SU VIDA MÁS OSCURA

La vida menos conocida de Andrew Cunanan, el asesino de Gianni Versace

Antena 3 estrenó este domingo las primeras entregas 'El asesinato de Gianni Versace', miniserie que narra el trágico final del famoso diseñador de moda a manos de Cunanan

Foto: Darren Criss como Andrew Cunanan en 'El asesinato de Gianni Versace'. (Jeff Daly/FX)
Darren Criss como Andrew Cunanan en 'El asesinato de Gianni Versace'. (Jeff Daly/FX)

"Independientemente de las cosas horribles que cometió, Andrew Cunanan tiene una cantidad de arcilla tan rica y espesa para trabajar como actor que es realmente un verdadero placer", aseguró Darren Criss con motivo del estreno de 'American Crime Story: El asesinato de Gianni Versace' (Antena 3).

Y es que la vida del asesino de Versace era de todo menos sencilla. Cunanan nació en National City (California) y fue el menor de cuatro hermanos en una familia conservadora y especialmente religiosa. Cuando su padre se jubiló del Ejército, empezó a trabajar como corredor de bolsa, pero acabó huyendo a Filipinas, su país de origen, después de ser acusado de malversar fondos. Su madre, por su lado, fue quien inculcó a Andrew la lectura de la biblia.

Desde bien pequeño destacó por encima de los demás. Desarrolló una gran habilidad intelectual, pero al final fueron sus impulsos más siniestros los que marcaron el rumbo de su vida.

[Más información | 7 claves que debes conocer de 'El asesinato de Gianni Versace'​]

Andrew Cunanan, en la serie 'El asesinato de Gianni Versace'. (FX)
Andrew Cunanan, en la serie 'El asesinato de Gianni Versace'. (FX)

Delirios de grandeza

Andrew Cunanan se formó en una escuela privada y fue en ese capítulo de su vida cuando dejó de lado la realidad y empezó a dar forma a una vida imaginaria. El joven estaba obsesionado con la clase alta y su status social. Empezó a decir que era hijo de un millonario israelí e incluso de un aristócrata que vivía en la Quinta Avenida (Fith Avenue) de Nueva York. No tuvo la vida soñada, pero eso no le frenó en sus oscuras ambiciones. Su vida dio un giro radical cuando su familia se enteró de que era gay y decidió mudarse a San Francisco.

Para sufragar sus caros caprichos empezó a vender su cuerpo y a traficar con drogas. Convertido en chapero de lujo, se empezó a acercar a hombres adinerados que le pagaban su estilo de vida y que además le permitían acceder a otros círculos sociales. "Era un prostituto homosexual de clase alta", llegó a decir su madre, Mary Ann Cunanan. Fue en 1996, tras el final de su relación con Norman Blachford (editor del programa 'America´s Most Wanted'), cuando el genio se transformó en un verdadero perturbado. La desesperación le hizo perder la cabeza. Sufría delirios de grandeza.

[Más información | Esta es la Donatella Versace que nadie te había mostrado (y sin spoilers)]

El actor Criss Darren como Andrew Cunanan. (FX)
El actor Criss Darren como Andrew Cunanan. (FX)

Reguero de muertes

El 27 de abril de 1997 se cobró su primera víctima. Mató a Jeff Trail, exoficial de la Marina y antiguo cliente suyo. Tras una fuerte discusión, le golpeó hasta matarlo con un martillo y tras envolverlo en una alfombra, escondió el cuerpo en el apartamento de David Madson, un prometedor arquitecto que acabó convirtiéndose en su próxima víctima.

El joven se encaprichó con el arquitecto, pero este no quiso saber nada de Cunanan. Días más tarde, el 3 de mayo, el cadáver de Madson apareció en el lago Rush (Minnesota) con varias heridas de bala. La investigación policial acabó por conectar ambos asesinatos, después de que descubrieran el cuerpo de Jeff Trail en el desván del apartamento del arquitecto.

Cartel del FBI en busca de Cunanan.
Cartel del FBI en busca de Cunanan.

Pero las muertes siguieron. El 4 de mayo, tan solo un día después de matar a Madson, Cunanan acabó en Chicago con la vida de Lee Miglin, un promotor inmobiliario de 72 años. La policía encontró su cuerpo torturado, con hasta 20 puñaladas realizadas con un destornillador. El cuerpo de Miglin estaba envuelto en cinta adhesiva, lo que llevó a los investigadores a pensar en un juego de bondage. Fue entonces cuando incluyeron a Andrew Cunanan en la lista de los 10 fugitivos más peligrosos de Estados Unidos. Su foto y descripción empezaron a difundirse a través de periódicos y los informativos de televisión.

El 9 de mayo Cunanan se cobró su cuarta víctima: William Reese, de 45 años. Según la investigación, su muerte fue casual. Cunanan le pegó un tiro en la cabeza para robarle su camioneta roja. Reese era vigilante del cementerio nacional de Finn’s Point, en Pennsville (Nueva Jersey). Tras esta muerte, Cunanan viajó hasta Miami Beach (Florida) y fue capaz de llevar una vida normal durante dos meses.

Segun recoge 'Vulgar Favors', el libro en el que se basa la serie de Ryan Murphy, Gianni y Andrew se conocieron en una fiesta en Lago di Como y tiempo después se reencontraron en un club nocturno de San Francisco, en 1990. Desde entonces, el joven se obsesionó con el famoso diseñador, pero no fue hasta el 15 de julio de 1997 que llevó a cabo su crimen más mediático. Ese día asesinó de dos disparos a Gianni Versace en la puerta de su mansión.

Cunanan quería ser rico, famoso y querido a toda costa, pero acabó convertido en un verdadero psicópata. "No es mejor que yo o igual, la única diferencia es que tuvo suerte", dice el asesino en la serie. Como no logró su objetivo, decidió acabar con la vida del diseñador italiano, que representaba todo lo que él quería ser. Cunanan pasó a la historia como el asesino de Gianni Versace.

[Más información | El palacio de Gianni Versace, reconvertido en hotel de lujo a 1.000 euros la noche]

El actor Criss Darren, en una imagen de la serie. (FX)
El actor Criss Darren, en una imagen de la serie. (FX)

El suicidio de Cunanan

Ocho días después, el 23 de julio, se suicidó con la misma arma con la que había matado a Madsen, Reese y el propio Versace. El cuidador del muelle de Collins Avenue escuchó un disparo, llamó a la policía y cuando llegaron los agentes encontraron el cuerpo de Cunanan sin vida. El joven se había disparado en la boca. No dejó ni nota de suicidio ni mostró arrepentimiento alguno.

Imagen de 'El asesinato de Gianni Versace'. (FX)
Imagen de 'El asesinato de Gianni Versace'. (FX)

"No podemos establecer un motivo. Podría ser un robo. Podría ser que Andrew Cunanan buscaba fama tiroteando a una persona de este calibre. Podría ser venganza. A todos nos gustaría saberlo, sobre todo en un caso de alto perfil, como este. Desafortunadamente, la verdadera respuesta es que nos hemos hundido con el barco, por decirlo de alguna forma". De esta forma explicó el jefe de policía Richad Barreto la falta de razones que explicaran el asesinato de Gianni Versace.

¿Se conocían realmente Gianni Versace y Cunanan? La familia del diseñador lleva 21 años negando esta versión, pero hay muchos testigos que lo corroboran. Cunanan hablaba a menudo de su "amistad especial" con Versace, de hecho, hasta tres de sus amigos hablaron al FBI de esa supuesta relación que existía entre Cunanan y el diseñador italiano después de que el primero desapareciera tras cometer cuatro asesinatos.

Series TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios