PAUL RUDD, POR PARTIDA DOBLE

'Cómo vivir contigo mismo' (Netflix): así es la comedia más dramática de la temporada

Paul Rudd sorprende interpretando dos versiones muy diferentes de un mismo personaje y nos ofrece una interesante reflexión sobre la depresión

Foto: Cartel promocional de 'Cómo vivir contigo mismo'. (Netflix)
Cartel promocional de 'Cómo vivir contigo mismo'. (Netflix)

'Cómo vivir contigo mismo', creada y escrita por Timothy Greenberg y dirigida por el dúo Jonathan Dayton y Valerie Faris, directores de 'Little Miss Sunshine', es uno de los títulos más llamativos que ha incorporado Netflix recientemente a su catálogo. Compuesta por ocho episodios de tan solo 25 minutos cada uno, la serie se presenta en formato comedia, pero lo cierto es que trasciende este género para regalarnos un producto más oscuro y que en momentos puntuales nos recuerda a ficciones como 'Black Mirror'.

Paul Rudd interpreta a Miles Elliot, un experto en 'marketing' hundido en una crisis de identidad y aburrido por una vida de lo más tediosa, que comparte a duras penas con su mujer, Kate (Aisling Bea). Para ayudarle a salir del hoyo, un compañero de trabajo le recomienda un tratamiento en un lugar muy peculiar llamado Top Happy Spa, en el que le quitarán las malas energías para convertirle en un hombre nuevo.

La serie es especialmente hábil en su manera de mostrar las enfermedades mentales, y es ahí donde se olvida su vena cómica

Lo que desconoce Miles es que será transformado en otra persona de manera literal. Lo que hacen realmente es matarlo y crear un clon mejorado, pero con todos sus recuerdos. Sin embargo, algo falla durante el proceso y el verdadero Miles no muere, por lo que tendrá que lidiar con una nueva vida junto a un 'alter ego' mucho más encantador, inteligente y mejor peinado. Una idea bastante loca a la que los responsables de la serie consiguen dotar de cierta verosimilitud y que logra enganchar de principio a fin.

Paul Rudd se mete en la piel de las dos versiones de Miles. (Netflix)
Paul Rudd se mete en la piel de las dos versiones de Miles. (Netflix)

Paul Rudd: una máquina infalible

'Cómo vivir contigo mismo' se sustenta prácticamente al 100% en la doble actuación de Paul Rudd, convertido en una estrella de primer nivel gracias a su participación en el universo cinematográfico de Marvel como Ant-Man, y que supera, con nota, el reto de interpretar a dos personas diferentes que en realidad son la misma. La capacidad cómica del actor, sobradamente conocida, se mezcla esta vez con un peso dramático que consigue conmover.

Los matices de los que dota a cada versión de Miles son suficientes para que el espectador sepa en todo momento a cuál de los dos está viendo. Las escenas en las que vemos interactuar a los dos son uno de los motivos por los que merece la pena disfrutar de esta serie de Netflix, que, sin duda, se trata de una de las apuestas más rompedoras de la temporada.

Paul Rudd y Aisling Bea protagonizan 'Cómo vivir contigo mismo'. (Netflix)
Paul Rudd y Aisling Bea protagonizan 'Cómo vivir contigo mismo'. (Netflix)

La estructura está diseñada para que no puedas dejar de verla. Greenberg está obsesionado con los continuos saltos en el tiempo y muchas escenas regresan de nuevo a hechos que ya hemos visto para conocer la perspectiva del otro Miles. Entre ambos Miles, se encuentra Kate, su mujer. A la mitad de la temporada nos encontramos con un capítulo centrado en ella que nos vuelve a mostrar los acontecimientos desde su punto de vista, lo que le otorga un peso mucho más trascendental y nos ayuda a empatizar con ella. Parte de la crisis de Miles es el estancamiento de su matrimonio, por lo que conocer la otra cara de la moneda es todo un acierto.

Al margen del encanto natural de Paul Rudd y de lo adictivo de la trama, el punto fuerte de la serie es cómo utiliza el humor para lanzar una seria reflexión sobre la depresión. El verdadero Miles se encuentra hundido en una espiral autodestructiva: no se cuida, no se implica en el trabajo y su relación con Kate se ha convertido en algo rutinario y sin chispa.

La llegada del nuevo Miles le hará sentirse incluso peor, al frustrarse por no conseguir ser mejor que su clon en ningún aspecto. La serie es especialmente hábil en su manera de mostrar las enfermedades mentales, y es ahí donde se olvida su vena cómica para ponerse muy seria.

Paul Rudd es Miles en 'Cómo vivir contigo mismo'. (Netflix)
Paul Rudd es Miles en 'Cómo vivir contigo mismo'. (Netflix)

¿Hasta dónde llegará el viaje a los infiernos del verdadero Miles? ¿Cuál debe ser el papel del nuevo Miles en la vida de sus seres queridos? A lo largo de ocho capítulos, el espectador irá conociendo las respuestas a estas cuestiones mientras descubre lo duro y angustioso que puede resultar vivir con una versión mejorada de ti mismo. El capítulo final acaba con un interesante giro que sienta las bases para una segunda temporada, aunque el gigante del 'streaming' todavía no ha hecho oficial su renovación.

Series TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios