Rubén Blades: "El gobierno de Trump supera a lo que pasa en 'Fear The Walking Dead"
  1. Televisión
  2. Series TV
ENTREVISTA

Rubén Blades: "El gobierno de Trump supera a lo que pasa en 'Fear The Walking Dead"

AMC España estrena la segunda parte de la tercera temporada de 'Fear The Walking Dead' el próximo 11 de septiembre en prime time

Foto: Rubén Blades es Daniel Salazar en 'Fear The Walking Dead'. (AMC España)
Rubén Blades es Daniel Salazar en 'Fear The Walking Dead'. (AMC España)

Aprovechando el paso de su tour musical por nuestro país y el estreno de la segunda parte de la tercera temporada de 'Fear The Walking Dead' en AMC España, Rubén Blades ha concedido una entrevista a EL CONFI TV en la que no ha dudado en desnudarse en cuerpo y alma para narrar la triste situación en la que se encuentra Estados Unidos ante la llegada de un presidente tachado de ser xenófobo, machista y populista.

En tan solo 3 años, la vida de este abogado, actor, compositor poseedor de 14 premios Grammy y exministro de Turismo de Panamá ha cambiado tanto en su país de acogida como la de su personaje en la ficción, Daniel Salazar, que ha acabado aferrándose a unas creencias espirituales de las que siempre ha carecido para tener un motivo para seguir adelante.

"El gobierno de Trump supera a lo que pasa en 'Fear The Walking Dead", ha asegurado el latinoamericano a este portal. "Estamos en una obra de ficción y lo que ocurre en EEUU supera ahora mismo cualquier historia. Nadie pensó que esto pudiera ocurrir y ocurrió y está ocurriendo", ha confesado con gran pesar.

[LEE MÁS: AMC renueva 'Fear The Walking Dead' por una cuarta temporada]

Rubén Blades es el temible Daniel Salazar en 'FTTW'. (AMC España)
Rubén Blades es el temible Daniel Salazar en 'FTTW'. (AMC España)

Pregunta: Has afirmado encontrarte en plena retirada del mundo musical. ¿Has pensado también dejar el mundo de la interpretación a corto plazo?

Respuesta: Ahora mismo estoy tratando de ganar tiempo para hacer otras cosas. Estoy despidiéndome de la salsa, que es un género que llevo haciendo desde hace más de 30 años. Ahora quiero dedicar mi tiempo a otras cosas. Voy a seguir haciendo música, pero en otra dirección. Lo que estoy haciendo ahora es agradecer a todo el mundo que me ha seguido durante esta etapa. No tengo la capacidad para estar haciendo tantas cosas como he estado haciendo hasta ahora. Llega el momento en el que uno tiene más pasado que futuro y tienes que empezar a organizarte. El problema es el tiempo. Me han llamado para hacer un par de películas y no he podido. Hay cosas a las que les digo que no que me gustaría decir que sí. Todo es una cuestión de tiempo. Acabé de grabar 'Fear The Walking Dead' el 10 de julio y el 15 estaba tocando en Vitoria. ¡Calma! No he descansado nada.

P: ¿Cómo valoras la evolución de tu personaje en 'Fear The Walking Dead'?

R: Lo que está pasando ahora es interesante. Nosotros no tenemos control sobre cómo el personaje es visto y esto es interesante para mí porque, en un mundo ideal, el actor o actriz debería tener una conversación mucho más inmediata con el guionista. Yo tengo un backstory y lo que estoy viendo ahora es que, entre la primera temporada y la tercera, Salazar es un tipo que está descubriendo una espiritualidad que no sabía que tenía. Él se está empezando a preguntar por qué está vivo y si hay algo más de la realidad que él conoce. Está haciéndose más vulnerable en términos espirituales. Para mí fue un giro muy interesante porque no lo vi venir.

El giro de Salazar fue muy interesante para mí. No lo vi venir

P: Con todos los proyectos que llevas a cabo, ¿por qué aceptaste formar parte de la serie?

R: Lo que la serie ofrecía para mí es la oportunidad de salir de la comodidad que me da la música, un medio que domino. Yo controlo el material, yo escribo las canciones y estoy conectado con los arreglos. Esta otra situación es distinta: interpreto una persona que no soy yo, una persona que me daría miedo conocer en la vida real. Es algo completamente distinto a lo que yo hago. Me gusta el reto que plantea. Por otro lado, el acceso a una audiencia de millones de persona. Esta serie se ve en 120 países.

P: ¿Cuáles de los retos sociales que plantea la serie en un mundo postapocalíptico tiene más que ver con los que vive la sociedad hoy en día?

R: Todos. Tiene la situación de la familia Otto, viviendo en ese rancho, esos supremacistas blancos y racistas. Es una réplica de un escenario de racismo que no solo te encuentras en Estados Unidos, sino también en Europa. Los grupos de extrema derecha van subiendo, la intolerancia sube. El hecho de que la serie transcurra en el área de la frontera es cuyuntural, eso no lo pensaron, simplemente ocurrió. El caso es que son norteamericanos huyendo a México y no al revés, algo irónico. Pero el punto de cuál es el impacto que causa un apocalípsis en la sociedad es que libera los controles y se caen todas las estructuras y todo vale.

Es muy importante que, a pesar de que hablamos de un apocalípsis en términos de ficción, hay un apocalípsis ocurriendo actualmente en Mosul, en Alepo, en Sudán. Esto está pasando. Tú ves las ruinas de Mosul y me impacta saber que allí había gente y terminaron refugiados como lo estamos en 'FTWD', en un sitio donde no sabes si hay agua o luz y dónde está tu familia o si vas a sobrevivir. Lo de esta serie está ocurriendo. Pese a que es algo frívolo el tema y es diversión, veo por otro lado que mi personaje representa a todos esos refugiados.

Hay un apocalípsis como el de 'The Walking Dead' ocurriendo actualmente en Mosul, en Alepo y en Sudán

P: Has tocado el ámbito de la política, la música, el cine y la televisión. ¿En qué campo te sientes más a gusto?

R: En todos. Cuando entré a trabajar en el gobierno de Panamá, donde estuve durante cinco años, desde 2004 hasta 2009, alguien me preguntó que si había abandonado la música y yo le dije que no, que lo que había hecho es decir que sí a mi país. Eso es interesante porque no es un truco semántico. Cuando estuve ahí no hice gira o cine, me dediqué a mi nación. El escenario lo cambié por el escenario del servicio público. A veces me subo al escenario con miedo de que no me salga la voz porque durante la grabación de la serie no canto. No creo que renuncié a algo para obtener otra cosa. Es positivo que me sienta así.

P: Desde que comenzó la serie, Estados Unidos ha cambiado de presidente. ¿Cómo has vivido pasar de trabajar en los EEUU de Obama a los EEUU de Donald Trump?

R: El gobierno de Trump supera a lo que pasa en 'Fear The Walking Dead'. Estamos en una obra de ficción y lo que ocurre en EEUU supera ahora mismo cualquier historia. Nadie pensó que esto pudiera ocurrir y ocurrió y está ocurriendo. Tenemos una situación en la que hay que ver de qué manera puedes contribuir para que las cosas no empeoren. No solo en términos políticos, sino sociales. Estoy muy pendiente de no construir al racismo o la xenofobia. La situación es muy seria. Esta serie refleja bien el tema de la solidaridad. En 'FTWD' los supervivientes sobreviven solidariamente, ese cuento de que las cosas que pasan en un sitio no importan en otro no es cierto. Y menos ahora. La solución no va a venir de un mago. Para Salazar, mi personaje, independientemente de quién haya sido el presidente ya no importa. Él ya fue. Una vez que se viene todo abajo ese señor ya ni importa. No importan los cohetes atómicos ni nada. Hay otra realidad.

Rubén Blades junto a Shawn Hatosy en 'Fear The Walking Dead'. (AMC España)
Rubén Blades junto a Shawn Hatosy en 'Fear The Walking Dead'. (AMC España)

P: ¿Alguna vez has pensado en dar el salto al mundo de la dirección?

R: Estoy pensando en hacer un documental, porque yo no sé técnicamente lo suficiente como para dirigir una película. Me acuerdo de que Richard Pryor, el cómico y director norteamericano, me dijo una vez que jamás me metiera a dirigir. Me dijo que le vinieron a preguntar que de qué color quería pintar las paredes. Es mucho detalle, pero un documental sí. Estoy pensando en qué temas sería interesantes y que no hayan sido tocados. Eso sería mi primer ejercicio.

P: ¿Cuál es la principal motivación de Salazar para seguir con vida?

R: Hasta el momento que habéis visto, buscar a Ofelia. Poco después vais a ver una nueva motivación de este personaje.

P: A estas alturas, ¿qué futuro le auguras a la serie? ¿Crees que tendrá la misma vida que la serie madre? En ese caso, ¿te gustaría aguantar hasta el final?

A mí no me gustaría que Salazar muriera. Me gustaría que fuera algo como de misterio

R: A mí no me gustaría que Salazar muriera. Me gustaría que fuera algo como de misterio. Que la gente se pregunte dónde está Salazar. Me he preguntado muchas veces la conexión entre ambas series. Son dos series diferentes, pero lleva un momento en que la medida que va avanzando el tiempo, llegará el momento en el que nos encontremos con Rick y el grupo. Es imposible no pensar cómo reaccionaría Salazar frente a un Negan, una figura de esas. ¿Qué haría Salazar, cómo enfrentaría la situación? ¿Qué haría Nick o Maddison? No sé si en algún momento lo hará. 'The Walking Dead' va para la octava temporada, pero sería interesante ver cómo se empata eso.

P: ¿En qué bando crees que se pondría Salazar, en el de Rick o en el de Negan?

R: No creo que me juntara con Negan porque Salazar no apoya abusos por abusos. Él cree firmemente en la necesidad de orden y establecer una violencia para contribuir a algo. Él cuando está con Dante, la explicación que da de su participación en la guerra era el anticomunismo. Él no se metió en la guerrilla para matar gente. Es por eso que cuando está en Los Angeles no se convierte en un asesino a sueldo. Con los conocimientos que tiene podría haberlo sido, pero prefirió ser barbero, que no tiene nada que ver con su profesión. No creo que le guste matar por matar.

The Walking Dead Gobierno de Donald Trump Noticias de Famosos Programas TV
El redactor recomienda