YA DISPONIBLE EN NETFLIX

Los 'Peaky Blinders' luchan también contra el fascismo en su quinta temporada

La quinta temporada de las aventuras criminales de la familia Shelby ha regresado este mes de octubre a Netflix con nuevos enemigos, ahora también en la política

Foto: Imagen de la temporada 5 de 'Peaky Blinders'. (Netflix)
Imagen de la temporada 5 de 'Peaky Blinders'. (Netflix)

La policía, los italianos, los comunistas, los judíos de Londres, los rusos, el Gobierno… Haciendo memoria, creo que a los Shelby, la familia de criminales más conocida de Birmingham, no les queda colectivo alguno con el que enemistarse. Aunque, si no recuerdo mal, al final de la cuarta temporada de 'Peaky Blinders' (¡cuidado, 'spoilers'!) el bueno de Tommy Shelby (Cillian Murphy) se convertía en miembro del Parlamento británico por el partido laborista. Es ahora cuando llegan los enemigos de verdad.

'Peaky Blinders' ha vuelto a Netflix con su quinta temporada, en la que las guerras pasan de la calle a los lugares donde de verdad hacen daño: al parlamento y a los mercados. Además de la nueva trama política, cabe recordar que el más joven de los Shelby, Michael (Finn Cole), se fue a los Estados Unidos para proclamar la victoria de los Peaky Blinders sobre Luca Changretta, personaje interpretado por Adrien Brody y que echaremos de menos. Y claro, cruzando el charco en 1929, raro sería que no le afectara de alguna manera el 'crack' económico, sobre todo cuando tu negocio está basado en las exportaciones a Norteamérica.

Los Peaky Blinders no contaban con tener un político en la familia, pero el Parlamento no es más apacible que las calles de Birmingham

Pero tranquilos, los Shelby nunca dejarán de ser esos delincuentes barriobajeros que tanto nos atraen. Más que nada porque si la economía aprieta, tocará recurrir a los viejos métodos criminales que tan buenos réditos les dieron antes de convertirse en una familia... ¿respetable? Pero con lo que no contaban los Peaky Blinders es que tendrían a uno de sus miembros en la política para conseguir por la vía rápida sus objetivos. Aunque el Parlamento no es mucho apacible que las calles de Birmingham.

Tommy Shelby (Cillian Murphy), sufriendo las consecuencias de la política. (Netflix)
Tommy Shelby (Cillian Murphy), sufriendo las consecuencias de la política. (Netflix)

Muchos de los que ya hemos visto completa esta quinta temporada de 'Peaky Blinders' coincidimos en que uno de los alicientes de los seis últimos capítulos es el personaje que interpreta Sam Clafin, un tal Oswald Mosley, "la fuerza más oscura a la que Tommy Shelby se ha enfrentado jamás" en palabras de Steven Knight, creador de la serie. Pero ¿quién es este Mosley para ser más temible que los Changretta o el gran Alfie Solomons?

Sam Claflin, como Oswald Mosley en 'Peaky Blinders'. (Netflix)
Sam Claflin, como Oswald Mosley en 'Peaky Blinders'. (Netflix)

Oswald Mosley

Oswald Mosley fue un político británico que pasó a la historia por fundar la Unión Británica de Fascistas. Sí, fascismo en 'Peaky Blinders'. La serie se desarrolla en la época de entreguerras, y los comunistas ya aparecían en la primera temporada, de modo que raro hubiese sido que los fascistas no aparecieran. Y sí, en Reino Unido tampoco se libraron del fervor autoritario de algún político exaltado. Y este parlamentario tenía nombre y apellidos: Oswald Ernald Mosley.

Aunque provenía de buena familia, Mosley no se libró de la Primera Guerra Mundial y hasta resultó herido en el frente occidental. A la vuelta de la Gran Guerra, decidió entrar en política e ingresó en el Partido Conservador, por el que se ganó un escaño en las elecciones generales de 1918. Se convirtió en el miembro más joven de la Cámara de los Comunes y deslumbró a los británicos por su carisma y oratoria.

No llevaba mucho tiempo en el parlamento cuando Mosley se dio cuenta de que el Partido Conservador no iba con él y se pasó al otro bando, cambiando a los conservadores por los laboristas. Como le pasó a Mussolini en el Partido Socialista Italiano, las ideas de Mosley eran demasiado radicales para los laboristas, sobre todo tras el 'crack' del 29 y la inmediata Gran Depresión. El joven político propuso una serie de medidas tan extremistas que su partido las rechazó, provocando una sensación de desengaño en Mosley y sus seguidores.

Mosley se inspiró tanto en el Partido Fascista italiano que llamó a sus milicias 'camisas negras'

En 1931, desencantado con la política, decidió crear el Nuevo Partido, que tenía incluso hasta su propia milicia. La cosa fascista ya iba tomando forma y fue en un viaje por Europa cuando Mosley conoció la 'obra' de Mussolini y decidió replicar ese movimiento en el Reino Unido. A su vuelta, en 1932, aglutinó a todos los movimientos de extrema derecha y creó la Unión Británica de Fascistas. A sus ideas proteccionistas incorporó el anticomunismo y tanto se inspiró en el Partido Fascista italiano que a sus seguidores más violentos, que actuaban como milicias populares, les llamó los 'camisas negras'.

La Unión Británica de Fascistas llegó a tener 50.000 miembros y su trayectoria se puede dividir en dos etapas. En un primer momento, este partido llegó a seducir a empresarios y clases acomodadas e incluso recibió el apoyo de medios como el 'Daily Mail', pero tras sus modestos resultados electorales, la acción de la BUF (en inglés, British Union of Fascists) pasó de los despachos a la calle. Y allí su trayectoria se puede resumir en enfrentamientos con los comunistas, con los judíos, y contra todo aquel que osara ponerse en su camino. Vamos, como los Peaky Blinders. Tan claro estaba que Mosley y los suyos habían abandonado por completo la senda democrática que el 'Daily Mail' y las clases medias les retiraron su apoyo e incluso, cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, las autoridades británicas le encarcelaron por su cercanía con los nazis.

Después de la Segunda Guerra Mundial, volvió a la política con el Movimiento por la Unión, pero su nueva aventura no tuvo apenas seguimiento. Tras su nuevo fracaso, se marchó del Reino Unido para vivir primero en Irlanda y después en París. En 1959 volvió a Londres para hacer una última intentona política, pero de nuevo, no tuvo fortuna. En 1980, tras unos años retirado de la vida pública, murió a la edad de 84 años, en Francia.

'Peaky Blinders' vuelve con más fuerza en la quinta temporada. (Netflix)
'Peaky Blinders' vuelve con más fuerza en la quinta temporada. (Netflix)

No desvelaré aquí (por respeto al que todavía no haya disfrutado de la temporada) cómo se las gasta Oswald Mosley en 'Peaky Blinders' pero, no es difícil adivinar, conociendo ahora un poco más al líder de los fascistas británicos, que su relación con Tommy Shelby es intensa. Y eso que lo que vemos en el tráiler de la nueva temporada es una proposición de colaboración.

"Necesitaré hombres como usted, pero no hay otro igual", le dice Mosley al nuevo diputado laborista por Birmingham. ¿Qué fascista no querría a los Peaky Blinders como sus 'camisas negras'? No diré nada más, que si algo nos ha demostrado esta serie es que a los Shelby no les controla nadie más que los Shelby.

Series TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios