'The Good Fight' se olvida de 'The Good Wife' a través de la osadía de Diane Lockhart
  1. Televisión
  2. Series TV
spin-off de 'the good wife'

'The Good Fight' se olvida de 'The Good Wife' a través de la osadía de Diane Lockhart

El spin-off comienza con un episodio muy bien construido, más rápido y agresivo que su serie antecesora, 'The Good Wife'

placeholder Foto: Imagen promocional de 'The Good Fight'.
Imagen promocional de 'The Good Fight'.

Lo normal es que un spin-off genere rechazo antes de que empiece, pero en el caso de ‘The Good Fight’ ha ocurrido justo lo contrario. La serie, que procede del universo de ‘The Good Wife’ a través del personaje de Diane Lockhart, ofrece un discurso narrativo distinto y sobre todo un estilo muy diferenciado de su ficción matriz. Este hecho era clave para que, por un lado los fans de la serie original no se sintieran demasiado despegados de la nueva ficción, y por otro que tuviese una aportación general y novedosa. El resultado es un procedimental atípico en el que las mujeres toman la palabra para convertirse en protagonistas absolutas, sin recurrir a un soporte masculino que las justifique como personajes.

Un spin-off audaz, osado y agresivo

‘The Good Fight’ es más audaz, más osada y desde luego más agresiva que su antecesora. Y aunque de nuevo sea un escándalo el detonante del primer episodio, en esta ocasión se trata de un estallido mediático financiero, al más puro estilo Madoff. Diane, que se quiere regalar a sí misma un plan de jubilación de primer orden, se viene abajo cuando por culpa de dicho escándalo lo pierde absolutamente todo, desde sus ahorros a su prestigio profesional. Justo ahí comienza la verdadera historia de ‘The Good Fight’ y a la vez un reseteo vital para Diane, obligada a vivir lejos de su sofisticación y su zona de confort.

Era imposible que el matrimonio compuesto por Michelle y Robert King no firmase el episodio piloto de una serie en la que su nombre se respira por todos lados. De este modo, el episodio está plagado de los asuntos que más gustan a la pareja de guionistas: actualidad política (el juramento de Trump para horror de Diane), pulso social (la brutalidad policial sin justificación) y un humor construido a base de ironía junto a las ya míticas carcajadas de Diane. En su conjunto, la serie bebe ligeramente de ‘The Good Wife’, pero a medida que transcurren los minutos se aleja de ella para mostrar otra cara de la abogacía en el estado de Illinois. En cualquier caso, no es necesario haber visto la serie primaria para disfrutar y entender 'The Good Fight'.

Maia Rindell, protagonista y víctima

Más que una protagonista al uso, Diane actúa como un ente que está por encima del bien y del mal, casi como una narradora de la serie, un testigo de la realidad que describe la serie. Por contraposición, está el personaje de Maia Rindell, interpretada por Rose Leslie ('Juego de Tronos’). Ambas representan dos caras de una misma moneda, la veteranía y la juventud de la abogacía unidas por un escándalo que las obliga a trabajar juntas para seguir adelante. “Esto no se ha terminado todavía” le dice Diane a Maia al final del episodio. Una frase grandilocuente que solo un personaje de esta altura puede pronunciar.

En el resto de secundarios, los fans miran con cariño la enésima vuelta de tuerca de David Lee, uno de los personajes de ‘The Good Wife’ que merecía un revival en el spin-off. Lucca (Cush Jumbo), en cambio, ha dejado esa versión dulcificada y anodina que tenía cuando era la número dos de Alicia Florrick para convertirse en una abogada algo más aguerrida y agresiva, algo que se agradece de forma extraordinaria. La sorpresa la ha dado el fichaje del actor Delroy Lindo, que da vida a Adrian, el que evita que Diane caiga en el más profundo de los ostracismos.

Por qué ver ‘The Good Fight’

La serie, que ha emitido su primer capítulo en CBS pero que emitirá el resto de su temporada (compuesta por 10 episodios) a través de la plataforma de streaming CBS All Access, merece la pena y no solo para aquellos que han disfrutado con las 7 temporadas de ‘The Good Wife’. Se trata de una serie que invita al espectador a tomar partido desde el principio y sobre todo, a hacerse preguntas de quién es quién y qué esconde cada uno de los personajes de esta nueva delicia televisiva que se llama ‘The Good Fight’.

El redactor recomienda