CONTIENE 'SPOILERS'

'Néboa' (TVE) o la fórmula que (casi) siempre funciona en el thriller televisivo

Televisión Española estrena ‘Néboa’, una serie protagonizada por Emma Suárez en la que la intriga policial se mezcla con las leyendas de la Galicia más profunda

Foto: Emma Suárez encabeza el reparto de 'Néboa'. (RTVE)
Emma Suárez encabeza el reparto de 'Néboa'. (RTVE)

Twin Peaks, las marismas de Luisiana, la isla de El Hierro… Reales o no, estas localizaciones comparten una serie de características que las convierten en escenarios misteriosos, amenazadores. Lugares en los que resolver un crimen no solo depende de la habilidad del investigador, sino de las tradiciones, de las costumbres locales, de las leyendas y de una población local en la que todo el mundo tiene algo que ocultar. Con esta premisa tan recurrente y exitosa, Televisión Española estrena este miércoles 'Néboa', un thriller televisivo en el que Emma Suárez (Mónica) e Isabel Naviera (Carmela) deberán resolver contrarreloj una serie de crímenes durante la celebración del carnaval en una singular isla gallega.

Lo de 'policía llega a lugar recóndito para resolver misterioso asesinato y descubre que todo el pueblo tiene algo que ocultar', aunque parezca infalible, no siempre sale bien. Pero, de momento, este no es el caso. Visto el primer capítulo de 'Néboa', apetece seguir con la serie para resolver el caso junto a las investigadoras e interesa todo lo que oculta esa recóndita isla y esa cerrada comunidad gallega. En esta producción de Voz Audiovisual hay muchos puntos positivos y alguna cosa que intuimos que podría sacarnos de la trama, o no.

Argumento que nos suena, pero suena bien

En la primera noche del 'entroido' (como se conoce al carnaval en la ficticia isla de Néboa), una joven es brutalmente asesinada y su cuerpo aparece en una cueva conocida como O Burato do Demo (el agujero del demonio). Para complicar aún más la cosa, resulta que en aquel lugar ya habían aparecido cuerpos asesinados de la misma manera en 1919 y en 1989. Y en ambas ocasiones, esos crímenes solo fueron el principio de una serie de asesinatos (cinco en cada caso) durante los ocho días de 'entroido'. En estas que Mónica (Emma Suárez), teniente de la Guardia Civil, es enviada a Néboa para liderar la investigación del caso.

Hasta aquí la música nos suena a producciones anteriores, pero suena bien. Para terminar de afinar la sintonía, resulta que Carmela, sargento local de la isla, es hija del único superviviente de los asesinatos de 1989 y una persona muy cercana a la familia de la víctima. A pesar de la creencia local de que el autor de los crímenes es el 'urco', un hombre con cabeza de lobo, Mónica sospecha de todo el mundo. Del exnovio de la víctima, del padre de este (que es el cacique local), del camello de la isla, del propio padre de la primera víctima… Todos tienen algo que ocultar, y todas las historias interesan como para seguir enganchados a 'Néboa'.

A todo esto hay que sumarle que Mónica viaja a la isla junto con su hija Vega (Alba Galocha). Ambas también tienen un pasado complicado que intuimos complicará la trama según avancen los capítulos. Es más, huele a que Vega será objetivo del asesino para implicar personalmente a Mónica en la investigación. Esta es quizás la historia que menos llama la atención en el primer episodio de 'Néboa' y es la del personaje principal...

Emma Suárez e Isabel Naviera en 'Néboa'. (RTVE)
Emma Suárez e Isabel Naviera en 'Néboa'. (RTVE)

La isla de Néboa, un personaje más

La exitosa fórmula que intenta reproducir 'Néboa' se cimienta sobre un elemento clave: la localización. La isla ficticia de Néboa cumple a la perfección con este cometido convirtiéndose en un personaje más que complica la trama criminal con sus costumbres, leyendas, creencias y roles y rencillas entre sus habitantes. 62 kilómetros cuadrados de isla a 11 kilómetros de la costa de A Coruña a la que solo se puede llegar en un ferry que hace la travesía dos veces al día, convierten a Néboa en un lugar misterioso que condiciona el carácter de sus gentes y, por ende, la investigación del caso.

Como ocurría en 'Twin Peaks' o en 'Hierro', no solo basta con una buena ambientación, sino que los habitantes del lugar tienen que darle vida con sus historias, las que cuentan y las que no. En este sentido, el reparto de 'Néboa' se nutre de actores gallegos más o menos reconocibles como Nancho Novo o Antonio Durán 'Morris', que consiguen que nos metamos en el día a día de la isla, aunque se agradecería que en los próximos episodios podamos verlos más, porque todo va tan rápido que apenas da tiempo a profundizar en los personajes y eso puede acabar por sacarnos de la serie.

El carnaval de 'Néboa'. (RTVE)
El carnaval de 'Néboa'. (RTVE)

Una investigación a contrarreloj... como la serie

Este es el punto que más chirría del primer capítulo de 'Néboa'. Personalmente me interesan las historias de los personajes (menos la de la protagonista), me interesa la trama criminal principal, me gusta la ambientación y está bien rodada, pero todo sucede a un ritmo frenético. Sí, el asesino va a volver a matar y hay que resolver el caso cuanto antes, pero no es motivo para que no podamos tomarnos un respiro para conocer más a los personajes, empatizar con ellos, repudiarlos si es necesario, hacernos nuestras cábalas mentales sobre quién es el malo más allá de lo que digan los investigadores.

De que esto cambie en los próximos capítulos depende que 'Néboa' sea recordada como un producto de 'comida rápida', que entretiene, pero no deja huella, a que sea objeto de referencia para futuras producciones, como las mencionadas 'Twin Peaks', 'True Detective' o 'Hierro'. Aunque también puede pasar que la serie se tome su tiempo para contar las historias de sus personajes y se diluya todo y se pierda el interés por el conjunto. Habrá que verlo. De momento, 'Néboa' tiene todo nuestro interés, y eso es lo principal que se le puede pedir a una serie como esta.

Series TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios