25 aniversario

¿No era Joey el ligón del grupo en 'Friends'? Parejas, ex, citas y otras relaciones de los 6

Hace 25 años que se estrenó la 'sitcom' más exitosa de la historia de la televisión. 'Friends' ha visto cómo la sociedad ha cambiado, pero nunca ha dejado de estar de moda

Foto: Fotograma de la serie de television 'Friends'.(Cordon Press)
Fotograma de la serie de television 'Friends'.(Cordon Press)

Mascotas, familiares, amigos, compañeros de trabajo, parejas... diez temporadas dan para muchas relaciones. 'Friends', una de las 'sitcoms' más míticas de la televisión, podrá pasar a la historia como la serie en la que muchas otras se fijaron para imitar y conseguir su éxito, que se mide en millones de dólares, entre derechos de emisión, publicidad y 'merchandising'. Las anécdotas de los seis amigos de Nueva York se entrelazan a lo largo de cada temporada, trazando un paisaje de amistades, frustraciones y relaciones cortas y largas que terminan por definir a cada uno de los protagonistas.

Y de entre todas las definiciones, Joey Tribbiani se lleva la fama, desde el inicio, de ser el ligón del grupo. No es de extrañar si se escucha en sus conversaciones la cantidad de citas que tiene con diferentes mujeres. No obstante, si uno se fija en lo que sale ante la cámara hay un personaje que lo supera en cuanto a citas —aunque no necesariamente en cuanto al objetivo alcanzado de las mismas—, y otro que se acerca bastante. En el siguiente gráfico puedes consultar todas las relaciones (no solo como parejas, sino también familiares) de los seis miembros del grupo protagonistas de una de las series más famosas de la televisión.

Además de la relación que los une, puedes informarte de la historia de cada uno de ellos pulsando sobre su nombre, momento en el que se desplegará a la derecha una pequeña biografía de cada uno. También puedes utilizar el buscador que se encuentra en la esquina superior derecha para localizar a alguno en concreto, en la maraña de nombres de parejas, citas, compañeros de piso o trabajo y familiares que conforma la red de los seis 'friends'.

Aunque pueda parecer lo contrario, Ross es el personaje que más citas tiene (o del que más citas habla) a lo largo de la ficción, aunque pocas de ellas llegan a buen puerto. Además de su interminente noviazgo con Rachel, pasa cierto tiempo con Julie, con la que se reencuentra en un viaje de trabajo a China; con Elizabeth, la estudiante (e hija del personaje al que encarna Bruce Willis) que tanto lo alaba en sus valoraciones universitarias; con Mona, a la que conoce en la boda de su hermana y vuelve a ver en el Central Perk o con Charlie, su compañera de trabajo en la Universidad.

Sin embargo, tiene multitud de citas que, en numerosas ocasiones, acaban abruptamente por su actitud, como aquella cita que acabó con él sin pantalones y las piernas llenas de una masa de crema y talco, o la que se acaba cuando se descubre que él y su pareja llevan el mismo jersey, de mujer por cierto. Entre las muchas historias de Ross no hay que olvidar que su 'primer beso con Rachel' no fue tal como él lo pensaba: en una analepsis, la escena principal se traslada al año 1987, cuando Monica visita, acompañada de su mejor amiga, a su hermano en la universidad. La fiesta acaba con Chandler llevando a su habitación a una Rachel bastante borracha; cuando Ross llega a su habitación entiende que bajo un montón de abrigos está su amor platónico, a la que decide besar. Y ella le responde con otro beso. De vuelta al presente, Chandler le explica que Rachel estaba en su habitación y no en la de Ross, por lo que el grupo descubre que ese beso fue, en realidad, con su propia hermana.

¿Tú estabas debajo del montón de abrigos?

— ¡Yo era el montón de abrigos!

Tiene lógica que el que más parejas tiene, aunque sea en citas cortas, tenga también a sus espaldas el mayor número de divorcios del grupo: un total de tres (Carol, cuando descubrió que era lesbiana; Emily, después de equivocarse de nombre en su propia boda; y Rachel, con la que se casa en una gran borrachera en Las Vegas). Eso sí, no es el único divorciado del grupo: le sigue la otra 'ligona' del grupo, Phoebe. Con una cita menos que Joey —éste tiene un total de 27 que se ven o mencionan en algún momento en la serie, aunque siempre habla de muchas más—, Phoebe llegó a tener hasta 26 relaciones de diferente duración, aunque todas, hasta Mike, relativamente cortas. Quizás la más larga es la de su exmarido, Duncan, que dura unos seis años hasta que él le pide el divorcio, pero difícilmente se podría tratar como una relación estable, teniendo en cuenta que él mantiene su vida de artista homosexual al margen del grupo de seis.

Monica, sus ligues y cierta misoginia en la NBC

Aunque a Monica Geller se la recuerda cómo la entrañable pareja de Chandler —están juntos durante más de la mitad de la serie—, sus inicios presentaban a una veinteañera soltera, con bastante mala suerte con los hombres. De los seis protagonistas es, casi sorprendentemente —quizás muchos se esperan que este papel lo cubriera Chandler Bing—, la que menos citas o parejas tiene, aunque hay que tener en cuenta que más de una duran bastante tiempo (como la de Richard o la del millonario Pete). En el episodio piloto ya aparece en una cena con Paul, un representante de vinos con el que trabaja, y con el que se acuesta en la primera cita —en la 'primera' cita que se ve en la serie, pero de su conversación se desprende que, en realidad, es la cuarta— después de que éste le mintiera acerca de su incapacidad de "funcionar sexualmente" desde su divorcio, en teoría, dos años atrás. Monica se entera poco después de que esa misma estratagema la había utilizado con otra compañera del trabajo, con la que también consiguió acostarse.

Monica en su cita con Paul, el representante de vinos, en un fotograma de la serie 'Friends'
Monica en su cita con Paul, el representante de vinos, en un fotograma de la serie 'Friends'

Detrás de esta escena hay una historia de lucha por parte de Marta Kauffman, una de las creadoras de la serie. En una entrevista con 'Variety' en 2012, Kauffman explicaba que uno de los entonces jefes de la NBC quiso retirar este encuentro, y no porque Paul hubiera mentido a una mujer para acostarse con ella, sino porque le preocupaba que los espectadores vieran a Monica Geller como una mujer predispuesta a tener relaciones sexuales en la primera cita. Tanto es así que incluso llegó a afirmar que Monica se merecía esa situación, por haberse acostado a la primera de cambio. "En una sesión de notas después de hacer una especie de ensayo de vestuario frente al público, dijo 'Se merece lo que le ha pasado'", recordaba la cocreadora de la serie. "En ese momento empezó a salir fuego de mi nariz".

"Entregaron un cuestionario a la audiencia con la pregunta: '¿Crees que el hecho de que Monica se acueste con el representante de vinos la convierte en a) una puta b) una zorra c) una ramera (la palabra utilizada en el cuestionario fue 'trollop', un término en desuso desde principios del siglo XX)'?. E incluso con esa presentación ante los espectadores, al público no le importaba su relación con el sexo", señalaba. "A nadie le importaba, solo a ese tío". El tío del que hablaba resultó ser Don Ohlmeyer, entonces productor y presidente de la división de la costa oeste de la NBC. "Es un club de hombres", afirmaba la misma Kauffman años atrás, en una entrevista concedida a 'The New York Times' en 1997, para explicar las dificultades que tuvo en su carrera como mujer divertida escribiendo sobre personajes femeninos divertidos. "Para las mujeres ha sido más difícil identificarse como divertidas en las series de ficción. A veces me siento un poco sola en esto, como chocándome contra un muro". Kauffman llegó a enfrentarse en más de una ocasión con Ohlmeyer, a quien llegó a enviar una cesta con "medias, tampones, esmalte de uñas... una gran cesta de cosas de mujer". "Él me envió una chupa de Harley-Davidson".

A un ejecutivo de la NBC le preocupaba la mala fama de Monica, pero a nadie le importaba su relación con el sexo, solo a él

La vida siguió y Monica Geller, a pesar de sus numerosas relaciones, fue no la que tuvo menos encuentros amorosos y/o sexuales con hombres aunque sí la que lo hizo con menos hombres: de sus 14 parejas (o ligues puntuales) destacaron, sobre todo, su relación con Richard o con Pete, el millonario, con el que empezó manteniendo una bonita amistad. En la cuarta temporada, cuando su hermano viaja a Londres para casarse con Emily, la novia con la que llevaba poquísimo tiempo, tiene un 'affair' con Chandler que si bien parecía que iba a ser un rollo puntual, acabó convirtiéndose en la relación de pareja más estable de toda la comedia.

Chandler y su relación 'fan service'

La situación para Chandler tampoco era halagüeña: su personaje tenía escasa o nula suerte en las relaciones amorosas —la más recurrente fue Janice Hosenstein, en el futuro Janice Litman-Goralnik, quien se convirtió también en su principal pesadilla—, pero al igual que ocurre con Monica, su historial de parejas está limitado desde el momento en el que durante casi seis temporadas ya mantiene una relación de pareja estable con la que hasta entonces había sido su mejor amiga. De las 16 relaciones que se mencionan en la serie, dos hacen referencia a líos pasados —su beso con Rachel en la universidad, o su lío con Missy Goldberg en el instituto—, lo que lo deja en igualda de condiciones (casi) con respecto a Monica.

El plan original de los guionistas de 'Friends' no era que Chandler y Monica acabaran juntos, aunque finalmente parecieran predestinados a ellos. Lo que en principio todos creían que iba a ser el rollo de una noche de desahogo para Monica, acabó convirtiéndose en lo que fue gracias a un fenómeno tan desprestigiado como el 'fan service' —como lo que ocurrió con la tercera temporada de 'La casa de papel', que muchos lo vieron como una tomadura de pelo pero otros tantos aplaudieron el arrollador éxito que la serie tuvo en todo el mundo gracias a la incondicional fuerza de sus seguidores—. "La idea era que tuvieran una noche tonta... pero la reacción de la audiencia fue tan fuerte y su química tan buena que finalmente tuvimos que escuchar".

Los responsables del guion de la 'sitcom' comenzaron a entusiasmarse con la idea de jugar con una dinámica incómoda entre los dos protagonistas, y con la relación de la pareja con el resto del grupo. "Como ocurrió todo en el episodio de Londres (fin de temporada), pensamos que al inicio de la siguiente nos divertiríamos con esa incomodidad". Y así fue, con aquellos gritos de Phoebe —"¡Mis ojos! ¡Mis ojos!"— o de Ross —"¡Apártate de mi hermana!"— al enterarse de la relación de los dos amigos. "La relación de Monica y Chandler fue un indicador de cómo el espectáculo iba creciendo al tiempo que Chandler dejaba de tener miedo al compromiso", una de las características clásicas del personaje. "Es parte del proceso hacia la madurez de la serie".

Una Rachel con un Ross no daba espectáculo

Que Rachel y Ross se tomaran (o no) un descanso fue clave para la serie. El productor ejecutivo de la serie, Kevin Bright, temía que una relación estable entre dos de los protagonistas aburriera a los espectadores. "Recuerdo otra serie en la que estábamos muy interesados, hasta que se establece y formaliza una pareja, y entonces se fue al garete", explicaba Bright, en declaraciones recogidas por 'Variety'. Kauffman apoyaba este escenario, asegurando que mantener separados a Ross y Rachel servía para que existiera conflicto, algo de lo que la serie iba a carecer si estaban juntos desde el inicio. Dicho, y hecho: la frustrada relación entre Ross y Rachel se basó en las muchas relaciones que tuvieron ambos entre su primer amor y el desenlace de la serie.

Desde su compañero Mark, con el que no llega a relacionarse más allá de un intento por parte de él cuando Rachel está en el famoso 'break' con Ross, hasta su reencuentro con el que iba a ser su marido, Barry, Rachel tiene a lo largo de la temporada cerca de una veintena de relaciones, muchas de ellas citas que no van a más. Quizás la más estable es la que mantiene con Tag Jones (aunque tiempo después ni siquiera recuerda su apellido), el joven ayudante que contrata para su despacho y con el que rompe al cumplir 30 años y percatarse de que su vida no tiene un rumbo definido y que no será capaz de cumplir sus sueños de adulta con un joven cinco años menor que ella. La de Paolo es, por otro lado, la más frustrante para Ross, y tiene lógica si se tienen en cuenta los plazos en los que el italiano acaba con la neoyorquina: se conocen cuando Ross se decide a desvelarle su amor por ella; y vuelven a estar juntos cuando ella, decepcionada por el noviazgo de Ross con la recién llegada de China Julie, estaba a punto de confesarle que ella sentía lo mismo por él.

Paolo, el vecino italiano al que Rachel conoce durante un apagón, es una de las pesadillas de Ross en 'Friends'
Paolo, el vecino italiano al que Rachel conoce durante un apagón, es una de las pesadillas de Ross en 'Friends'

De sus breves encuentros con otros hombres —como el famoso beso en la terraza del apartamento de Monica y Chandler con otro de sus compañeros de trabajo, Gavin Mitchell— se fragua la recuperación del amor del que es, sin ser pareja, el padre de su hija Emma. De emitir un 'reboot' de 'Friends' —algo que queda descartado completamente por parte de los productores y creadores de la ficción—, todos tienen claro que Ross y Rachel seguirían juntos. Al menos desde la perspectiva de Marta Kauffman, que considera que una "gran relación" como la suya iba a tener "futuro".

Series TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios