Emilia Clarke confiesa que sufrió dos aneurismas tras rodar 'Juego de Tronos'
  1. Televisión
  2. Series TV
EN 'THE NEW YORKER'

Emilia Clarke confiesa que sufrió dos aneurismas tras rodar 'Juego de Tronos'

La actriz que interpreta a Daenerys Targaryen en la serie de HBO ha publicado un artículo en la revista 'The New Yorker' en el que relata estos duros momentos

Foto: La actriz Emilia Clarke. (Efe)
La actriz Emilia Clarke. (Efe)

"Nunca he contado en público esta historia, pero este es el momento". Así comienza el artículo de 'The New Yorker' en el que la actriz Emilia Clarke relata en primera persona cómo luchó por su vida tras sufrir dos hemorragias cerebrales en 2011.

[Kit Harington confiesa que fue a terapia tras la muerte de Jon Snow en 'Juego de Tronos']

La actriz que interpreta a Daenerys Targaryen cuenta en el artículo que todo comenzó tras finalizar el rodaje de la primera temporada de 'Juego de Tronos'. "Me sentí aterrada. Aterrada por toda la atención, por un negocio que apenas conocía, por hacerlo bien tras toda la confianza que habían puesto en mí", recuerda Clarke sus comienzos en la serie de HBO.

Clarke continúa su artículo contando que para liberar el estrés, se puso a entrenar. Hasta que un día, el 11 de febrero de 2011, se levantó con dolor de cabeza. "Casi no podía ponerme las zapatillas. Me forcé a hacer unos cuantos ejercicios, pero le pedí un descanso a mi entrenador".

[fuboTV: suscríbete y no te pierdas la temporada final de 'Juego de Tronos']

Fue entonces cuando la actriz de 'Juego de Tronos' recuerda los angustiosos momentos en los que llega al vestuario y se cae al suelo. "Sabía que algo me estaba pasando: mi cerebro se había dañado". Clarke explica que para no perder el conocimiento, movía los dedos de las manos y recordaba frases de su papel en la serie de HBO.

"Pedí que me dejaran morir"

Emilia Clarke, que en ese momento tenía 24 años, fue trasladada al Whittington Hospital de Londres y los médicos le diagnosticaron un aneurisma del que pocos pacientes sobreviven. "Una nube de inconsciencia se posó sobre mí. El diagnóstico fue rápido y siniestro: una hemorragia subaracnoidea", relata Clarke. Trasladaron a la actriz al National Hospital for Neurology and Neurosurgery donde le realizaron una operación de urgencia.

"Cuando desperté, el dolor era insoportable. No sabía dónde estaba. Tenía un tubo en la garganta y estaba reseca y con náuseas", continúa la actriz en el artículo. Los doctores explicaron a Clarke que lo más duro está en superar las dos primeras semanas. "Una noche, tras superar ese periodo de gracia, una enfermera me despertó y, como parte de una serie de ejercicios cognitivos, me preguntó cómo me llamaba. Mi nombre completo es Emilia Isobel Euphemia Rose Clarke. Pero no podía recordarlo. De mi boca salían palabras sin sentido alguno y entré en pánico".

"Nunca había pasado un miedo como ese. Soy actriz, tengo que recordar mis textos", escribe Clarke sobre ese duro momento. "Llegué a pedir a los médicos que me dejaran morir. Mi trabajo, todos mis sueños, están centrados en el lenguaje y en la comunicación. Sin eso, estaba perdida".

[Emilia Clarke, tras acabar el rodaje de 'Juego de Tronos': "Acabé llorando como una idiota"]

Un mes después de la operación, Emilia Clarke abandonó el hospital. "Me avisaron de que tenía un aneurisma más pequeño en el otro lado del cerebro y que podía romperse en cualquier momento", continúa la actriz.

Bajo vigilancia médica, Clarke se sumó a la promoción de 'Juego de Tronos' y luego comenzó el rodaje de la segunda temporada. "Bebía morfina entre entrevista y entrevista. El dolor seguía allí y sentía un cansancio como multiplicado por un millón".

"Me desperté gritando de dolor"

En 2013, tras el rodaje de la tercera temporada de 'Juego de Tronos', Emilia Clarke comenzó un espectáculo en Broadway. Cuando acudió a una de sus revisiones, los médicos le anunciaron que el bulto del otro lado había crecido. "Su tamaño se había duplicado y el médico dijo que había que 'cuidarlo'. Me prometieron una operación relativamente simple, más fácil que la última vez", recuerda la actriz.

[Así será la batalla de Invernalia, el brutal final de 'Juego de Tronos']

Clarke se sometió a la misma intervención que tuvo en 2011, pero utilizaron una técnica nueva en la operación. "Cuando me desperté, gritaba de dolor. El procedimiento había fallado. Tuve una hemorragia masiva y los médicos me dijeron que mis probabilidades de sobrevivir eran escasas si no volvían a operar. Esta vez necesitaban acceder a mi cerebro de la manera tradicional, a través del cráneo. Y la operación tenía que realizarse de inmediato", detalla la actriz en el artículo.

Lo peor estaba por llegar: "La recuperación (de esta segunda intervención en 2013) fue aún más dolorosa que lo fue la primera. Parecía que había pasado por una guerra más espantosa que cualquiera de las que haya experimentado Daenerys. Salí de la operación con un drenaje que me salía de la cabeza", explica la actriz.

Daenerys Targaryen en 'Juego de Tronos'. (HBO)
Daenerys Targaryen en 'Juego de Tronos'. (HBO)

A Clarke lo que más le preocupaba era cómo se iba a recuperar: "¿Me afectaría a la concentración? ¿A la memoria? ¿A la visión?". Esta nueva intervención de dejó una cicatriz que le cruza el cráneo: "Ahora no se ve la cicatriz que me recorre el cuero cabelludo hasta el oído, pero al principio pensaba que sería visible".

"Estoy bien al cien por cien"

Emilia Clarke ha publicado su testimonio por primera vez para agradecer la atención médica y ayuda que ha recibido durante todo este tiempo, tanto en Reino Unido como en EEUU. Con este artículo, la actriz quiere dar visibilidad a una enfermedad tan grave. Desde hace un tiempo, Clarke se ha volcado en una asociación benéfica: "Se llama SameYou , y tiene como objetivo brindar tratamiento a las personas que se recuperan de lesiones cerebrales".

La actriz afirma haberse recuperado completamente. "Ahora estoy al cien por cien". Emilia Clarke termina el artículo dando las gracias a todos los que han estado a su lado en esos duros momentos. "Les doy las gracias a mi madre y mi hermano, a mis médicos y enfermeras, a mis amigos. Todos los días echo de menos a mi padre, que murió de cáncer en 2016 y a quien nunca podré agradecer lo suficiente que me sostuviera la mano hasta el final".

Emilia Clarke Juego de Tronos Series de HBO HBO
El redactor recomienda