otra buena dosis de educación sexual. Abróchense los cinturones. Ya está aquí lo nuevo de 'Sex Education'.

['Sex Education' (Netflix): masturbación, frigidez o aborto. La serie sin tabúes sexuales]

La primera temporada de 'Sex Education' supuso una auténtica revolución en televisión. Por fin, una serie se atrevía, sin trampa ni cartón, a tratar y a hablar abiertamente del sexo entre adolescentes. El escenario, un conservador colegio inglés donde un grupo de estudiantes, arengaba y peleaba por resolver, con ayuda de un ávido jovenzuelo, sus silenciados, escondidos y tantas veces disfrazados problemas de cama.

La nueva temporada es todo un derroche de ingenio y sentido del humor, a pesar de abordar cuestiones serias y delicadas

Bajo un humor tan británico como atrevido, estos conflictos sexuales absurdamente indecorosos y sospechosamente prohibidos, daban rienda suelta a todo tipo de ardientes situaciones y candentes soflamas carnales. Eyaculación precoz, homosexualidad, 'bullying'... todo cabía y cabe en 'Sex Education'.

Imagen de la serie 'Sex Education'. (Netflix)
Imagen de la serie 'Sex Education'. (Netflix)

Por los ocho nuevos e impagables episodios, bulle a borbotones, tal y como nos tiene acostumbrados la serie, toda la líbido de los chavales del instituto de Moordale. Pero ahora que se han hecho mayores, y han dado el estirón, sus feromonas persiguen otros singulares y ardientes objetivos: perder la virginidad, practicar sexo y, sobre todo, hacerlo bien y estar a la altura. Surgen por ello, ante el consultorio sexual de Otis, insólitas y recurrentes dudas ,relacionadas las más de las veces, con la copulación.

En esta temporada, no solo los jóvenes combatirán sus inseguridades, frustraciones y accidentadas prácticas sexuales. También lo harán algunos de sus padres; esos adultos tan conservadores, como contrarios al desenfreno sexual de sus hijos, sin embargo acumulan como ellos, importantes y sospechosas carencias de alcoba. Las superarán gracias, en parte, a esa alocada sexóloga que interpreta magistralmente la actriz Gillian Anderson.

Imagen de la serie 'Sex Education'. (Netflix)
Imagen de la serie 'Sex Education'. (Netflix)

¿Dónde nos quedamos?

La primera temporada echaba el cierre con varios frentes abiertos. El primero y más importante, el profundo distanciamiento entre Otis (Asa Butterfield) y Maeve (Emma Mackey), que vino acompañado de la expulsión de la joven del instituto. Adam (Connor Sidwells), tras su tórrido encuentro con el delicioso personaje gay que es Eric (Ncuti Gatwan), terminaba encerrado en una escuela militar.

Otis descubrirá el sexo con su novia Ola, mientras Maeve continúa perdidamente enamorada de él. La atracción sexual entre Eric y Adam irá a más

Maeve, por su parte, rompía con Jackson (Kedar Williams-Stirling) y Otis se colgaba tres medallas: el respeto y la popularidad de sus compañeros como 'terapeuta' sexual, conseguir masturbarse hasta el final y echarse, por fin una novia, Ola (Patricia Allison). No era otra que la hija del Jackov, el robusto y rudo fontanero con el que se relacionaba Jean Milburn (Gillian Anderson), la madre soltera de Otis.

'Sex Education' (T.2) (Netflix)
'Sex Education' (T.2) (Netflix)

¿Qué vamos a ver?

Esta nueva temporada arranca con la histeria colectiva entre el alumnado del instituto, ocasionada por un brote de clamidia. Esta epidemia destapa las carencias en materia sexual dentro del protocolo educativo del centro escolar, provocando que el personaje de Jean, adquiera un notable y acertado peso en la serie. Además de sus particulares consejos sexuales, Jean libra una peliaguda batalla con su hijo, que no acepta, ni respeta a su novio fontanero.

Por su parte, la inocencia de Otis da paso a un chaval infinitamente más seguro de sí mismo. Un rebelde en toda regla que, además de excesivamente obsesionado por el sexo, resulta por momentos, demasiado insolente y caprichoso. Su amigo Eric, dulce, sonriente y sensible, continuará perdidamente enamorado de Adam, quien no aguanta demasiado tiempo entre militares.

Maeve es la gran joya de esta temporada. Solitaria, sensible, triste, castigada, desengañada de la vida y desdeñada por sus compañeros, regresa tras su expulsión al instituto, más enamorada que nunca de Otis. Sufre toda la indiferencia de su exsocio de consultorio, quien solo tiene ojos aparentemente, para su nueva novia Ola, con la que se inicia además, en algunas e interesantes prácticas sexuales.

Imagen de la serie 'Sex Education'. (Netflix)
Imagen de la serie 'Sex Education'. (Netflix)

En cuanto al reparto, hay tres nuevas incorporaciones que no aportan demasiado a la historia: Rahim (Sami Outalbali), un gay recién llegado al instituto que se lía con Eric; Viv (Chinenye Ezeuduson), una brillante estudiante, nada agraciada físicamente que se convertirá en tutora de Jackson; e Isaac (George Robinson), que interpreta a un joven discapacitado que se muda a la caravana enfrente de Maeve.

La temporada 2 de 'Sex Education', con esa majestuosa sensibilidad, es todo un derroche de ingenio y sentido del humor. En modo alguno, ello le impide sortear acertadamente en cada capítulo, cuestiones tan serias, comprometidas y delicadas, como pueden ser las repercusiones psicológicas de una agresión sexual, la autoestima, las relaciones sociales y afectivas más allá del sexo y, por supuesto, todo lo referente a la sexualidad pura y dura.

La serie aborda el tratamiento de infecciones de transmisión sexual (ITS) como la clamidia, el vaginismo, el sexo anal, el uso de preservativos, el onanismo, la homosexualidad y el lesbianismo. Estas dos últimas, por cierto, aparecen muy presentes a lo largo de toda la segunda temporada.

Series TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios