Es noticia
Menú
El gesto que no se atrevió a afear a su cita en 'First Dates': "Me ha parecido fuerte, no es el lugar"
  1. Televisión
  2. Programas TV
CONTROVERTIDO MOMENTO

El gesto que no se atrevió a afear a su cita en 'First Dates': "Me ha parecido fuerte, no es el lugar"

Míchel no fue capaz de decirle a la cara a Marina lo que realmente pensaba sobre algo que para ella era fundamental, un gesto con el que realizó toda una declaración de intenciones

Foto: Míchel, en 'First Dates'. (Cuatro)
Míchel, en 'First Dates'. (Cuatro)

"Moderna, extrovertida, divertida y con ganas de pasárselo muy bien", así se presentó Marina este martes, 21 de junio, en el restaurante de 'First Dates'. Esta soltera de 51 años buscaba a un hombre que le siguiese el ritmo, con buen cuerpo, cabeza y, sobre todo, madurez. El elegido por el equipo del 'dating show' era Míchel, alguien que parecía cumplir, sobradamente, todos estos requisitos.

Sin embargo, sus fuertes personalidades chocaron desde el inicio, enfrentándose por algo tan nimio como el vino que ofrecía el programa. Desde ahí, ambos trataron de darse una oportunidad, pero lo cierto es que no terminaron nunca de encontrarse el punto, siempre con un prisma diferente a la hora de abordar cada asunto sobre el que charlaron.

placeholder Marina, en 'First Dates'. (Cuatro)
Marina, en 'First Dates'. (Cuatro)

Tanto que incluso algo tan simple como un pinchazo de insulina les enfrentó. Marina no dudó en pincharse en la misma mesa donde cenaron, un gesto con el que quería hacer toda una declaración de intenciones: "Yo me voy a pinchar aquí porque realmente creo que la gente que es diabética no tiene por qué esconderse para pincharse. Entonces me voy a pinchar aquí", avisaba a su cita.

Él, aparentemente, recibía bien el gesto: "No me molesta para nada. Trabajo en Sanidad, o sea que... Recientemente me he mudado a trabajar a un hospital de otra localidad", le aclaraba Míchel en la cena. Pero pese a esa comprensión, su opinión era bien diferente, como dejaba claro en la intimidad del confesionario: "Me ha parecido un poco fuerte, porque no es el lugar para pincharse".

placeholder Míchel, en 'First Dates'. (Cuatro)
Míchel, en 'First Dates'. (Cuatro)

Aunque en ese caso no era capaz de afeárselo a la cara, en otros asuntos sí mostraba más valor, como cuando se negó a mostrarle sus abdominales: "A veces para determinadas cosas soy muy pudoroso. No te lo digo en plan mal, pero yo no me atrevería a pedirle a una mujer una cosa así. No sé, estamos hablando de enseñar el cuerpo en una primera cita, no me parece apropiado".

La soltera se mostraba comprensiva, respetando su opinión, aunque ella no le daba tanta importancia al asunto, asegurando que si llevase la ropa adecuada, y si tuviera abdominales, no dudaría en mostrárselos pese a estar en televisión.

Foto: Manuel y Helena, en 'First Dates'. (Cuatro)

Con todo ello, Marina no dudaba en estar dispuesta a tener una segunda cita con él en 'La decisión final': "Me ha gustado mucho su personalidad y su físico, creo que podríamos tener 'feeling". Míchel, en cambio, no era de la misma opinión: "No he sentido lo que debo sentir para decir que es la mujer con la que quiero seguir el resto de mi vida. Pero un placer, de verdad, te lo juro. Lo siento".

La sincera disculpa hacía que Marina se enterneciese, siendo ella quien le reconfortaba antes de marcharse cada uno por su lado: "No tienes nada que sentir. Ojalá que encuentres el amor, de verdad".

"Moderna, extrovertida, divertida y con ganas de pasárselo muy bien", así se presentó Marina este martes, 21 de junio, en el restaurante de 'First Dates'. Esta soltera de 51 años buscaba a un hombre que le siguiese el ritmo, con buen cuerpo, cabeza y, sobre todo, madurez. El elegido por el equipo del 'dating show' era Míchel, alguien que parecía cumplir, sobradamente, todos estos requisitos.

Programas TV First dates Cuatro
El redactor recomienda