'Sálvame': Lydia Lozano entra en cólera y dice basta ante la última falta de respeto de Kiko Hernández
  1. Televisión
  2. Programas TV
NUEVA ESPANTADA

'Sálvame': Lydia Lozano entra en cólera y dice basta ante la última falta de respeto de Kiko Hernández

El director del programa intentó retener a la colaboradora, que se marchaba indignada tras recibir descalificaciones por parte de un compañero

placeholder Foto: Lydia Lozano, en 'Sálvame'. (Telecinco)
Lydia Lozano, en 'Sálvame'. (Telecinco)

Lydia Lozano ha vivido otra tarde movidita en 'Sálvame'. Si este lunes era una de las grandes protagonistas de la tarde fruto de las críticas que Laura Fa vertió contra ella en su blog tras su controvertida intervención en la entrevista de Rocío Carrasco; en esta ocasión le tocó estar en la diana por una trifulca en la reunión habitual previa al programa, de la que salió llorando tras un fuerte enfrentamiento con alguno de sus compañeros.

La colaboradora se encontraba más callada de lo habitual este martes, 8 de junio, por lo que Paz Padilla se interesaba por conocer qué había sucedido, sobre todo tras un dardo envenenado de Kiko Hernández sobre si había contrastado una información. Lydia se negaba a entrar al trapo, y en ese momento la dirección le advertía que tenían grabada la citada reunión, unas imágenes que el programa ofrecería a la vuelta de publicidad: "Yo, muda, no voy a entrar en esto".

placeholder Lydia Lozano, en 'Sálvame'. (Telecinco)
Lydia Lozano, en 'Sálvame'. (Telecinco)

En ese momento Lozano se levantaba airada de la silla, dispuesta a no entrar en el juego. Sin embargo, y mientras las cámaras enfocaban a la presentadora haciendo la típica promoción del juego de las frutas para ganar dinero, todo parece indicar que Kiko la mandaba "a tomar por culo" fuera de pantalla, algo que hacía que esta rompiera a llorar abandonando el plató.

"¿Dónde coño trabajo? Yo nunca he faltado al respeto a un compañero, ¡no voy a tolerar que me manden a tomar por culo!", gritaba Lydia tratando de zafarse del director del programa, que trataba por todos los medios de retenerla, consciente de que era una pieza clave para el melón que estaban a punto de abrir.

Foto: Lydia Lozano, en 'Sálvame'. (Telecinco)

Lozano parecía no entrar en razón: "¿Pero qué voy a aguantar yo que me manden a tomar por culo? ¡Ya está bien hombre, que no me lo merezco, ya está bien! Me voy a mi casa, me quiero ir. ¡Que me quiero ir! No quiero hablar, Valldeperas, porque lo grabáis todo", repetía una y otra vez en clara referencia a la reunión previa, un encuentro que suele permanecer siempre ajeno a las cámaras y del que rara vez se hacen públicos sus contenidos o lo que allí suceda."

"No quiero quedarme, que esto es una falta de respeto ya. ¡A mí nadie me manda a tomar por culo!", se escuchaba gritar, desde la desesperación a Lydia Lozano segundos antes de que el magacín se fuera a publicidad, dejando a los espectadores en vilo ante lo que sucedería.

placeholder Lydia Lozano, en 'Sálvame'. (Telecinco)
Lydia Lozano, en 'Sálvame'. (Telecinco)

Finalmente, Lydia Lozano daba su brazo a torcer y se quedaba en el plató, pasando a explicar la situación: "Cuando Kiko y yo discutimos, si lo hago a las cuatro, yo ya sé lo que va a pasar por la tarde. Ya sé que no me va a dejar hablar, me va a atacar, lanzando pullas continúas... Cuando nos hemos ido a publicidad ha habido una falta de respeto y a mí si es algo que me pasa con él me duele. A mí que Kiko me tenga una falta de respeto, alguien al que no le he faltado al respeto en la vida, me duele. Hay unos límites y a mí estas faltas de respetos me duelen", sentenciaba entre lágrimas antes de ver todo lo que había sucedido durante la pausa para publicidad, con ella en brote por la tensión vivida.

Hernández prefería callarse, limitándose a decir que estos brotes de Lydia le recuerdan a 2019, siendo ya muy repetitivos. "No le voy a pedir perdón, pero sí le he dicho eso que dice". El director le llamaba la atención por no respetar unas mínimas normas de no agresión, al menos dentro del plató, y este se disculpaba con la boca pequeña. "Esto es un trabajo y entendemos que, en un momento de calentón se puedan decir cosas así, pero hay que saber rectificar", le espetaba Valldeperas, con Paz haciendo hincapié en que no se pueden hacer este tipo de cosas en el puesto de trabajo. Kiko se mantenía en su postura, haciendo un circo de sus "obligatorias" disculpas.

placeholder Kiko Hernández y Lydia Lozano, en 'Sálvame'. (Telecinco)
Kiko Hernández y Lydia Lozano, en 'Sálvame'. (Telecinco)

Acto seguido, y ante ,la insistencia de la presentadora, Kiko Hernández se ponía más serio para explicar el motivo de su cabreo: "Ayer Lydia dijo que yo era la persona que más daño le había hecho, y seguramente sea cierto porque soy como soy. Pero yo estaba en mi día libre y ella no tenía que haber sacado eso, sobre todo porque estábamos en nuestro mejor momento. El otro día la apoyé a muerte en la entrevista de 'Rocío. Contar la verdad para seguir viva', incluso cuando Rahola quería criticarla por su falta de disculpas. Yo no tenía que recibir llamadas sobre eso, y me fastidió mucho, por eso cuando llegué a la reunión tenía que decírselo. Ahora tenemos a Rocío Carrasco y 'Supervivientes, ¿qué necesidad tiene de sacar estos temas? Me fastidia y lo digo, porque no tenía que haber entrado en eso, aun siendo posiblemente verdad".

Lydia se escudaba entonces en que había sido un comentario sin importancia, que hizo porque fue preguntada sobre ello, con ella recordándole las múltiples ocasiones en que él la ha mentado en su ausencia: "Incluso me tienes preguntado al día siguiente si me he enterado de lo que has dicho". Lejos de llegar a un entendimiento, el programa optaba por correr un tupido velo sobre el enfrentamiento pasando a abordar otros asuntos.

Programas TV Lydia Lozano Sálvame Telecinco
El redactor recomienda