CRÍTICA

Patricia Arquette, una terrorífica madre en 'The Act', el thriller psicológico de Hulu

Basada en hechos reales, narra cómo una madre hizo creer a todos que su hija adolescente estaba enferma, sometiéndola a todo tipo de torturas, perrerías y malos tratos psicológicos

Foto: Imagen promocional de 'The Act'. (Hulu)
Imagen promocional de 'The Act'. (Hulu)

Dicen que la realidad supera a la ficción y la serie 'The Act', basada en hechos reales, aunque ya avisa que hay personajes de ficción y elementos dramatizados en ella, nos vuelve a confirmar que así es. El 14 de junio de 2015 la policía del condado de Greene en Missouri (Estados Unidos) encontró en su casa el cuerpo sin vida de Dee Dee Blanchard. Había sido asesinada por su propia hija, una joven que sufría desde muy pequeña diversos síndromes.

Como se descubrió poco después de ser detenida, Gypsy Rose Blanchar, que así se llamaba la cría, había averiguado hacía tiempo que no estaba enferma y decidió vengarse. La historia en que se basa la miniserie la publicó la periodista Michelle Dean en 'Buzzfeed' y posteriormente fue narrada en un extraordinario documental de HBO, titulado 'Mommy Dead and Dearest'.

Impacta por las grandes interpretaciones de sus dos protagonistas, una irreconocible Patricia Arquette y la joven Joey King

El próximo 14 de junio se estrena en España 'The Act', el último y conmovedor éxito de Hulu, responsable también de otro gran éxito como 'El cuento de la criada'. Podrá verse a través de la nueva plataforma norteamericana Starzplay, recién aterrizada en nuestro país de la mano de Orange y Vodafone Televisión.

Imagen de la serie 'The Act'. (Hulu)
Imagen de la serie 'The Act'. (Hulu)

La serie de 8 capítulos es un verdadero 'true crime' dramatizado que combina un 'cuento de hadas' y una historia de terror psicológico y maltrato físico a una niña. Ha causado sensación en su estreno en Estados Unidos, sobre todo por las maravillosas actuaciones de Patricia Arquette y Joey King, inconmensurables en los papeles de madre e hija, respectivamente.

Dee Deed Blanchard (Arquette) y su hija Gypsy (Joey King). (Hulu)
Dee Deed Blanchard (Arquette) y su hija Gypsy (Joey King). (Hulu)

'Síndrome de Muunchausen por poderes'

En 'The Act', una irreconocible Arquette se encarga de que entendamos lo que le pasaba por la cabeza a Dee Dee Blanchard, que sufría el conocido como 'Síndrome de Munchausen por poderes', una patología mental y forma de maltrato infantil, en la que el cuidador del niño —con frecuencia su madre— inventa dolencias falsas o, lo que es peor, provoca síntomas reales para que parezca que su hijo está enfermo. El fin no es otro que llamar o retener su atención, simpatía, cariño o recaudar dinero por la cara.

Durante años, Dee mantuvo a ojos de todo el mundo que su hija Gypsy padecía una enfermedad terminal, que no andaba, que solo podía alimentarse a través de una sonda gástrica y que su mentalidad no se correspondía con su edad, sino con la de una niña de 7 años.

Joey King como Gypsy Rose en 'The Act'. (Brownie Harris/Hulu)
Joey King como Gypsy Rose en 'The Act'. (Brownie Harris/Hulu)

Vendió a todo EEUU la gravedad del estado de su hija, toda una sarta de mentiras acompañadas del deterioro físico de la niña que ella misma provocaba. Cuando se dio cuenta de toda la farsa, Gypsy decidió continuar junto a su madre, no sabemos bien por qué... La gran pregunta que hasta el final de la serie nos hacemos es... ¿quién de las dos estaba engañando a quién?

Patricia Arquette y Joey King 'The act' (Hulu)
Patricia Arquette y Joey King 'The act' (Hulu)

La historia de Dee Dee y y su hija Gypsy era en un principio y de cara al mundo entero, lo más parecido a un cuento de hadas rosa. Poco a poco, se transformó en una terrorífica historia alimentada por la incomprensible dependencia emocional que madre e hija se profesaban.

La serie resulta escalofríante y terrororífica. Muestra con toda crudeza la cantidad de sufrimientos y perrerías a que esa madre sometió a su hija. El miedo atroz unido a una necesidad imperiosa de protección, hacían que la adolescente soportaba todo tipo de vejaciones: la castigaba atándola a la cama, le arrancó toda la dentadura de la boca, la drogaba, le rapaba la cabeza para darle un aire más enfermo, la aislaba de amigas de su edad, la alimentaba por una sonda, la trasladaba en una silla de ruedas, cuando la joven no tenía problema alguno para andar. Lo que realmente impresionante y uno de los ejes centrales en 'The act' es que ambas sabían lo que había, y establecieron un acuerdo tácito; Dee Dee quería que su hija dependiera de ella, y Gypsy aceptó tragar con esta necesidad enferma de su madre loca. Sin embargo ese pacto entre ambas volaría por los aires, el mismo día en que la chiquilla cansada decidió 'volar', crecer, enamorarse y maquinó su asesinato.

Joey King 'The act'. (Hulu)
Joey King 'The act'. (Hulu)

Arquette y King, 'se salen'

'The Act' fascina, sobre todo, por la actuación de sus dos protagonistas, Patricia Arquette y Joey King, absolutamente convincentes en el papel de madre e hija. Una serie, con unos personajes tan oscuros y complicados psicológicamente, no funcionaría si detrás no hubiera actuaciones tan disciplinadas y excepcionales como las de ambas actrices.

Dee Dee sometió a su hija adolescente a todo tipo de 'perrerías', deteriorándola físicamente hasta casi matarla

Arquette atrapa con sus gestos y su mirada, entre perdida y terrorífica. Nos acerca con pelos y señales a esos desajustes emocionales que llevaron a Dee Dee a cometer semejantes atrocidades. Y lo mejor de todo, la actriz conmueve mayormente cuando realiza esas atrocidades a su hija, porque transmite locura, dolor y tristeza, siempre se ve 'obligada' a castigar a su hija injustamente.

King, por su parte, es toda una revelación. Incluso para aquellos que ya la hayan visto en otros proyectos, como 'The Kissing Booth' o 'Fargo', puede que ni siquiera la reconozcan. Y es que su transformación para meterse en la piel de Gypsy es impecable.

Su expresión confundida y el continuo sentimiento de frustración que padece por no tener una vida como el resto de críos traspasan la pantalla. Cada vez que sonríe, los ojos de King se iluminan como si solo hubiera deseado una estrella y sus sueños se hicieran realidad. Pero, sin duda, el gran valor de su interpretación está puesto en la famosa voz aguda de Gypsy que tan bien imita. Es una muñeca 'rota' tan frágil que puedes llegar a entender los motivos por los que Dee Dee estaba tan obsesionada por hiperprotegerla.

Series TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios