Es noticia
Menú
"Eso no es muy normal": la pregunta indiscreta que arruinó su cita en 'First Dates'
  1. Televisión
  2. Programas TV
INCÓMODA CITA

"Eso no es muy normal": la pregunta indiscreta que arruinó su cita en 'First Dates'

Incluso el equipo del programa comentó las desafortunadas preguntas con las que Salvador bombardeó a su cita, Lisandro

Foto: Lisandro, en 'First Dates Café'. (Cuatro)
Lisandro, en 'First Dates Café'. (Cuatro)

Lisandro y Salvador llegaron al restaurante de 'First Dates Café' con ganas de ilusionarse de nuevo en el terreno del amor, sin embargo, la primera impresión no fue del todo positiva. Aunque físicamente parecían gustarse, la forma de vestir de cada uno marcó el primer escollo entre ambos, pero no el más importante, ya que a medida que transcurrió la cita los dos fueron cada vez alejándose más fruto de las indiscretas preguntas de este último.

Salvador entró en el programa con una caja en sus manos, de la cual extrajo cartas para ver cómo iba a ir su encuentro. Desde ahí, el joven comenzó a hacerle una retahíla de preguntas que, por momentos, puso ciertamente incómodo a Lisandro: desde cuestiones de carácter económico, hasta numerología o control y posesión dentro de las relaciones.

placeholder Lisandro y Salvador, en 'First Dates Café'. (Cuatro)
Lisandro y Salvador, en 'First Dates Café'. (Cuatro)

Hasta este punto Lisandro fue lidiando como pudo con todas ellas, siempre desde la sinceridad con el fin de dejarse conocer, pero hubo una ante la que decidió, en cierto modo, plantarse: "¿Tienes la casa limpia? ¿Tienes el cuarto ordenado?". El argentino fue incapaz de contener la risa al escuchar estas cuestiones, motivo por el cual hasta se sintió en la obligación de justificarse, pero en última instancia acabó respondiendo también: "Sí, soy ordenado y me gusta tener todo recogido, aunque esta última semana porque he estado muy ocupado con viajes".

Foto: Francisco y Reyes, concursantes de 'First Dates'. (Mediaset España)

La cara de Salvador era un poema, llegando incluso a hacer sentir culpable a Lisandro, que se confesaba frente a las cámaras del 'dating show': "Te firmo que, por lo menos, ha traído 20 preguntas apuntadas en el móvil. Me parece divino, pero así no van las citas". Igual que había hecho ante los redactores del programa, el joven también se lo dejaba claro a su cita: "¿Tus amigos te dijeron que tenías que preguntar esto y esto? ¿Estás pensando en lo que van a decir ellos cuando vean el programa? Es que preguntas mucho...".

"No, pero creo que soy muy bueno preguntando, me gusta interesarme por la otra persona", replicaba Salvador, aunque su actitud no parecía ser entendida por el resto del staff del restaurante, quienes, reunidos, comentaban la cita: "Le está haciendo preguntas que no son muy normales en una primera cita. Hay cosas que se dan por hecho, como que tiene el piso limpio, más en una primera cita", aseguraba uno de los camareros. En el mismo sentido se pronunciaba Jesús Vázquez: "Preguntar mucho en una primera cita, sobre todo con cuestiones tan personales y concretas, no es bueno". En última instancia Lisandro parecía darles la razón, optando por no tener una segunda cita con Salvador al no haber encontrado muchos puntos en común.

Lisandro y Salvador llegaron al restaurante de 'First Dates Café' con ganas de ilusionarse de nuevo en el terreno del amor, sin embargo, la primera impresión no fue del todo positiva. Aunque físicamente parecían gustarse, la forma de vestir de cada uno marcó el primer escollo entre ambos, pero no el más importante, ya que a medida que transcurrió la cita los dos fueron cada vez alejándose más fruto de las indiscretas preguntas de este último.

Programas TV First dates Cuatro
El redactor recomienda