Es noticia
Menú
Rafa arrasa y gana 'Secret Story 2': 6 motivos por los que se ha metido a todos en el bolsillo
  1. Televisión
  2. Programas TV
RADIOGRAFÍA DE SU CONCURSO

Rafa arrasa y gana 'Secret Story 2': 6 motivos por los que se ha metido a todos en el bolsillo

El fontanero de Cuenca ha aplastado a Adrián y Marta en las últimas votaciones, las que han entregado en sus manos el maletín con los 150.000 euros

Foto: Rafa Martínez, en 'Secret Story 2'. (Mediaset)
Rafa Martínez, en 'Secret Story 2'. (Mediaset)

Rafael Martínez Alarcón, natural de Cuenca y residente en Madrid, ha ganado la segunda edición de 'Secret Story' con un titánico 76,1% de los votos. El fontanero de 28 años ha logrado arrasar en todas las encuestas que buscaban el vencedor del 'reality' de Telecinco, pero, sobre todo, ha barrido como nunca en las votaciones que le han entregado los 150.000 euros de premio.

Desde que puso un pie en la casa de Guadalix de la Sierra ya se metió a parte de la audiencia en el bolsillo. Su aversión a las canciones de Bertín Osborne o su humor negro ya lo hicieron protagonista desde la gala cero, sin embargo, ha sido realmente su personalidad y forma de jugar lo que ha provocado que los fieles seguidores del formato que produce Zeppelin TV lo hayan votado en masa para que gane.

1- El más nominado (y salvado)

Empezó formando parte del bautizado trío de la casa, posteriormente cuarteto, en el equipo minoritario compuesto por Alatzne, Carmen y Álvaro. Salvo en tres ocasiones, el licenciado en Química siempre ha estado expuesto ante el público en la palestra de nominado junto a sus grandes apoyos en el concurso. Con un total de 8 nominaciones, Rafa ha desbancado a Cristina Porta como el concursante que más veces ha estado en peligro en la historia de 'La casa de los secretos'.

Sin embargo, incluida la gran final, de todas se ha salvado airoso y siendo poseedor del porcentaje más bajo para salir a la calle. Todos sus compañeros de edición le dieron la espalda salvo su mencionado cuarteto, pero hasta ellos mismos, salvo su inseparable Carmen, terminaron traicionándolo en el tramo final del concurso con tan mala suerte que perdieron la pelea contra el público.

placeholder Carmen, Alatzne, Rafa y Álvaro, en 'Secret Story 2'. (Mediaset)
Carmen, Alatzne, Rafa y Álvaro, en 'Secret Story 2'. (Mediaset)

Un punto a favor, de alguna forma, que ha hecho que el joven de Cuenca se muestre tal y como es y le perdiese el miedo a la sala de expulsiones. "Me da igual. Será lo que tenga que ser, yo miedo no tengo", repetía semana tras semana cuando estaba entre los nominados. Una presión que, a diferencia de otros, no lo han hecho perder nunca la compostura ni utilizar esta situación para que el público se apiadase de él cada jueves por la noche.

2- Torbellino de emociones

Rafa no ha pasado desapercibido en el concurso. Su peculiar forma de ser, su valentía para afrontar los contratiempos, y, sobre todo, su atípico humor picante y sus divertidas salidas cómicas, hicieron que su apoyo engordase cada semana por mostrarse cada día más transparente y seguro de sí mismo.

Los telespectadores lo han visto pedir perdón cuando se ha equivocado, hablar con sus compañeros cuando ha tenido una palabra más alta que otra, llorar de emoción y de pena, desternillarse casi todo el tiempo por cualquier situación de la convivencia, o, simplemente, resumir en su ya mítica coletilla '¡A tomar por culo, macho!', el paso del tiempo en la casa.

Su inteligencia también ha sido comentada por sus seguidores. El joven de 28 años lo mismo te citaba a un reconocido pintor o filósofo histórico como Galileo Galilei o Friedrich Nietzsche en mitad de cualquier gala en directo, que te defendía al compositor y violinista Vivaldi por encima de Maluma. Madrugadas enteras han sido las que se han tirado sus fieles escuchando atentamente las conversaciones sobre física, química o filosofía que tenía con Carmen Nadales mientras el resto de los concursantes dormían o comían chocolate a toneladas.

Foto: Carmen, en 'Secret Story'. (Mediaset España)

3- Empatía a raudales

Ha sido, sin duda, el concursante más atento, generoso y empático de esta cantera de concursantes anónimos. Le puso la alfombra roja a Álvaro, que se sumó a la convivencia días después que ellos, nunca quiso dejar solos a los invitados famosos que iban a visitarlos, como Nagore Robles o Miriam Saavedra, y también le tendió la mano la primera noche en la que Sara Cruz se hizo concursante a pocos días de la recta final del concurso.

placeholder Álvaro y Rafa, en 'Secret Story 2'. (Mediaset)
Álvaro y Rafa, en 'Secret Story 2'. (Mediaset)

Un detalle que pocos tuvieron ahí dentro, pero que se ha valorado muy positivamente aquí afuera. Aunque no opinase lo mismo que su compañero, trataba de explicarle sus motivos, y si se sobrepasaba en sus intensas intervenciones, no tardaba nada en citarse a solas con esa persona para que no lo pasase mal por su forma de pensar.

4- Amor sin venderlo

Además del maletín y el cariño de buena parte de la audiencia, Rafa Martínez también se ha llevado un amor que está por formarse. El fontanero no pudo ya ocultar más su atracción y sentimiento hacia Carmen, ya que la excusaba, defendía y buscaba por la casa a cada hora.

Sin embargo, y una vez admitido su amor por ella, ni la cordobesa ni el conquense usaron esta situación como reclamo ante el gran público. De hecho, su descarada atracción la vivían en silencio y solo llegó a exponerse por provocaciones del presentador o del propio programa cuando volvieron a meter a Carmen en la última semana del programa.

5- El alma del 24 horas

Primero en levantarse y último en acostarse, la mayoría de las veces. Acompañado o en solitario, Rafa siempre se ha inventado alguna actividad para regalar contenido a la audiencia enganchada a las conexiones del 24 horas. Desde crear una Ouija con Carmen bautizada como 'nomiouija', pasando por las interminables horas que se pasaba en el baño charlando del concurso o de la vida en general, hasta participar en bromas a otros compañeros para agitar el contenido al programa.

Rey de la vida en directo y también de las galas semanales, ya que su presencia siempre era habitual en los vídeos de la escaleta del programa, ya fuese por participar activamente en la trifulca de turno o porque otros concursantes hablaban de él y planeaban como subirlo a la palestra para decapitarlo, por ser considerado cabeza del grupo minoritario. Ha vivido, disfrutado, sentido y aprovechado la experiencia al máximo hasta el último minuto como ninguno en esa casa.

Foto: Adrián, en 'Secret Story 2'. (Mediaset)

6- Transparencia sin límite

Rafa se ha caracterizado por mantener un comportamiento lineal durante los tres meses que ha durado la edición. Desde el principio se mostró fiel a sus principios y pensamientos y como tal ha terminado saliendo de la casa. Si pensaba que tanto Marta como Adrián eran unos "muebles" en la semana cinco de concurso, ha continuado diciéndolo a dos días de cerrarse la casa.

Transparencia y naturalidad que ha impedido que lo puedan atacar por no mostrarse con sus compañeros de manera diferente a como pudiera exhibirse en la soledad del cubo: ha sido el mismo dentro y fuera y todo lo que ha pensado lo ha dicho alto, claro y a la cara. Tan rotundo que hasta llegó a atreverse a criticar al propio programa desde dentro admitiendo que no vería el 24 H si fuese telespectador de lo aburrida que estaba quedándose la casa con concursantes "mueble" como Cora, Colchero, Carlos, Marta y Adrián.

Rafael Martínez Alarcón, natural de Cuenca y residente en Madrid, ha ganado la segunda edición de 'Secret Story' con un titánico 76,1% de los votos. El fontanero de 28 años ha logrado arrasar en todas las encuestas que buscaban el vencedor del 'reality' de Telecinco, pero, sobre todo, ha barrido como nunca en las votaciones que le han entregado los 150.000 euros de premio.

Programas TV Telecinco
El redactor recomienda