Es noticia
Menú
"Está decrépito" y otras lindezas que no se atrevió a decirle a la cara a su cita en 'First Dates'
  1. Televisión
  2. Programas TV
DESASTROSA CITA

"Está decrépito" y otras lindezas que no se atrevió a decirle a la cara a su cita en 'First Dates'

Adela fue incapaz de decirle las cosas a la cara a Manuel, siendo muy crítica con él solo en la intimidad del confesionario del programa, por lo que no encajó bien sus calabazas

Foto: Manuel y Adela, en 'First Dates'. (Cuatro)
Manuel y Adela, en 'First Dates'. (Cuatro)

Manuel llegó este lunes, 13 de junio, al restaurante de 'First Dates' con la intención de encontrar a la mujer definitiva, espantado tras un matrimonio en el que fue abandonado por su esposa para irse con una secta. El 'dating show' le emparejaba con Adela, quien nada más verle le sentenciaba: "Está un poco decrépito".

Pese a que a él sí le entró por el ojo su cita, la mala primera impresión que se llevó Adela no hizo más que acrecentarse a medida que iban conociéndose. Todos y cada uno de los temas de conversación que fue sacando el soltero para conocerla eran un nuevo paso atrás entre ambos para ella, que optaba por callarse durante la velada para desquitarse en privado con la audiencia.

placeholder Manuel y Adela, en 'First Dates'. (Cuatro)
Manuel y Adela, en 'First Dates'. (Cuatro)

Si Manuel le decía que tenía dos coches, ella le sonreía y se guardaba su opinión para los confesionarios del programa: "Creo que eso es un embuste, por qué va a tener dos coches. Creo que lo ha dicho para engatusarme". Si él se mostraba aficionado a la caza y la pesca, ella le ponía buena cara en la mesa, pero se reía en el reservado: "Me va a llevar de caza... y de pesca... difícil lo tiene, sí, ¡imposible!".

Si en otro momento de la noche él le decía que estaba mucho mejor sin gafas, tratando de piropearla, ella se lo tomaba como un ataque: "A mí esas cosas no me afectan. Yo me veo con gafas y sin gafas y sé cómo estoy. No me interesa nada lo que él opine. No me doy por aludida". Y así durante todo el encuentro, una actitud que, a fin de cuentas, daba cierta esperanza a Manuel de salir de la mano de ella, algo que los espectadores sabían con certeza que no se produciría.

Foto: Silvia y José en 'First Dates'. (Mediaset)

Una vez llegados a 'La decisión final', él se mostraba optimista con tener una segunda cita con Adela: "Sí, porque la veo muy sencilla y muy sana". Ella, esta vez sí, le daba calabazas, aunque no lograba ser clara con él: "La verdad que yo no, veo a un hombre muy agradable, noble y buena gente, pero no hemos tenido feeling. Yo no he tenido feeling".

"¿Pero qué motivo has visto tú, hija?", le preguntaba a las claras Manuel, tratando de entender su negativa. "Yo esperaba un hombre más alto, quizá", acertaba a decir ella, dándole una excusa demasiado endeble. Su cita se revolvía, levantándose del asiento: "¿Más alto? ¡Si mido 1,75! ¿Tú quieres dos metros? Ese no es un motivo, no lo veo yo. Que tú lo ves, vale, hija, me parece bien que seas sincera. Gracias por todo", decía marchándose de forma tensa, cerrando así una de las peores citas de los últimos meses.

Manuel llegó este lunes, 13 de junio, al restaurante de 'First Dates' con la intención de encontrar a la mujer definitiva, espantado tras un matrimonio en el que fue abandonado por su esposa para irse con una secta. El 'dating show' le emparejaba con Adela, quien nada más verle le sentenciaba: "Está un poco decrépito".

Programas TV First dates Cuatro
El redactor recomienda