CRÍTICA

'Chambers' (Netflix): la serie de terror de Uma Thurman no apta para cardíacos

La vida de una joven se convierte en un infierno tras el trasplante de corazón de otra chica, fallecida en extrañas circunstancias y cuya familia esconde además tenebrosos misterios

Foto: La actriz Uma Thurman en la serie 'Chambers'. (Ursula Coyote/Netflix)
La actriz Uma Thurman en la serie 'Chambers'. (Ursula Coyote/Netflix)

Ni siquiera la hipnótica presencia de Uma Thurman en 'Chambers', la serie de género difícilmente descriptible que intenta seguir la estela de la 'La maldición de Hill House, logra salvar uno de los últimos y más esperados estrenos de Netflix...¡ Y mira que lo intenta! Siendo muy sinceros, hay que ser muy valiente y paciente para meterse en vena sus diez capítulos. El impactante tráiler como ocurre muchas veces generó demasiadas expectativas y luego pasa lo que pasa: que nada o casi nada se corresponde con lo que uno se había imaginado.

La historia, sinceramente, muy original tampoco es. Una joven llamada Sasha (Sivan Alyra Rose) a punto de perder la virginidad sufre un repentino un ataque al corazón. Sobrevivirá gracias al trasplante de otra chica, fallecida en extrañas circunstancias. Al retomar su vida, tras la operación, experimentará visiones y cambios de personalidad, dignos de la mejor película de terrror de serie B.

Una joven trasplantada de corazón sufre fenómenos paranormales relacionados con la muerte de la dueña del órgano que lleva dentro

Nada en ella volverá a ser como antes, ni por dentro ni por fuera. Ese órgano extraño que ahora late en su pecho esconde más secretos de los que jamás hubiese imaginado. Los aspectos malignos de Becki, que asi se llamaba la muerta, empiezan a poseerla y, lo que es peor, a atormentarla, hasta resultar un poco cansina, la verdad. Este planteamiento que a priori podría resultar terrorífico, miedo, lo que se dice miedo, da bien poco.

Imagen promocional de 'Chambers'. (Netflix)
Imagen promocional de 'Chambers'. (Netflix)

Nueva familia 'de corazón' para Sasha

Sasha pronto comienza a sentir emociones y revivir episodios de la vida de la anterior dueña de su corazón. Nada nuevo en la tele ni en el cine. Trasplantados que se mimetizan con la vida del donante, viajan en el tiempo o sufren visiones los hemos visto en diferentes producciones hasta aburrir. La cosa se enreda cuando la chiquilla establece contacto con la familia de la muerta y todo su entorno.

Los Lefevres son raros y ricos como demonios, por cierto. A lo que vamos, la joven indie, de una clase social más bien baja, terminará paseando el corazón de Becky no solo por la elitista escuela privada a la que acudía la fallecida, gracias a una beca de los desconsolados padres (UmaThurman y Tony Goldwyn), sino que incluso acabará conduciendo su coche y haciendo demasiada vida con su 'nueva familia de corazón'.

Imagen de la protagonista de 'Chambers'. (Netflix)
Imagen de la protagonista de 'Chambers'. (Netflix)

¿Qué intenciones esconden estos misteriosos padres y todo su entorno acogiendo con tantas ganas a Sasha? ¿Mantener vivo el espíritu y la memoria de su hija muerta o quizás y, lo que es peor, recuperarla literalmente como cuando estaba viva? Es entonces, además, cuando los aspectos más malvados de la famosa Becky se apoderan de Shasa.

Por si fuera poco, la chiquilla comienza a rayarse con que detrás de esa muerte hay más cosas que nadie se atreve a contarle. Vamos... todo un gazpacho de inquientantes interrogantes, pero que unidos ni terminan de estar bien engrasados ni mucho menos bien resueltos

La primera temporada consta de diez episodios que se antojan demasiados, a pesar de la mimada dirección de Alfonso Gómez-Rejón, responsable de algunos episodios de 'American Horror Story', o el esfuerzo de Ti West, cineasta que se dio a conocer con la curiosa 'The House of the Devil' y acabó especializándose en la realización en series como 'Scream', 'Outcast' o 'The Exorcist'.

 UmaThurman y Tony Goldwyn, en 'Chambers'. (Netflix)
UmaThurman y Tony Goldwyn, en 'Chambers'. (Netflix)

Hasta la mitad de la temporada, la serie es interesante, sugerente, prometedora y a ratos, incluso escalofriante. Después, desgraciadamente, se convierte en un reflejo distorsionado de lo que podría haber sido. Aún cuando pasa de ser absorbente a frustrante, 'Chambers' tiene suficientes elementos y giros de guion en cada episodio para que sin ser una obra maestra le des una oportunidad. Entretiene y aunque solo sea por ver a Uma Thurman vale la pena echarle un vistazo.

Series TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios