Es noticia
Menú
Un soltero sorprende a su cita con su curioso fetiche en 'First Dates': "Soy muy raro"
  1. Televisión
  2. Programas TV
UN MANAZAS

Un soltero sorprende a su cita con su curioso fetiche en 'First Dates': "Soy muy raro"

Óscar quiso animar a su cita en el reservado del programa, sin embargo, se descontroló tanto que acabó por tirar todo lo que había sobre una de las mesas de la estancia

Foto: Óscar, la cita de Michele en 'First Dates'. (Mediaset)
Óscar, la cita de Michele en 'First Dates'. (Mediaset)

El restaurante de 'First Dates' abrió este martes sus puertas para recibir a Óscar, un joven madrileño, profesor de danza de 25 años, que acudió al programa en busca de un chico alto, de manos grandes, que le "dominara". Tras ver a su cita, quedó encantado con él, pero no tardó demasiado en darse cuenta de que tenían pocas cosas en común.

"Soy romántico, pero tanto en la vida como en el sexo me gusta que me manden", reconoció Óscar. Michele (22 años), por su lado, aseguró que, como buen italiano, romántico sí era, pero no "dominante", algo que defraudó a su cita.

En el terreno sexual a Óscar le gusta que le dominen y se siente muy atraido por las manos. "Soy muy raro", reconoció el joven. "Soy tradicional, pero algo que me excita y me pone mucho son las manos, pero las rústicas. No me gustan los obreros, pero sí sus manos, las manos grandes, las que son morcillonas". Además, no tuvo reparo alguno en confesar delante de su cita que es "más pu*** que las gallinas".

placeholder Michele y Óscar, nada más llegar al restaurante. (Mediaset)
Michele y Óscar, nada más llegar al restaurante. (Mediaset)

Aseguró que le encanta jugar y que le toquen, pero desde el primer minuto se dio cuenta de que las manos de Michele no encajaban con su prototipo. Prefiere "una mano grande que coja todo el cachete, que te acaricie la cara, que te meta en la boca...".

placeholder Michele, estudiante italiano de 22 años. (Mediaset)
Michele, estudiante italiano de 22 años. (Mediaset)

Aunque si hubo algo que le molestó en cierto modo a Óscar fue que tuviera que estar tirando todo el rato de su cita. La timidez de Michele fue un obstáculo casi insalvable para el madrileño. "Tengo que estar tirándole de la lengua para que pueda hablar un poco", lamentó en privado.

placeholder Óscar y Michel, bailando en el reservado. (Mediaset)
Óscar y Michel, bailando en el reservado. (Mediaset)

A Óscar le encantan las fiestas y el baile es fundamental en su vida, sin embargo, no es una afición que pueda compartir con Michele. "Me gustan las tarimas, las verbenas, el cachondeo, que me mire todo el mundo, bailar, reír, sudar...". Aunque tenían claro que como pareja no iban a tener futuro, en el reservado del restaurante Óscar se vino completamente arriba y se puso a bailar como si no hubiera un mañana, animando a su cita para que se sumase y le siguiese en los pasos.

placeholder Caída de la mesa del reservado. (Mediaset)
Caída de la mesa del reservado. (Mediaset)

El madrileño se soltó tanto que acabó por tirar una de las mesitas, con la bebida y el postre. "Ha caído todo... Lo siento mucho, de verdad. Qué vergüenza he pasado. Me vengo arriba y como soy una persona muy expresiva con los gestos... lo acabo tirando todo. Mi padre siempre me dice que si no tiro algo no me quedo a gusto".

placeholder Óscar, avergonzado tras tirar la bebida en la alfombra. (Mediaset)
Óscar, avergonzado tras tirar la bebida en la alfombra. (Mediaset)

En la decisión final, ambos han coincidido en que como pareja no tendrían futuro alguno. "Yo no tendría una segunda cita con Michele como pareja, pero como amigo... lo que tú quieras", le dijo al italiano. "Yo creo que lo que no me ha convencido, sobre todo, ha sido tu timidez y lo que ya te he contado antes: que me gustan los chicos dominantes, que lleve las riendas de la relación. No que sea masculino, simplemente que domine un poco más".

El restaurante de 'First Dates' abrió este martes sus puertas para recibir a Óscar, un joven madrileño, profesor de danza de 25 años, que acudió al programa en busca de un chico alto, de manos grandes, que le "dominara". Tras ver a su cita, quedó encantado con él, pero no tardó demasiado en darse cuenta de que tenían pocas cosas en común.

Programas TV Cuatro
El redactor recomienda