CRÍTICA

'Chernobyl' (1x05): la verdad sobre el juicio final que el Gobierno intentó amañar

El desenlace de la serie, producida entre Sky y HBO, llega con un capítulo final que destapa un juicio que el Gobierno soviético intentó controlar para evitar responsabilidades

Foto: Imagen del juicio final, en 'Chernobyl'. (HBO)
Imagen del juicio final, en 'Chernobyl'. (HBO)

Cuando creíamos que ya no podríamos sentir más emociones con 'Chernobyl', la aclamada y conmovedora serie de HBO sobre el mayor accidente nuclear de la historia, llega con fuerza, y a la altuGra de sus anteriores entregas, el esperado desenlace de la serie. El capítulo final no viene sino a confirmar que estamos ante la mejor serie de la historia, y no porque así lo refleje el prestigioso 'ranking' de IMDb.

[Cinco claves por las que 'Chernobyl' ha vuelto loco a medio mundo]

El episodio final rompe con la naturaleza angustiosa e inquietante de la narrativa que marcó los cuatro anteriores. Utiliza otro tempo. El capítulo final, titulado 'Vichnaya Pamyat' ('Memoria eterna'), intenta dar respuesta desde la tranquilidad, la reflexión, el raciocinio y la tristeza a tantos y tantos porqués, dejando atrás el infierno, las llamas, las muertes, los enfermos y los campos desolados del pasado.

Legásov registró lo sucedido en unas cintas que vieron la luz tras su suicidio. Fue entonces cuando la verdad salió realmente a la luz

Este episodio busca explicar qué salió mal en el accidente nuclear ocurrido aquel 26 de abril de 1986 en la central nuclear Vladímir Ilich Lenin, en Ucrania. Un desastre que provocó miles de muertes, hoy día todavía sin cuantificar, la evacuación de cerca de 116.000 personas y una alarma internacional sin precedentes al detectarse radioactividad en, al menos, 13 países de Europa Central y Oriental. En esta entrega, Valery Legásov, Ulana Khomyuk y Boris Shcherbina arriesgan sus vidas y su reputación para exponer la verdad de lo que sucedió aquella fatídica madrugada en Pripyat, así como todas las consecuencias que ese infernal accidente nuclear trajo para la Unión Soviética.

Jared Harris, en 'Chernobyl'. (HBO)
Jared Harris, en 'Chernobyl'. (HBO)

El día del juicio

Un año después de la tragedia, tres altos funcionarios de la planta, que habían autorizado la peligrosa prueba de seguridad, se sentaban en el banquillo, acusados de haberse saltado el protocolo de seguridad provocando la catástrofe. Dyatlov, Fomin y Bryukhanov, que así se llamaban, fueron condenados a 10 años de cárcel. La extinta Unión Soviética quedaba exonerada de cualquier responsabilidad en la tragedia. El principal objetivo de la temida KGB y del Gobierno, antes, durante y después del proceso, fue que Occidente nunca supiera lo que realmente ocurrió aquella noche.

Imagen del juicio. (HBO)
Imagen del juicio. (HBO)

Este juicio es el eje sobre el que gira y se sustenta este último capítulo. En él declaran como testigos los tres protagonista de la serie: el viceprimer ministro soviético, Boris Shcherbina, la científica Ulana Khomyuk y el primer subdirector del Instituto Kurchatov de Energía Atómica, Valeri Legásov. Eligen contar la verdad, a pesar de que el régimen no les respalde.

Mientras Shcherbina señala la imprudencia y la naturaleza corrupta de Dyatlov, Fomin y Bryukhanov, que autorizaron la peligrosa prueba de seguridad, Khomyuk hace hincapié en el problema humano de la catástrofe. La arriesgada prueba fue llevada a cabo por trabajadores inexpertos y novatos. El relato de Ulana (Emily Watson) se cierra con una frase tan lapidaria como real: "Si ustedes no entienden cómo puede estallar un reactor, no les culpo por ello. Menos todavía lo entendían los trabajadores del turno de noche de la sala de control de la central, cuando el mismo voló por los aires".

Ulana, personaje interpretado por Emily Watson, en 'Chernobyl'. (HBO)
Ulana, personaje interpretado por Emily Watson, en 'Chernobyl'. (HBO)

Finalmente, es Legásov quien tiene la enorme responsabilidad de revelar la verdad que la Unión Soviética quiere ocultar. Tras presentar un relato veraz de los hechos, el científico desafía a la URSS y señala, a las claras, los problemas que prevalecen en todos los reactores nucleares de la región. De esta manera, la serie termina con un tema recurrente y que ha planeado durante sus cinco capítulos: personas desinteresadas que ponen en riesgo su vida para salvar a miles de seres humanos.

La muerte de frente y cara a cara

Hay una secuencia que es poesía pura y tiene lugar en medio de un receso del juicio. Cansados de tanta lucha y tanta mentira a sus espaldas, Legásov y Shcherbina mantienen una dolorosa y triste conversación sobre la vida y la muerte. Ambos, ¡qué paradoja!, en ese juicio son los auténticos condenados a morir... en breve tras la sobreexposición a la radiación.

"¿Cuánto te queda?", le pregunta Legásov a Shcherbina. "Un año", responde el segundo. "El tiempo se me ha ido y lo he desgastado... Valeri [Legásov], me oían a mí, pero te hacían caso a ti. Siempre he pensado que enviaron a la persona equivocada a Chernóbil". Y de nuevo, en medio de la tristeza de dos amigos que saben que están diciéndose adiós, Legásov responde: "Boris, fuiste el hombre más importante en Chernóbil".

Jared Harris, en la miniserie 'Chernobyl'. (HBO)
Jared Harris, en la miniserie 'Chernobyl'. (HBO)

El minuto final del episodio es espeluznante e insultantemente conmovedor. Lleno de frases sobreimpresionadas y apoyadas con imágenes de los personajes reales, la serie hace balance de la tragedia. Resume perfectamente lo que ocurrió en Chernóbil y cómo terminaron todos y cada uno de sus protagonistas.

Entre lo más duro, la declaración de Legásov, que aunque testificó bajo juramento, se ocultó y el accidente fue vendido al exterior como algo que no fue culpa del Gobierno. No sería hasta que el eminente científico registró toda la verdad en unas cintas que vieron la luz tras su suicidio, cuando realmente salió todo a la luz. Aquel fue el principio del fin de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

A día de hoy, son muchos los interrogantes que todavía hay en el aire de Chernóbil. Tan solo un indignante dato: el balance oficial de muertos en Chernóbil sigue siendo todavía de 31 personas. Increíble.

Series TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios