Es noticia
Menú
La curiosidad de Carlos Sobera le juega una mala pasada en 'First Dates'
  1. Televisión
  2. Programas TV
ATAQUE DE RISA Y COLORETES

La curiosidad de Carlos Sobera le juega una mala pasada en 'First Dates'

El presentador no ha sabido donde meterse después de lo que ha visto que ha llevado uno de los comensales para sorprender a su cita

Foto: Carlos Sobera, en 'First Dates'. (Mediaset)
Carlos Sobera, en 'First Dates'. (Mediaset)

Algunas sorpresas las carga el diablo y es lo que le ha ocurrido a Carlos Sobera por ser tan curioso con uno de los concursantes de First Dates. Adriano se ha personado en el mítico restaurante de Cuatro con una cajita misteriosa que ha terminado ruborizando al presentador.

Adriano, de 56 años, ha sido uno de los protagonistas de la jornada. El soltero ha acudido al programa para tener una segunda oportunidad. Este apasionado del heavy metal no tuvo suerte en su primera cita y vuelve entusiasmado, con ganas de enamorarse, aunque para ello ha ido dotado de un regalo bastante peculiar.

El presentador no pudo parar de reír mientras tenía la prenda en sus manos

Es lo primero que llamó la atención de Sobera nada más recibirlo en la barra del restaurante. Al vasco le dio extrema curiosidad que acudiese junto a una pequeña caja de madera y le pidiese que se la dejara a su cita, que iba a entrar justo a continuación. "Esto es para que se asuste mi cita", le comunicó el comensal como dato.

Una información bastante escueta que dejó a Carlos con ganas de más. Le pregunta si puede abrirlo. Acepta, pero al destapar la cajita lo que descubre no sabe ni cómo cogerlo ni tampoco qué cara poner. "Me vas a perdonar...", fue la primera reacción, previa a un tremendo ataque de risa y un rostro tintado en rojo.

placeholder Adriano y Carlos Sobera, en 'First Dates'. (Mediaset)
Adriano y Carlos Sobera, en 'First Dates'. (Mediaset)

"Me vas a perdonar, pero, esto...", probó a decir nuevamente, también sin éxito, ya que las carcajadas no lo dejaron terminar la frase. "¡22! Que cada uno piense lo que quiera", interrumpió Adriano, en clara referencia al extenso tamaño de la parte delantera del tapa-rabos que acababa de sacar el presentador en la barra.

Foto: Elena, en 'First Dates'. (Mediaset)

Una sorpresa que motivó sobremanera a Leo, el señor con el que se iba a citar el comensal y cuyo tamaño hizo aceptarlo: "Me da igual si es gordo y feo, con ese tamaño me gusta". Sin embargo, nada más lejos de la realidad, ya que ni uno ni el otro fueron de su agrado y terminaron rechazándose mutuamente, incluso antes de la decisión final.

Algunas sorpresas las carga el diablo y es lo que le ha ocurrido a Carlos Sobera por ser tan curioso con uno de los concursantes de First Dates. Adriano se ha personado en el mítico restaurante de Cuatro con una cajita misteriosa que ha terminado ruborizando al presentador.

Carlos Sobera Programas TV Cuatro
El redactor recomienda